Tratamiento hormonal: Nociones básicas

Autor: Carolyn Vachani, RN, MSN, AOCN
Última Vez Revisión: 27 de febrero de 2018

¿Qué son las hormonas y cómo se utilizan como terapia?

Las hormonas son sustancias químicas que son producidas naturalmente por los órganos que componen el sistema endocrino del cuerpo (incluyendo el páncreas, como también la hipófisis, la tiroides y las glándulas suprarrenales). Estas sustancias químicas viajan por todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo, coordinando las funciones de varios órganos de la cabeza a los pies. Las hormonas son responsables de regular la función de casi todas las células del cuerpo. Algunos ejemplos de hormonas incluyen: estrógeno, testosterona, insulina, hormona tiroidea, cortisol y epinefrina.

Los investigadores han determinado que algunos cánceres son "alimentados" por hormonas, y pueden depender de ellas para crecer. En estos casos, bloquear la acción de estas hormonas podría detener el crecimiento del cáncer. Hay algunas maneras de lograrlo:

  • Bloquear las hormonas para que no actúen: Las células tienen "receptores" en su superficie donde ciertas hormonas se unen y posteriormente desencadenan la actividad dentro de las células. Al bloquear el receptor con otro compuesto, la hormona no puede conectarse a su receptor. Por lo tanto, si el "lugar de estacionamiento" normal de la hormona en la célula ya está ocupado, la hormona no puede adherirse a la célula y activarla.
  • Evitar que el cuerpo produzca la hormona: Esto se puede hacer con medicamentos para bloquear la producción de la hormona o con cirugía para extirpar el órgano que la produce. Por ejemplo, la producción de estrógeno puede disminuir significativamente al extirpar quirúrgicamente los ovarios.
  • Eliminar los receptores hormonales de las células o cambiar su forma: Esto lo hace imposible que la hormona se adhiera correctamente al receptor celular y lo active, haciendo que la hormona sea incapaz de funcionar.

La terapia hormonal que se usa para tratar ciertos tipos de cáncer no debe confundirse con la terapia de reemplazo hormonal. La terapia hormonal se utiliza para bloquear las hormonas o sus acciones, mientras que la terapia de reemplazo hormonal, que no es un tratamiento para el cáncer, generalmente se refiere a la administración de hormonas a las mujeres menopáusicas para reemplazar las que el cuerpo ya no produce con el fin de tratar los síntomas relacionados con la menopausia.

¿Cómo se administra la terapia hormonal?

La terapia hormonal se utiliza con mayor frecuencia para tratar el cáncer de mama y de próstata, donde su función está bien establecida a través de numerosos ensayos clínicos. Mientras tanto, se está investigando para estudiar la posible eficacia de la manipulación hormonal en el tratamiento de otros tipos de cáncer. La terapia hormonal se puede administrar de varias maneras:

  • Medicamentos orales: algunas terapias se toman por vía oral
  • Inyección: algunas terapias se administran mediante una inyección debajo de la piel (subcutánea) o en el músculo (intramuscular)
  • Intervención quirúrgica: por ejemplo, la extirpación de los ovarios en las mujeres, o de los testículos en los hombres, resulta en una disminución de la producción de ciertas hormonas.

Muchos pacientes piensan que la terapia hormonal es "menos potente" que la quimioterapia, pero puede ser igual de efectiva en ciertos cánceres de mama y de próstata. La terapia hormonal se considera una terapia "sistémica", lo que significa que viaja por todo el cuerpo. La cirugía o la radioterapia se consideran tratamientos "locales".

¿Cuáles son los efectos secundarios de la terapia hormonal?

Los efectos secundarios son causados por la falta de cualquier hormona que esté siendo bloqueada o inactivada. Para las mujeres, estos efectos son similares a los que se experimentan con la menopausia, que es la disminución natural del cuerpo en la producción de estrógeno con la edad. Los efectos secundarios pueden incluir: sofocos, sudores nocturnos, aumento de peso, sequedad vaginal y dolor de cabeza. Algunos efectos secundarios son causados por la terapia hormonal. Estos pueden incluir: náuseas, pérdida o afinamiento del cabello, dolores musculares y articulares y, lo que es más grave, coágulos sanguíneos y mayor riesgo de cáncer uterino/de endometrio.

En los hombres, los efectos secundarios pueden incluir sofocos, cansancio, sensibilidad o agrandamiento de los senos, náuseas, pérdida del deseo sexual e impotencia.

Esta disminución en las hormonas naturales del cuerpo puede hacer que los hombres y las mujeres tengan mayor riesgo de desarrollar osteoporosis. La terapia con bifosfonatos se puede utilizar para contrarrestar este efecto secundario. Además, su proveedor de atención médica puede recomendarle que tome medidas para reducir el riesgo o la gravedad de la osteoporosis. Esto puede incluir aumentar la ingesta de calcio y vitamina D a través de la dieta o suplementos, realizar ejercicios para levantar pesas y evitar el consumo de tabaco y alcohol (lo que aumenta el riesgo de osteoporosis). Obtenga más información sobre la salud de los huesos y el cáncer.

¿Cómo sé si la terapia hormonal está funcionando para mí?

Esta respuesta varía, dependiendo del tipo de cáncer que se esté tratando. A muchos pacientes se les realizarán estudios radiológicos (tomografías computarizadas, resonancias magnéticas, tomografías por emisión de positrones) periódicamente para evaluar la respuesta del tumor (encogimiento, permanencia o crecimiento). Algunos tipos de tumores se pueden seguir utilizando un "marcador tumoral" específico. Esta es una sustancia que es producida directamente por el tumor, o por el cuerpo en respuesta al tumor, y puede ser medida por un análisis de sangre. Si la terapia está funcionando, se espera que el nivel de marcadores tumorales disminuya. En algunos casos, una disminución en los síntomas de un paciente puede indicar si los medicamentos están reduciendo el tumor o no. Hable con el médico sobre su situación específica.

Clases de terapia hormonal

Antiestrógenos

El antiestrógeno o el bloqueador estrógeno funcionan al bloquear los receptores de estrógeno en el tejido mamario. Aunque el estrógeno puede no causar cáncer de mama, es necesario que el cáncer crezca en algunos tipos de cáncer de mama. Una vez bloqueado el estrógeno, las células cancerosas que se alimentan de estrógeno podrían no ser capaces de sobrevivir.

Nombre genérico

Nombre de la marca

Acción

tamoxifeno

Nolvadex®

Antiestrógeno

toremifeno

Fareston®

Antiestrógeno

fulvestrante

Faslodex®

Antagonista del receptor de estrógeno

Efectos secundarios

Cada persona reacciona de manera diferente a los medicamentos, por lo que es difícil predecir qué efectos secundarios experimentará cada paciente. Sin embargo, los efectos secundarios más comunes en esta categoría de medicamentos incluyen sofocos, sudores nocturnos, aumento de peso, sequedad vaginal y náuseas. Los coágulos de sangre y los cánceres de endometrio son poco frecuentes, pero pueden ocurrir con estos medicamentos.

Inhibidores de aromatasa

En las mujeres que han pasado por la menopausia, el estrógeno es producido principalmente por andrógenos convertidos (hormonas sexuales producidas por las glándulas suprarrenales) en estrógenos. Una enzima llamada aromatasa es responsable de esta conversión. Los inhibidores de la aromatasa bloquean esta conversión, y reduce el nivel de estrógeno en el cuerpo.

Nombre genérico

Nombre de la marca

Acción

anastrozol

Arimidex®

Inhibidor de aromatasa

letrozol

Femara®

Inhibidor de aromatasa

exemestano

Aromasin®

inactivador de aromatasa

Efectos secundarios

Cada persona reacciona de manera diferente a los medicamentos, por lo que es imposible predecir qué efectos secundarios experimentará cada paciente. Sin embargo, los efectos secundarios comunes en esta categoría de medicamentos incluyen sofocos, sudores nocturnos, dolor de cabeza, náuseas, afinamiento del cabello, sequedad vaginal, dolores musculares y articulares.

Otros tratamientos hormonales usados para el cáncer de mama

Los cánceres de mama sensibles a las hormonas también se pueden tratar con otros agentes hormonales.

Nombre genérico

Nombre de la marca

Acción

Fluoximesterona

Halotestin®

Andrógeno, trabaja oponiéndose a la actividad del estrógeno

Acetato de megestrol

Megace®

Una forma de progesterona, funciona al interferir con el crecimiento celular en las células ER+.

Leuprolide para mujeres

Lupron®

Agonista de la HLL, trabaja al detener la producción de la hormona luteinizante por la hipófisis. La HL hace que los ovarios produzcan estrógeno.

Antiandrogénicos

La mayoría de los tipos de cáncer de próstata necesitan suministros de la hormona masculina testosterona para crecer. La testosterona es un andrógeno producido por los testículos y las glándulas suprarrenales. La producción de testosterona puede detenerse mediante la extirpación quirúrgica de los testículos o mediante terapia con medicamentos. Los antiandrogénicos actúan al bloquear los receptores de testosterona y, por lo tanto, evita que la testosterona se adhiera a los receptores en la superficie de las células cancerosas de la próstata. Sin testosterona, las células cancerosas pueden crecer más lentamente o dejar de crecer por completo. Usted puede escuchar este tratamiento llamado terapia de privación androgénica o ADT, por sus siglas en inglés.

Nombre genérico

Nombre de la marca

Acción

bicalutamida

Cased®

antiandrogénico

nilutamida

Nilandron®

antiandrogénico

flutamida

Eulexin®

antiandrogénico

Efectos secundarios

Cada persona reacciona de manera diferente a los medicamentos, por lo que es difícil predecir qué efectos secundarios experimentará cada paciente. Sin embargo, los efectos secundarios comunes para esta categoría de medicamentos incluyen sofocos, sensibilidad en los senos, náuseas, pérdida del deseo sexual e impotencia.

Agonista de la hormona liberadora de la hormona luteinizante (agonista de la HLL)

Una hormona llamada hormona luteinizante, producida por la glándula pituitaria, estimula los testículos para producir testosterona. Los agonistas de la HLL detienen la producción de la lutropina por la hipófisis. Esto reduce la producción de testosterona en los hombres. Entonces las células cancerosas pueden crecer más lentamente o dejar de crecer por completo. A veces se las llama bloqueadoras de la hormona liberadora de gonadotropina (antagonistas de la GnRH) Usted puede escuchar este tratamiento llamado terapia de privación androgénica o ADT, por sus siglas en inglés.

Nombre genérico

Nombre de la marca

Acción

Goserelin para hombres

Zoladex®

Agonista de la HLL

Goserelin para mujeres

Zoladex®

Agonista de la HLL

Degarelix

Firmagon®

Antagonista de la GnRH

Leuprolide para hombres

Lupron®

Agonista de la HLL

Leuprolide para mujeres

Lupron®

Agonista de la HLL

Efectos secundarios

Cada persona reacciona de manera diferente a los medicamentos, por lo que es difícil predecir qué efectos secundarios experimentará cada paciente. Sin embargo, los efectos secundarios comunes en esta categoría de medicamentos incluyen cansancio, sensibilidad en los senos, náuseas, pérdida del deseo sexual e impotencia.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines