Nilotinib (Tasigna®)

OncoLink Team
Última Vez Revisión: 29 de octubre de 2018

Clasificación: Inhibidor de la tirocina cinasa

Acerca de: Nilotinib (Tasigna®)

El nilotinib es un tipo de medicamento llamado inhibidor de la tirosina cinasa. Una cinasa es una enzima que favorece la proliferación celular. Existen muchos tipos de cinasas, que controlan diferentes fases de la proliferación celular. Al bloquear la acción de una enzima en particular, este medicamento puede retardar la proliferación de las células cancerosas.

Cómo tomar el nilotinib

El nilotinib viene en forma de comprimido para tomar por vía oral, dos veces al día. La dosis debe tomarse con el estómago vacío (1 hora antes o 2 horas después de la comida), con un vaso lleno de agua. Las dosis deben tomarse con 12 horas de diferencia y nunca con menos de 8 horas de diferencia. Trague las pastillas enteras; no las triture, mastique ni rompa. Si olvidó tomar una dosis, tome la siguiente dosis programada a la hora habitual. No tome dos dosis al mismo tiempo. Si no puede tragar las cápsulas, puede mezclar el contenido de la cápsula con una cucharadita de puré de manzana y tragar la mezcla inmediatamente.

Es importante asegurarse de que está tomando la cantidad correcta de medicamento cada vez. Antes de cada dosis, compruebe que lo que está tomando coincida con lo que le han prescrito.

Los niveles de este medicamento en sangre pueden verse afectados por ciertos alimentos y medicamentos, por lo que deben evitarse. Estos incluyen: pomelo, jugo de pomelo, verapamilo, ketoconazol, rifampicina, fenitoína, hierba de San Juan y modafanil. Asegúrese de informar al médico sobre todos los medicamentos y suplementos que toma.

No debe tomar el nilotinib al mismo tiempo que los medicamentos para la acidez gástrica (incluidos los inhibidores de la bomba de protones como prilosec, nexium, protonix; los bloqueadores de H2, como tagamet y zantac; ya que estos afectan la forma en que se absorbe el nilotinib. Si es necesario, tome estos medicamentos 10 horas antes o 2 horas después del nilotinib.

Si necesita tomar un antiácido que contenga hidróxido de aluminio, hidróxido de magnesio o simeticona, tómelos 2 horas antes o 2 horas después del nilotinib.

Almacenamiento y manipulación

Conserve el medicamento en su envase original, etiquetado, a temperatura ambiente y en un lugar seco (a menos que su médico o farmacéutico le indiquen lo contrario). Este medicamento no debe guardarse en un pastillero. Mantenga los envases fuera del alcance de los niños y las mascotas.

Si un cuidador prepara la dosis por usted, este debe considerar usar guantes o verter las píldoras directamente del envase a la tapa, una taza pequeña o directamente en su mano (del paciente). El cuidador debe evitar tocar las píldoras. Siempre debe lavarse las manos antes y después de darle el medicamento. Las mujeres embarazadas o en período de lactancia no deben prepararle la dosis. Pregúntele al equipo de oncología dónde debe devolver la medicación no utilizada para desecharla. No debe desecharla por el inodoro ni tirarla a la basura.

¿Dónde puedo conseguir este medicamento?

El nilotinib está disponible en farmacias minoristas o por correo. Su equipo de oncología trabajará con el plan de medicamentos prescritos para identificar una farmacia dentro de la red, minorista o por correo para la distribución del medicamento.

Información del seguro

Este medicamento puede estar cubierto por su plan de medicamentos con prescripción. Según la cobertura de medicamentos prescritos, las personas que reúnan ciertos requisitos pueden tener asistencia para el paciente. También haber disponibles tarjetas de copago, que reducen la responsabilidad de copago para los pacientes asegurados elegibles comercialmente (no patrocinados por el gobierno). El equipo de atención médica puede ayudarlo a encontrar estos recursos, si están disponibles.

Posibles efectos secundarios del nilotinib

Puede hacer diversas cosas para controlar los efectos secundarios del nilotinib. Hable con el equipo de atención médica acerca de estas recomendaciones. Ellos pueden ayudarlo a decidir qué es lo que funcionará mejor para usted. Estos son algunos de los efectos secundarios más frecuentes o importantes:

Náuseas o vómitos

Hable con el médico o enfermero/a para que le prescriban medicamentos que le ayuden a controlar las náuseas y los vómitos . Además, los cambios en la dieta pueden ayudar. Evite los productos que pueden empeorar los síntomas, como los alimentos pesados o grasosos, picantes o ácidos (limones, tomates, naranjas). Pruebe con antiácidos (p. ej., leche de magnesio, comprimidos de calcio como Tums), galletas saladas o refresco de jengibre para reducir los síntomas.

Llame al médico o enfermero/a si no tolera líquidos durante más de 12 horas o si siente mareos o aturdimiento en cualquier momento.

Diarrea

La diarrea puede ser un efecto secundario serio que puede producir deshidratación. Notifique al equipo de atención médica si tiene diarrea.

El equipo de oncología puede recomendarle medicamentos para aliviar la diarrea. Además, trate de comer alimentos con bajo contenido de fibra y livianos, como arroz blanco y pollo hervido u horneado. Evite las frutas y verduras crudas, los panes integrales, cereales y semillas. La fibra soluble se encuentra en algunos alimentos y absorbe líquidos, lo cual puede ayudar a aliviar la diarrea. Los alimentos ricos en fibra soluble incluyen: compota de manzana, plátanos (maduros), fruta enlatada, gajos de naranja, papas hervidas, arroz blanco, productos hechos con harina blanca, avena, crema de arroz, crema de trigo y harinas. Tome de 8 a 10 vasos al día de líquido sin cafeína y sin alcohol para prevenir la deshidratación.

Recuento bajo de glóbulos blancos (leucopenia o neutropenia)

Los glóbulos blancos (GB) son importantes para combatir las infecciones. Mientras recibe tratamiento, el recuento de glóbulos blancos puede disminuir, lo que aumenta el riesgo de que contraiga una infección. Debe informar de inmediato al médico o enfermero/a si tiene fiebre (temperatura mayor de 100.4 °F), dolor de garganta o resfriado, falta de aliento, tos, ardor al orinar o un dolor persistente.

Consejos para prevenir infecciones:

  • Lavarse las manos , usted y sus visitas, es la mejor manera de prevenir la propagación de una infección.
  • Evite las multitudes y las personas enfermas (es decir, que tengan un resfriado, fiebre o tos, o que vivan con alguien con estos síntomas).
  • Cuando trabaje en su jardín, use ropa de protección, por ejemplo, pantalones largos y guantes.
  • No manipule desechos de mascotas.
  • Mantenga limpios los cortes o rasguños.
  • Dúchese o báñese diariamente y mantenga un cuidado bucal frecuente. .
  • No corte cutículas ni uñas encarnadas. Puede usar esmalte de uñas, pero no uñas postizas.
  • Pregunte al equipo de atención oncológica antes de programar citas o procedimientos dentales.
  • Pregúntele al equipo de atención oncológica antes de vacunarse o de que se vacune alguien con quien vive.

Bajo recuento de glóbulos rojos (anemia)

Los glóbulos rojos son responsables de transportar oxígeno a los tejidos del cuerpo. Cuando el recuento de glóbulos rojos es bajo, puede sentirse cansado o débil. Debe informar al equipo de atención oncológica si siente que le falta el aliento, tiene dificultad para respirar o dolor en el pecho. Si el recuento es demasiado bajo, puede recibir una transfusión de sangre.

Bajo recuento de plaquetas (trombocitopenia)

Las plaquetas ayudan a la coagulación de la sangre, por lo que cuando el recuento es bajo tiene un mayor riesgo de sangrar. Informe al equipo de atención oncológica si tiene algún exceso de hematomas o sangrado, por ejemplo, hemorragias nasales, encías sangrantes, o sangre en la orina o las heces. Si el recuento de plaquetas es demasiado bajo, puede recibir una transfusión de plaquetas.

  • No use rasuradora manual (la máquina eléctrica de rasurar es aceptable).
  • Evite los deportes de contacto y las actividades que puedan causarle lesiones o sangrado.
  • No tome aspirina (ácido salicílico), medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como Motrin/Advil (ibuprofeno), Aleve (naproxeno), Celebrex (celecoxib), etc., ya que todos ellos pueden aumentar el riesgo de sangrado. Consulte al equipo de atención médica con respecto al uso de estos agentes y de todos los medicamentos/suplementos de venta libre durante la terapia.
  • No use hilo dental ni mondadientes, y use un cepillo de dientes de cerdas suaves para cepillarse los dientes.
Dolores musculares o articulares y dolor de cabeza

El médico le puede recomendar medicamentos y otras estrategias para ayudar a aliviar el dolor.

Estreñimiento

Puede hacer varias cosas para prevenir o aliviar el estreñimiento. Incluya fibra en su alimentación (frutas y verduras), beba de 8 a 10 vasos de líquido sin alcohol al día y manténgase activo. Un laxante una o dos veces al día puede prevenir el estreñimiento. Si no defeca durante 2-3 días, debe ponerse en contacto con el equipo de atención médica para solicitar sugerencias para aliviar el estreñimiento.

Sarpullido

Algunos pacientes pueden desarrollar sarpullido, piel muy seca o mucha picazón. Use un humectante sin alcohol en la piel y los labios; evite los humectantes con perfumes o esencias. El médico o enfermero/a puede recomendarle un medicamento tópico si la picazón es molesta. Si la piel se agrieta o sangra, asegúrese de mantener la zona limpia para evitar infecciones. Asegúrese de notificar al médico acerca de cualquier sarpullido que se desarrolle, ya que puede ser una reacción. Le pueden dar más consejos sobre el cuidado de la piel .

Fatiga

Fatiga es muy frecuente durante el tratamiento del cáncer y es una sensación abrumadora de agotamiento que generalmente no se alivia con el reposo. Mientras esté en tratamiento contra el cáncer, y durante un tiempo después, es posible que necesite ajustar sus horarios para controlar la fatiga. Planee momentos para descansar durante el día y conserve energía para actividades más importantes. El ejercicio puede ayudar a combatir la fatiga; una simple caminata diaria con un amigo puede ayudar. Hable con el equipo de atención médica para obtener consejos útiles sobre cómo manejar este efecto secundario.

Dolores musculares o articulares y dolor de cabeza

El médico o el enfermero/a le pueden recomendar medicamentos y otras estrategias para ayudar a aliviar el dolor.

Los efectos secundarios menos frecuentes pero importantes pueden incluir:

  • Cambios en la frecuencia cardíaca: El nilotinib puede causar cambios en el intervalo QT, una medida de parte de la frecuencia cardíaca, que se lee con un ECG (electrocardiograma). La prolongación del intervalo QT puede derivar en un ritmo cardíaco anormal y, en algunos casos, puede provocar la muerte. El equipo de atención médica realizará un ECG para detectar esta anomalía antes de que comience a tomar el nilotinib, 7 días después de comenzar, con cualquier cambio de dosis y periódicamente mientras tome el medicamento. Los niveles anormales de potasio y magnesio en la sangre pueden hacer que sea más susceptible a este problema, por lo tanto, también se controlarán esos niveles en la sangre. Si desarrolla latidos cardíacos irregulares, siente que su corazón late más rápido de lo normal o experimenta desmayos, notifique al médico inmediatamente.
  • Toxicidad hepática: Este medicamento puede causar toxicidad hepática, que el médico puede supervisar con análisis de sangre llamados pruebas de función hepática. Notifique al médico si observa un color amarillento en la piel o los ojos, si la orina es oscura o marrón, o si tiene dolor abdominal, ya que estos pueden ser signos de toxicidad hepática.
  • Retención de líquidos: Se ha informado que el nilotinib causa retención de líquidos. Esto puede ocasionar hinchazón generalizada, distensión abdominal (ascitis), desarrollo de líquido en los pulmones (derrame pleural) o insuficiencia cardíaca. Notifique al equipo de atención médica si desarrolla hinchazón, falta de aliento o dificultad para respirar, o si desarrolla tos seca.
  • Pancreatitis: El nilotinib puede causar una inflamación del páncreas, llamada pancreatitis. Comuníquse con el equipo de atención médica si experimenta dolor repentino en el área del estómago con náuseas y vómitos.
  • Coágulos de sangre, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular: El nilotinib puede aumentar el riesgo de coágulos de sangre, accidente cerebrovascular y ataque cardíaco. Si experimenta síntomas de estos problemas, debe ponerse en contacto con el médico inmediatamente o acudir a una sala de urgencias. Los síntomas pueden incluir: hinchazón, enrojecimiento o dolor en una extremidad, dolor u opresión en el pecho, dolor en el brazo, la espalda, el cuello o la mandíbula, falta de aliento, entumecimiento o debilidad en un lado del cuerpo, dificultad para hablar, confusión o cambios en el estado mental.
  • Lisis tumoral: Si hay una gran cantidad de células tumorales en el cuerpo antes del tratamiento, corre riesgo de padecer el síndrome de lisis tumoral. Esto sucede cuando las células tumorales mueren demasiado rápido y los desechos se apoderan del organismo. Se le puede administrar un medicamento (alopurinol) y líquidos por vía intravenosa para ayudar a prevenirlo. Si tiene náuseas, vómitos, diarrea o letargo (somnolencia, pereza), informe al equipo de oncología de inmediato. El SLT puede afectar la función renal. El médico supervisará la función renal con análisis de sangre. Debe notificar al médico si la diuresis es baja o nula.

Problemas en la reproducción

La exposición del feto a este medicamento podría causar anomalías congénitas, por lo que no debe quedar embarazada ni engendrar un hijo mientras reciba este medicamento. Es necesario utilizar un método anticonceptivo eficaz durante el tratamiento. Incluso si su ciclo menstrual se interrumpe o si cree que no está produciendo espermatozoides, aún podría ser fértil y concebir. Debe consultar al equipo de atención médica antes de amamantar mientras tome este medicamento.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

Preguntas frecuentes


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
 
 
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines