Sirolimus Protein-Bound (Fyarro™)

Autor: Karen Arnold-Korzeniowski, BSN RN
Contribuidor de contenido: Desiree Croteau, PharmD - Oncology Clinical Pharmacy Specialist
Fecha de la última revisión:

Pronunciado: sir-OH-li-mus PROE-teen bownd

Clasificación: Inhibidor de cinasa/inhibidor de mTOR

Acerca de: Sirolimus Protein-Bound (Fyarro™)

El sirolimus unido a proteínas es un inhibidor de la cinasa que inhibe la rapamicina cinasa (mTOR cinasa), una enzima necesaria para el crecimiento y la supervivencia celular. Al bloquear esta enzima, el medicamento previene la división celular y, a su vez, el crecimiento del tumor. El medicamento también puede interrumpir la angiogénesis, el desarrollo de los vasos sanguíneos para suministrar al tumor los nutrientes que necesita para crecer.

Cómo tomar

Este medicamento se administra por vía intravenosa (IV, directamente en una vena). La dosis se basa en su tamaño. Su equipo determinará la frecuencia con la que recibirá el medicamento.

Los niveles en sangre de este medicamento pueden verse afectados por ciertos alimentos y medicamentos, por lo que deben evitarse. Estos incluyen: toronja, jugo de toronja, verapamilo, ketoconazol, rifampicina, fenitoína, hierba de San Juan y modafinilo, entre otros. Asegúrese de informar a su proveedor de cuidado médica sobre todos los medicamentos y suplementos que toma.

Usted, o cualquier persona con la que viva, debe evitar recibir vacunas vivas o atenuadas vivas mientras recibe este medicamento. Estos incluyen el herpes zóster (Zostavax) para la prevención de la culebrilla, la poliomielitis oral, el sarampión, la vacuna nasal contra la gripe (FluMist®), el rotavirus y las vacunas contra la fiebre amarilla.

Posibles efectos secundarios

Puede hacer varias cosas para controlar los efectos secundarios del sirolimus unido a proteínas. Hable con su equipo de cuidado sobre estas recomendaciones. Ellos pueden ayudarlo a decidir qué funcionará mejor para usted. Estos son algunos de los efectos secundarios más comunes o importantes:

Llagas en la boca (estomatitis)

Ciertos tratamientos contra el cáncer pueden causar llagas o dolor en la boca o la garganta. Informe a su médico o enfermera si su boca, lengua, interior de su mejilla o garganta se pone blanca, ulcerada o dolorosa. Realizar un cuidado bucal regular puede ayudar a prevenir o controlar las llagas en la boca. Si las llagas en la boca se vuelven dolorosas, su médico o enfermera pueden recomendarle un analgésico.

  • Cepíllese con un cepillo de dientes de cerdas suaves o un hisopo de algodón dos veces al día.
  • Evite los enjuagues bucales que contengan alcohol. Se recomienda un enjuague bucal de agua tibia con bicarbonato de sodio y/o sal (2 cucharaditas rasas de bicarbonato de sodio o 1 cucharadita rasa de sal en un vaso de ocho onzas de agua tibia) 4 veces al día.
  • Si su boca se vuelve seca, coma alimentos húmedos, beba muchos líquidos (6-8 vasos) y chupe caramelos duros sin azúcar.
  • Evite fumar y masticar tabaco, beber bebidas alcohólicas y jugos cítricos.

Recuento bajo de glóbulos rojos (anemia)

Sus glóbulos rojos son responsables de transportar oxígeno a los tejidos de su cuerpo. Cuando el recuento de glóbulos rojos es bajo, es posible que se sienta cansado o débil. Debe informar a su equipo de cuidado oncológica si experimenta falta de aire, dificultad para respirar o dolor en el pecho. Si el recuento es demasiado bajo, es posible que reciba una transfusión de sangre.

Problemas de riñon

Este medicamento puede causar problemas renales, incluido un aumento del nivel de creatinina, que su equipo de cuidado oncológica puede controlar mediante análisis de sangre. Informe a su proveedor de cuidado médica si nota una disminución de la producción de orina, sangre en la orina, hinchazón en los tobillos o pérdida del apetito.

Fatiga

La fatiga es muy común durante el tratamiento del cáncer y es una sensación abrumadora de agotamiento que generalmente no se alivia con el descanso. Durante el tratamiento contra el cáncer y durante un período posterior, es posible que deba ajustar su horario para controlar la fatiga. Planifique tiempos para descansar durante el día y conservar energía para actividades más importantes. El ejercicio puede ayudar a combatir la fatiga; una simple caminata diaria con un amigo puede ayudar. Hable con su equipo de atención médica para obtener consejos útiles sobre cómo lidiar con este efecto secundario.

Erupción

Algunos pacientes pueden desarrollar sarpullido, piel escamosa o protuberancias rojas que pican. Use una crema hidratante sin alcohol en la piel y los labios; Evite las cremas hidratantes con perfumes o esencias. Su equipo de cuidado oncológica puede recomendarle un medicamento tópico si la picazón es molesta. Si su piel se agrieta o sangra, asegúrese de mantener el área limpia para evitar infecciones. Asegúrese de notificar a su equipo de atención oncológica sobre cualquier erupción que se desarrolle, ya que puede ser una reacción. Ellos pueden darle más consejos sobre el cuidado de su piel.

Infección y recuento bajo de glóbulos blancos (leucopenia o neutropenia)

Este medicamento puede causar infecciones potencialmente mortales, con o sin una disminución en el recuento de glóbulos blancos...

Los glóbulos blancos (GB) son importantes para combatir infecciones. Mientras recibe tratamiento, su recuento de glóbulos blancos puede disminuir, lo que lo pone en mayor riesgo de contraer una infección. Debe informar a su médico o enfermera de inmediato si tiene fiebre (temperatura superior a 100,4 °F o 38 °C), dolor de garganta o resfriado, dificultad para respirar, tos, ardor al orinar o una llaga que no curar.

Consejos para prevenir infecciones:

  • Lavarse las manos, tanto las suyas como las de sus visitantes, es la mejor manera de prevenir la propagación de infecciones.
  • Evite las grandes multitudes y las personas enfermas (es decir, aquellos que tienen un resfriado, fiebre o tos o viven con alguien con estos síntomas).
  • Cuando trabaje en su jardín, use ropa protectora que incluya pantalones largos y guantes.
  • No manipule desechos de mascotas.
  • Mantenga todos los cortes o rasguños limpios.
  • Dúchese o báñese diariamente y realice cuidado bucal frecuente.
  • No corte las cutículas ni las uñas encarnadas. Puede usar esmalte de uñas, pero no uñas postizas.
  • Pregúntele a su equipo de cuidado oncológica antes de programar citas o procedimientos dentales.
  • Pregúntele a su equipo de cuidado oncológica antes de que usted o alguien con quien vive tenga alguna vacuna.

Nivel alto de colesterol/triglicéridos

Este medicamento puede causar niveles altos de colesterol y/o triglicéridos. Es posible que lo controlen mediante análisis de sangre. No hay síntomas inmediatos de colesterol/triglicéridos altos, pero cuando no se trata adecuadamente, puede provocar un ataque al corazón y un derrame cerebral.

Náuseas y/o Vómitos

Hable con su equipo de cuidado oncológica para que puedan recetarle medicamentos que lo ayuden a controlar las náuseas y los vómitos. Además, los cambios en la dieta pueden ayudar. Evite las cosas que pueden empeorar los síntomas, como los alimentos pesados o grasosos, picantes o ácidos (limones, tomates, naranjas). Pruebe las galletas saladas o el ginger ale para disminuir los síntomas.

Llame a su equipo de atención oncológica si no puede retener los líquidos durante más de 12 horas o si se siente aturdido o mareado en cualquier momento.

Edema periférico

El edema periférico es la hinchazón de las extremidades causada por la retención de líquidos. Puede causar hinchazón de manos, brazos, piernas, tobillos y pies. La hinchazón puede volverse incómoda. Notifique a su equipo de atención de oncología si experimenta alguna inflamación nueva o que empeora.

Diarrea

La diarrea puede ser un efecto secundario grave de este medicamento. Notifique a su proveedor de cuidado si comienza a tener diarrea para determinar qué medicamentos debe tomar. La diarrea puede provocar deshidratación, por lo que es importante controlar este efecto secundario.

Su equipo de cuidado oncológica puede recomendarle medicamentos para aliviar la diarrea. Además, trate de comer alimentos suaves y bajos en fibra, como arroz blanco y pollo hervido o al horno. Evite las frutas crudas, las verduras, los panes integrales, los cereales y las semillas. La fibra soluble se encuentra en algunos alimentos y absorbe líquidos, lo que puede ayudar a aliviar la diarrea. Los alimentos ricos en fibra soluble incluyen: puré de manzana, plátanos (maduros), frutas enlatadas, gajos de naranja, papas hervidas, arroz blanco, productos elaborados con harina blanca, avena, crema de arroz, crema de trigo y farina. Beba de 8 a 10 vasos de líquido sin alcohol y sin cafeína al día para prevenir la deshidratación.

Dolor muscular o articular/dolores y dolor de cabeza

Su proveedor de cuidado médica puede recomendarle medicamentos y otras estrategias para ayudar a aliviar el dolor.

Disminución del apetito o cambios en el gusto

La nutrición es una parte importante de su cuidado. El tratamiento del cáncer puede afectar su apetito y, en algunos casos, los efectos secundarios del tratamiento pueden hacer la alimentación más difícil. Pregúntele a su equipo de cuidado oncológica sobre los servicios de asesoramiento nutricional en su centro de tratamiento para ayudarlo con la elección de alimentos.

  • Trate de comer cinco o seis comidas pequeñas o refrigerios a lo largo del día, en lugar de 3 comidas más grandes.
  • Si no está comiendo lo suficiente, los suplementos nutricionales pueden ayudar.
  • Es posible que experimente un sabor metálico o que la comida no tenga ningún sabor. Es posible que no le gusten los alimentos o las bebidas que le gustaban antes de recibir el tratamiento contra el cáncer. Estos síntomas pueden durar varios meses o más después de que finaliza el tratamiento.
  • Evite cualquier alimento que crea que huele o sabe mal. Si la carne roja es un problema, coma pollo, pavo, huevos, productos lácteos y pescado sin olor fuerte. A veces, la comida fría tiene menos olor.
  • Agregue un sabor extra a la carne o el pescado marinando en jugos dulces, salsa agridulce o aderezos. Use condimentos como albahaca, orégano o romero para agregar sabor. El tocino, el jamón y la cebolla pueden agregar sabor a las verduras.

Toxicidad hepática

Este medicamento puede causar toxicidad hepática, que su equipo de atención oncológica puede controlar mediante análisis de sangre llamados pruebas de función hepática. Informe a su proveedor de atención médica si nota un color amarillento en la piel o los ojos, su orina se ve oscura o marrón, o si tiene dolor en el abdomen, ya que estos pueden ser signos de toxicidad hepática.

Anomalías de electrolitos

Este medicamento puede afectar los niveles normales de electrolitos (potasio, sodio, etc.) en su cuerpo. Se controlarán sus niveles mediante análisis de sangre. Si sus niveles bajan demasiado, su equipo de atención puede recetarle electrolitos específicos para administrarlos por vía intravenosa o por vía oral. No tome ningún suplemento sin antes consultar con su equipo de atención.

Alta presión sanguínea

Este medicamento puede causar presión arterial alta (hipertensión). Los pacientes deben controlar su presión arterial regularmente durante la terapia. Cualquier hipertensión debe tratarse adecuadamente. Si no se puede controlar la hipertensión, se puede suspender el medicamento. Informe cualquier dolor de cabeza, cambios en la visión o mareos a su equipo de atención oncológica.

Sangrado/Hemorragia

Este medicamento puede causar sangrado grave en algunos casos. Infórmele a su equipo de oncología de inmediato si tiene un exceso de hematomas o sangrado, incluidas hemorragias nasales, encías sangrantes o sangre en la orina o las heces.

Estreñimiento

Hay varias cosas que puede hacer para prevenir o aliviar el estreñimiento. Incluya fibra en su dieta (frutas y verduras), beba de 8 a 10 vasos de líquidos sin alcohol al día y manténgase activo. Un ablandador de heces una o dos veces al día puede prevenir el estreñimiento. Si no defeca durante 2 o 3 días, debe comunicarse con su equipo de cuidado médica para obtener sugerencias para aliviar el estreñimiento.

Los efectos secundarios menos comunes, pero importantes, pueden incluir:

  • Reacciones alérgicas: En algunos casos, los pacientes pueden tener una reacción alérgica a este medicamento. Los signos de una reacción pueden incluir: falta de aliento o dificultad para respirar, dolor en el pecho, sarpullido, enrojecimiento o picazón, o disminución de la presión arterial. Si nota algún cambio en cómo se siente durante la infusión, informe a su enfermera inmediatamente. La infusión se ralentizará o se detendrá si esto ocurre. Dependiendo de la gravedad de su reacción, es posible que aún pueda recibir el medicamento con un medicamento previo para prevenir una reacción, o si el medicamento se administra a un ritmo más lento.
  • Enfermedad pulmonar intersticial/neumonitis no infecciosa: Los pacientes pueden desarrollar una inflamación de los pulmones (llamada neumonitis) mientras toman este medicamento. Notifique de inmediato a su equipo de cuidado oncológica si presenta síntomas nuevos o que empeoran, como dificultad para respirar, dificultad para respirar, tos o fiebre.
  • Alto nivel de azúcar en la sangre: este medicamento puede causar niveles elevados de azúcar en la sangre en pacientes con y sin diabetes. Su equipo de cuidado oncológica controlará su nivel de azúcar en la sangre. Si desarrolla un aumento de la sed, la micción o el hambre, visión borrosa, dolores de cabeza o su aliento huele a fruta, notifique a su equipo de atención médica. Los diabéticos deben monitorear de cerca su nivel de azúcar en la sangre e informar las elevaciones al equipo de atención médica.

Preocupaciones sexuales y reproductivas

Este medicamento puede afectar su sistema reproductivo, dando como resultado que el ciclo menstrual o la producción de espermatozoides se vuelvan irregulares o se detengan permanentemente. Las mujeres pueden experimentar efectos menopáusicos que incluyen sofocos y sequedad vaginal. Además, el deseo sexual puede disminuir durante el tratamiento. Es posible que desee considerar el banco de esperma o la recolección de óvulos si desea tener un hijo en el futuro. Analice estas opciones con su equipo de oncología.

La exposición de un feto a este medicamento podría causar defectos de nacimiento, por lo que no debe quedar embarazada ni engendrar un hijo mientras toma este medicamento. Es necesario un control de la natalidad efectivo durante el tratamiento y durante al menos 12 semanas después del tratamiento, incluso si su ciclo menstrual se detiene o cree que no está produciendo esperma. No debe amamantar mientras recibe este medicamento o durante 2 semanas después de su última dosis.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z
#
C
E
L
M
P
S
T