Bajo recuento de plaquetas (trombocitopenia)

OncoLink
Última Vez Revisión: 8 de febrero de 2018

La trombocitopenia es un nivel bajo de plaquetas. La radioterapia, ciertos medicamentos de quimioterapia y algunos tipos de cáncer pueden dañar las plaquetas y provocar trombocitopenia. Los pacientes que reciben una combinación de radioterapia y quimioterapia tienen mayor riesgo de trombocitopenia.

Las plaquetas juegan un papel importante en la coagulación de la sangre, por lo que la trombocitopenia lo pone en mayor riesgo de sangrado. Por lo tanto, mientras esté recibiendo la terapia, tenga cuidado de evitar cualquier actividad que pueda resultar en sangrado. Incluso las lesiones más leves, como un pequeño corte o protuberancia, pueden ocasionar sangrado excesivo cuando las plaquetas están bajas.

Un recuento plaquetario normal oscila entre 150.000 y 400.000 por mm3 de sangre (algunas instituciones prefieren un rango superior de 450.000 por mm3). Mientras recibe quimioterapia o radioterapia, su recuento de plaquetas puede disminuir. Su recuento de plaquetas se verificará durante el transcurso de sus tratamientos. Cada vez que el recuento de plaquetas desciende por debajo de 50.000 por mm3, se considera que existe un mayor riesgo de sangrado. Si su recuento de plaquetas cae por debajo de 10.000 por mm3, es posible que necesite una transfusión de plaquetas.

¿Qué puedo hacer para prevenir o disminuir el sangrado?

Debido a que las plaquetas a veces se destruyen como efecto secundario de la radioterapia y la quimioterapia, no hay nada específico que usted pueda hacer para prevenir que ocurra la trombocitopenia. Hay varias cosas que usted puede hacer para reducir su riesgo de lesión cuando tiene las plaquetas bajas:

Es esencial tomar medidas inmediatas ante los primeros signos de un recuento bajo de plaquetas, ya que puede ayudar a prevenir un episodio de sangrado. Los signos y síntomas de un recuento bajo de plaquetas incluyen:

  • Moretones excesivos en la piel
  • Pequeñas manchas rojas en la piel llamadas petequias
  • Sangrado de encías
  • Hemorragias nasales que no se detienen
  • Sangrado excesivo por un corte pequeño o sangrado que no se detiene incluso después de aplicar presión
  • Orina de color oscuro o sangre en la orina
  • Sangre del recto, sangre en las heces o heces de color negro
  • Sangrado menstrual que es más abundante de lo normal, dura más de lo normal u ocurre entre períodos

¿Qué puedo hacer para reducir el sangrado si desarrollo trombocitopenia?

  • Mantenga su boca limpia y seca.
  • Cepíllese los dientes suavemente con un cepillo de cerdas suaves. Si no puede usar un cepillo de dientes, use una esponja dentada para limpiar sus dientes y encías.
  • Enjuague su boca después de cada comida con una solución de bicarbonato de sodio (2 cucharaditas de bicarbonato de sodio en 8 onzas de agua).
  • No use hilo dental.
  • Evite los enjuagues bucales comerciales que contengan alcohol. El alcohol puede resecar su boca, lo cual puede causar sangrado.
  • Use vaselina u otros bálsamos labiales para mantener sus labios húmedos y evitar que se agrieten.
  • Tome sorbos de agua o jugo con frecuencia si su lengua o boca se sienten secas.
  • Modifique las prácticas de higiene femenina:
    • Use toallas sanitarias en lugar de tampones durante la menstruación.
    • Evite las duchas vaginales.

Tome estas otras precauciones generales:

  • No tosa con fuerza ni con fuerza. Si tiene tos persistente, notifique a su médico o enfermera, quien puede recomendarle un jarabe para la tos.
  • No se suene la nariz demasiado fuerte.
  • Evite hacer demasiado esfuerzo con las deposiciones. Si tiene un problema de estreñimiento, tome un ablandador de heces o laxante para hacerlo más fácil.
  • No use termómetros rectales, supositorios o enemas.
  • Use una maquinilla de afeitar eléctrica para evitar cortes.
  • No se someta a ningún trabajo dental o limpieza antes de hablar con su oncólogo.
  • No tome ningún medicamento que afecte la coagulación de la sangre.
  • No tome aspirina ni ningún producto que contenga aspirina. Revise las etiquetas de todos los medicamentos que está tomando para ver si contienen ácido salicílico, el nombre químico de la aspirina. Si no está seguro sobre un medicamento o no puede saberlo leyendo la etiqueta, consulte con su oncólogo, enfermera o farmacéutico.
  • No tome aspirina (ácido salicílico), ningún producto que contenga aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como Motrin/Advil (ibuprofeno), Aleve (naproxeno), Celebrex (celecoxib), etc., ya que todos ellos pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Adapte su estilo de vida para minimizar el riesgo de sangrado.

  • Evite actividades extenuantes y levantar objetos pesados.
  • Evite deportes y actividades que puedan resultar en caídas y/o lesiones, incluyendo pero no necesariamente limitado a andar en bicicleta, patinar, andar en patineta y esquiar.
  • Beba de 8 a 10 vasos de 8 onzas de líquido sin alcohol al día para mantener su boca húmeda, evitar el estreñimiento y mantener el revestimiento intestinal en buenas condiciones.
  • Use zapatos o zapatillas en todo momento para proteger sus pies.
  • No use ropa ajustada.
  • Consulte con su médico o enfermera sobre la seguridad de la actividad sexual en relación con su bajo recuento de plaquetas. Hable con sus proveedores de atención médica si tiene prácticas sexuales específicas que le preocupan. Es posible que le digan que no debe tener relaciones sexuales, ya que la penetración vaginal o anal (incluyendo juguetes/productos) o el sexo oral pueden presentar un riesgo de sangrado. Si la relación sexual está permitida por su proveedor de atención médica, use un lubricante a base de agua y evite el empuje vigoroso durante la relación sexual.

¿Y si empiezo a sangrar?

Incluso si usted ha tomado precauciones especiales para disminuir la probabilidad de lesión y sangrado, es posible que ocurra un sangrado. Si se produce un sangrado, aplique presión firme durante 5 minutos en el área. Si el sangrado no se detiene después de 5 minutos, continúe aplicando presión hasta que se haya detenido completamente.

Si tiene una hemorragia nasal, aplique presión con los dedos por debajo del puente de la nariz hasta que el sangrado se detenga. Mantenga la cabeza levantada.

¿Cuándo debo llamar a mi doctor?

Llame a su médico de inmediato si tiene uno o más de los siguientes problemas:

  • Sangrado que no se detiene después de haber aplicado presión de 10 a 15 minutos.
  • Hay sangre en la orina o la orina aparece de color oscuro.
  • Le sale sangre del recto, hay sangre en las heces o las heces son negras.
  • Un cambio en la visión.
  • Un dolor de cabeza persistente, visión borrosa o un cambio en su nivel de conciencia, como una disminución del período de atención, sueño excesivo, confusión y/o dificultad para despertarse.

Si tiene una lesión grave o comienza a sangrar espontáneamente, acuda inmediatamente a la sala de emergencias del hospital más cercano. Asegúrese de informarle al médico que está recibiendo terapia para el cáncer y que su recuento de plaquetas puede ser bajo.

¿Cómo se trata el linfedema?

Si su recuento de plaquetas baja a un nivel lo suficientemente bajo como para que su oncólogo se preocupe por el riesgo significativo de sangrado, puede ordenar transfusiones de plaquetas. Estas transfusiones se realizan con mayor frecuencia en un centro de tratamiento ambulatorio. A menos que existan otros problemas, los pacientes rara vez son admitidos en el hospital solo para recibir transfusiones de plaquetas.

Si es necesario, su oncólogo puede decidir retrasar otros tratamientos hasta que su recuento de plaquetas haya vuelto a los niveles normales.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

Preguntas frecuentes


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
 
 
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines