Cómo tratar la fatiga

Autor: Marisa Healy, BSN, RN
Contribuidor de contenido: Katherine Okonak, MSW, LSW
Fecha de la última revisión: enero 31, 2024

¿Qué es la fatiga?

La fatiga es uno de los efectos secundarios más frecuentes del tratamiento del cáncer. Puede estar causada por la cirugía, la quimioterapia, la radioterapia u otros medicamentos utilizados para tratar el cáncer. Es una sensación de agotamiento, de fatiga total, de que su cuerpo está “pesado” y es difícil moverlo, o de incapacidad para concentrarse. La fatiga puede causar agotamiento físico, emocional y mental.

La fatiga relacionada con el cáncer no es causada por demasiada actividad, y a menudo no desaparece con el reposo. Los proveedores de cuidado médico no saben exactamente qué causa la fatiga relacionada con el cáncer. Probablemente tenga varias causas diferentes, lo que dificulta su tratamiento.

Se ha observado que el tratamiento de la anemia y el ejercicio pueden ayudar a controlar la fatiga. También hay otras formas de controlar la fatiga. Hable con su proveedor sobre su fatiga y los posibles tratamientos.

Ejercicio

Se ha demostrado que el ejercicio mejora la fatiga y la calidad de vida.

  • Empiece despacio si es necesario, tal vez dando un paseo alrededor de la manzana, y luego aumente el tiempo o la distancia a medida que se sienta más cómodo.
  • Tener un compañero con quien hacer ejercicio puede ayudarle a sentir motivación y disfrutarlo más.
  • Trate de incluir ejercicios de resistencia (caminar, correr, nadar) y fuerza (pesas, Pilates).
  • Un programa de rehabilitación del cáncer o un fisioterapeuta pueden ayudarle a elaborar un plan adecuado para usted.

Tratamiento de la anemia

La anemia se produce cuando la cantidad de glóbulos rojos (hemoglobina) en el organismo es demasiado baja. La hemoglobina ayuda a transportar el oxígeno por todo el cuerpo. Este oxígeno es el combustible para los músculos, y los bajos niveles de oxígeno pueden provocar fatiga.

  • El tratamiento de la anemia depende de la causa y de sus síntomas. Los posibles tratamientos son: píldoras de hierro, transfusión de glóbulos rojos o factores de crecimiento para ayudar a la producción de glóbulos rojos. 
  • Su proveedor de cuidado médico puede hablar con usted sobre el tratamiento, si lo hay, que es adecuado para usted.

Otros consejos para controlar la fatiga

  • Permítase descansar y establezca un horario para dormir. Descansar demasiado puede empeorar la fatiga, así que mantenga los tiempos de descanso de 45 a 60 minutos. Trate de mantener un horario normal para dormir (acostarse y despertarse al mismo tiempo), limite las siestas a 45 a 60 minutos, evite la cafeína y, si está teniendo problemas, hable con su proveedor acerca de tomar un somnífero.
  • Ahorre energía para cuando más la necesite o desee. Si hay algo que desea hacer por la tarde, asegúrese de tomarse el tiempo para descansar por la mañana y por la noche. Evite tareas que no tenga que hacer.
  • ¡Pida ayuda! Las personas quieren ayudar, pero no siempre saben qué hacer. Pídale a un amigo que limpie, prepare una comida, le haga un recado, o simplemente siéntese y converse. Piense en la personalidad y las fortalezas de la persona cuando le pida ayuda, y acepte que puede hacerlo de manera diferente a usted.
  • Lleve un registro de sus días malos. Si sabe que el día posterior al tratamiento es un mal día, no haga planes para ese día. Si trabaja todos los días, programe el tratamiento para el viernes en la tarde, para que pueda descansar el fin de semana.
  • Informe a los amigos y la familia que, aunque haga planes, habrá algunos días en los que simplemente no podrá hacerlos y puede que tenga que cancelar los o cambiarlos.
  • Asegúrese de seguir una dieta equilibrada con hidratos de carbono y proteínas para obtener energía, evite las comidas grasas pesadas y pruebe 4 o 5 comidas más pequeñas en lugar de 3 más grandes.
  • Dedique tiempo a actividades que le den energía, como visitar amigos, comer fuera, escuchar música o practicar un pasatiempo que le guste.
  • Es posible que pueda cambiar su horario de trabajo mientras recibe el tratamiento. Hable con su representante de recursos humanos sobre la Ley para Estadounidenses con Discapacidades (Americans with Disabilities Act, ADA) y la Ley de Licencia Médica Mamiliar (Family Medical Leave Act, FMLA), el tiempo de la enfermedad y la cobertura de cuidado médico.
  • Las terapias complementarias como los masajes, las técnicas de relajación, la meditación y el yoga ayudan a aliviar la fatiga.
  • Si siente dolor, el tratamiento apropiado para el dolor puede ayudar a aliviar la fatiga. 
  • Pregunte cómo controlar otros efectos secundarios del tratamiento que afectan el sueño, como náuseas, vómitos, diarrea, mucositis y problemas cutáneos.

Asegúrese de comunicarles a su médico o enfermero si no observa ninguna disipación de la fatiga o si comienza a sentirse deprimido, siente pérdida de interés o tiene un aumento de ansiedad, ya que esto podría ser una señal de otros problemas.

American Cancer Society. (2020). What is fatigue or weakness?

National Institutes of Health: National Cancer Institute. (2023). Fatigue (PDQ®)–Patient Version.

American Society of Hematology. Anemia. Retrieved 2024.

Publicaciones de Blog Relacionadas

May 16, 2023

Resource Round-Up: 2Unstoppable

by Carolyn Vachani, MSN, RN, AOCN

April 19, 2023

Happy Occupational Therapy Month

by OncoLink Team

July 19, 2022

Managing Side Effects with South Asian Foods

by OncoLink Team