Trasplante autólogo de células madre o de médula ósea

Autor: Marisa Healy, BSN, RN
Contribuidor de contenido: Lara Bonner Millar, MD and Allyson Distel, MPH
Fecha de la última revisión: febrero 05, 2024

¿Qué significa autólogo?

Autólogo significa que proviene de la misma persona.

¿Qué son la médula ósea y las células madre?

La médula ósea es un material esponjoso que se encuentra dentro de los huesos grandes, como el fémur (muslo), las caderas y las costillas. La médula ósea s compone de células llamadas células madre hematopoyéticas. También hay células madre en el torrente sanguíneo llamadas células madre de sangre periférica. Estas células madre son diferentes de las utilizadas para la investigación: las células madre embrionarias.

Las células madre hematopoyéticas son células “bebé” se convierten en glóbulos blancos, glóbulos rojos o plaquetas. Pueden denominarse células madre formadoras de sangre. Crecen y se almacenan en la médula ósea hasta que son necesarias. Cada tipo de célula tiene una función:

  • Glóbulos blancos (leucocitos): Células que combaten las infecciones.
  • Glóbulos rojos (eritrocitos): Transportan el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo y devuelven el dióxido de carbono a los pulmones como residuo.
  • Plaquetas (trombocitos): Ayudan al organismo a formar coágulos de sangre para controlar las hemorragias.

¿Qué es un trasplante autólogo?

Un trasplante autólogo (llamado “autotrasplante”, para abreviar) es un tratamiento para algunos tipos de cáncer que trasplanta sus propias células sanas de regreso a su cuerpo. Antes, las células madre se obtenían directamente de la médula ósea durante un procedimiento en el que se introducían agujas en los huesos de la cadera. Por esto, los trasplantes a veces se llaman trasplantes de médula ósea.

Los trasplantes se utilizan para tratar muchos tipos diferentes de cáncer, como leucemias, síndrome mielodisplásico, mieloma múltiple, enfermedad de Hodgkin, linfoma no hodgkiniano, cáncer testicular y neuroblastoma, entre otros.

¿Qué pasos se tomarán antes del trasplante?

Sus células se recogerán utilizando un medicamento llamado factor estimulante de las colonias de granulocitos o G-CSF. Este medicamento estimula (aumenta) la liberación de células madre desde la médula ósea al torrente sanguíneo. Mediante un análisis de sangre, pueden decirnos cuántas células hay en el torrente sanguíneo. Una vez que el número sea lo suficientemente alto, acudirá a la zona del hospital donde se realiza la féresis para que le extraigan las células. Este procedimiento se denomina “aféresis”. Con la aféresis ya no es necesario extraer las células madre de la médula ósea. Así funciona la aféresis:

  • Sus células se pueden extraer utilizando un catéter en la pared torácica, o con 2 catéteres intravenosos (IV) grandes, uno colocado en cada brazo.
  • La sangre se extrae, circula a través de la máquina de aféresis para extraer las células madre, y luego el resto de la sangre se le devuelve.
  • Las células se congelan en el mismo conservante de dimetilsulfóxido (DMSO) que se utiliza para la médula ósea. Hay que preservar las células en hielo, lo que se denomina “criopreservación”, porque estas deben extraerse (“cosecharse”) meses antes del trasplante.
  • Durante la extracción, puede sentir hormigueo o entumecimiento alrededor de los labios. Esto es causado por una pérdida de calcio y por lo general se mejora comiendo algunas tabletas de calcio.

En los días previos al trasplante, recibirá dosis altas de quimioterapia y, en algunos casos radiación. La quimioterapia es un conjunto de medicamentos que actúan destruyendo las células que se dividen rápidamente en el organismo. Las células cancerosas tienden a dividirse rápidamente, pero también lo hacen muchas células sanas (como las células del tracto gastrointestinal, los folículos pilosos y las células sanguíneas).

La quimioterapia también puede dañar las células sanas, lo que provoca efectos secundarios. La “toxicidad limitante de la dosis” se produce cuando sus efectos secundarios son tan graves que su proveedor reduce la dosis de quimioterapia. Los recuentos sanguíneos bajos (recuentos bajos de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas) son un efecto secundario que puede limitar la dosis de quimioterapia.  

Con un trasplante autólogo, los proveedores le administran altas dosis de quimioterapia para limpiar su médula ósea, pero luego “rescatan” la médula ósea utilizando sus propias células madre (que se recogieron anteriormente, antes de la quimioterapia).

¿Cómo se realiza el trasplante?

Una vez finalizada la preparación, descansará durante 1 o 2 días para que su organismo procese y elimine la quimioterapia, de forma que las células nuevas no resulten dañadas. El día del trasplante a veces se denomina “día 0”.

  • El día del “trasplante” se le administrarán algunos medicamentos (llamados premedicamentos) para prevenir cualquier reacción al conservante DMSO.
  • También se le administrarán líquidos intravenosos (IV).
  • La presión arterial y la frecuencia cardíaca se controlan estrechamente. Una vez que haya recibido la premedicación, se descongelarán las células madre congeladas. Se le devolverán como una transfusión de sangre. Las plaquetas se administran a través de su línea intravenosa.

Las células madre van al espacio de la médula ósea y empiezan a fabricar nuevas células para sustituir a todas las que fueron destruidas (“ablatidas”) por la quimioterapia. Aunque está fabricando células, el sistema inmunitario de su organismo no está funcionando como debería.

¿Qué sucede después del trasplante?

El momento jsto después del trasplante, mientras espera que se fabriquen células, se llama el “nadir”. Suele ser la parte más difícil. Los recuentos de células sanguíneas son muy bajos, lo que supone un riesgo de infecciones, hemorragias y fatiga intensa. No tiene glóbulos blancos para combatir las infecciones, por lo que puede tener fiebre y necesitar antibióticos. Todos los visitantes y el personal de cuidado médico deben lavarse las manos antes de entrar en su habitación. Cualquier persona que esté enferma o viva con alguien que esté enfermo debe quedarse en casa.

Los recuentos bajos de plaquetas pueden causar hemorragias, y durante este tiempo, son frecuentes las transfusiones de plaquetas. El recuento bajo de glóbulos rojos (llamado anemia) también puede ser difícil. Puede verse pálido, sentirse muy cansado y necesitar transfusiones de glóbulos rojos. Muchos pacientes afirman que el peor efecto secundario es la fatiga extrema. Solo levantarse de la cama es una tarea difícil. Cuando pueda, los paseos cortos por los pasillos o el ejercicio ligero en su habitación pueden aumentar su energía.

También debe ocuparse de los efectos secundarios de la quimioterapia que haya recibido. Son diarrea, náuseas, vómitos, caída del cabello, fiebre, escalofríos, disminución del apetito y llagas en la boca (llamadas mucositis). Cada paciente es diferente y es difícil saber quién tendrá más efectos secundarios. Los medicamentos de quimioterapia utilizados antes del trasplante pueden variar, y algunos tienen más probabilidades de causar ciertos efectos secundarios que otros.

Durante este tiempo podrá permanecer en el hospital o en una clínica cercana, donde se vigilará estrechamente su salud. Durante este tiempo, es posible que desee y necesite el apoyo de su familia. También es posible que no se sienta bien y solo quiera descansar. Sea honesto con sus seres queridos sobre cómo pueden ser útiles. También es posible que quiera que una persona que informe cada día sea la persona de contacto de otros seres queridos.

¿Qué es el prendimiento del injerto?

El prendimiento es el punto en el que las células madre comienzan a hacer su trabajo y los recuentos de células sanguíneas empiezan subir. Pueden pasar entre 7 y 12 días después del día 0 para que las células madre fabriquen nuevas células y para que estas funcionen como deberían.

  • El primer número que su equipo de cuidado médico busca es el recuento de neutrófilos, que es un tipo de glóbulo blanco que es el más importante para combatir las infecciones bacterianas. El equipo de cuidado médico controlará su recuento de neutrófilos y, cuando llegue a un cierto nivel, podrá dejar de tomar antibióticos y, en muchos casos, volver a casa. El tiempo hasta el prendimiento varía, pero a menudo oscila entre 7 y 12 días.
  • Los recuentos de glóbulos rojos y plaquetas pueden tardar algunas semanas en volver a un intervalo normal, pero a menudo puede irse a casa cuando no necesite habitualmente transfusiones de sangre o plaquetas.

Empezará a sentirse mejor a medida que le vayan subiendo los recuentos. Sus proveedores le dirán qué debe hacer para mantenerse lo más saludable posible cuando regrese a casa.

¿Cómo se sentirá una vez que esté en casa?

Esto depende de lo que haya pasado en las últimas semanas. Las personas pueden tardar semanas, meses o incluso un año en volver a sentirse como “era antes”. Algunos pacientes reportan falta de apetito o sabor metálico de la comida durante meses después del trasplante. Esta época puede ser difícil, ya que los familiares y amigos pueden suponer que la persona está “mejor” desde que está en casa, y el trasplante ha terminado. Pueden tener la expectativa de que usted regresa a su vida normal. Si lo necesita, pida ayuda. Hágales saber a los demás lo que necesita y cómo pueden ser más útiles.

Si tiene preguntas sobre el trasplante autólogo, asegúrese de hablar con su proveedor.  

Recursos para obtener más información

Trasplantes de células madre hematopoyéticas del Instituto Nacional del Cáncer (NCI).

¿Qué es un trasplante de células madre de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO)?

Abeloff M, Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow, JH, Kastan MB, Tepper, JE. Abeloff’s Clinical Oncology. 5th edition. Philadelphia: Churchill Livingstone; 2014.

American Cancer Society (2023). Types of Stem Cell and Bone Marrow Transplants. 

National Marrow Donor Program and Be The Match. Transplant Process. 

Wilke, C., Cao, Q., Dusenbery, K. E., Bachanova, V., Lazaryan, A., Lee, C. K., & Yuan, J. (2017). Role of Consolidative Radiation Therapy After Autologous Hematopoietic Cell Transplantation for the Treatment of Relapsed or Refractory Hodgkin Lymphoma. International journal of radiation oncology, biology, physics, 99(1), 94–102. https://doi.org/10.1016/j.ijrobp.2017.05.007

Publicaciones de Blog Relacionadas

December 15, 2023

Grabbing the Perfect Gift

by Christina Bach, MSW, LCSW, OSW-C

May 31, 2023

A Poet’s Autobiography of Cancer

by OncoLink Team

July 26, 2022

Fear

by Rodney Warner, JD