Disfunción eréctil después del tratamiento del cáncer

Autor: James Metz, MD
Updated by: Lara Bonner Millar, MD
Contribuidor de contenido: Abramson Cancer Center of the University of Pennsylvania
Última Vez Revisión: 19 de septiembre de 2018

Muchos hombres pueden tener dificultad para obtener o mantener erecciones después de varias formas de tratamiento contra el cáncer. La cirugía y la radioterapia en el área pélvica, la terapia hormonal, la quimioterapia y varios medicamentos pueden tener un impacto significativo en la capacidad del hombre para obtener o mantener una erección. La disfunción eréctil puede causar angustia y ansiedad significativas para el hombre y su pareja.

Cirugía

La cirugía pélvica puede provocar cambios en los nervios y en los vasos sanguíneos responsables de las erecciones. Esto puede ocasionar una disminución de la capacidad para obtener y mantener las erecciones. Incluso la cirugía con preservación neural ocasiona daños a los nervios. Para algunos hombres, puede tomar hasta 2 años para recuperar la función eréctil después de la cirugía para los cánceres en el área pélvica (cánceres de próstata, testicular, colorrectal y anal). Los expertos recomiendan comenzar “rehabilitación peneana” (lograr erecciones con la ayuda de medicamentos) poco después de la cirugía para lograr los mejores resultados. La próstata y las vesículas seminales producen el líquido que compone la eyaculación y la cirugía para los cánceres pélvicos puede resultar en su extirpación o daño a los nervios que controlan su función. Como resultado, los hombres pueden tener eyaculaciones "secas". Esto no es dañino y no afecta la capacidad de alcanzar el orgasmo.

Radioterapia:

La disfunción eréctil (DE) puede ocurrir en algunos hombres después de la radioterapia para el cáncer de próstata. Esto sucede lentamente durante un año o más después del tratamiento. La probabilidad de desarrollar disfunción eréctil debido al daño por radiación aumenta con la edad. Los hombres que tenían una función eréctil deficiente antes del tratamiento están en mayor riesgo de DE después del tratamiento. Además, la radioterapia daña la glándula prostática y las vesículas seminales, que son responsables de crear el líquido que compone la eyaculación. A su vez, la eyaculación después de la radioterapia para el cáncer de próstata disminuye o desaparece (llamada eyaculación seca). Esto no es dañino y no afecta la capacidad de alcanzar el orgasmo.

Quimioterapia y terapia hormonal

La quimioterapia no suele causar disfunción eréctil, pero puede afectar el deseo de actividad sexual. Su deseo puede fluctuar durante el curso del tratamiento. La terapia hormonal, tratamiento común para el cáncer de próstata, puede ocasionar pérdida del deseo sexual, disfunción eréctil y dificultad para alcanzar el orgasmo, lo cual tiende a desarrollarse lentamente durante los primeros meses de la terapia hormonal.

Tratamientos disponibles para la ED

Debido a que esta es una preocupación común después del tratamiento del cáncer, recuerde que su proveedor de atención médica ha visto a muchos pacientes con problemas similares. Usted no debe dudar en discutir estas preocupaciones con su proveedor. Existen tratamientos para ayudar a los pacientes a restaurar y mantener la erección. Su proveedor de atención médica puede determinar si el tratamiento es apropiado para usted y la probabilidad de que usted se beneficie de un tratamiento específico. Estos tratamientos pueden incluir:

  • Dispositivos limitadores de vacío (VCD): Son bombas que se colocan sobre el pene. A medida que el aire es bombeado fuera del cilindro, la sangre es extraída hacia el pene para producir una erección. Un anillo se desliza sobre la base del pene para mantener la sangre en los tejidos y mantener una erección durante media hora.
  • Medicamentos orales: Un número de medicamentos orales están ahora disponibles para ayudar a los hombres a lograr y mantener una erección. Estos medicamentos incluyen Viagra®, Cialis® y Levitra®.
  • Inyecciones en el pene: Se pueden inyectar medicamentos en el lado del pene, lo cual promueve el flujo sanguíneo. La droga más común que se usa para inyectarse es la Prostaglandina E1 (Caverject®). La medicación típicamente necesita ser ajustada a la dosis correcta según en el tiempo que se mantenga la erección.
  • Sistema Muse: Este sistema también utiliza Prostaglandina E1. En lugar de una inyección, se coloca un pequeño supositorio en la uretra (abertura en el pene por donde salen la orina y el semen) utilizando un aplicador especializado.
  • Prótesis de pene (Implantes): Hay varios tipos de prótesis de pene, que un hombre puede considerar. Algunas son varillas maleables que se colocan en el pene. La mayoría de los hombres ahora utilizan un tipo de prótesis inflables, que se pueden inflar y desinflar según sea necesario.
  • Terapia Sexual: Esto se recomienda para pacientes con problemas de erección por ansiedad. Típicamente el paciente y su pareja están involucrados en las sesiones de terapia.
  • Intervenciones en el estilo de vida: como la pérdida de peso, el ejercicio y el abandono del hábito de fumar también pueden ayudar.

Cada tipo de tratamiento tiene sus propias ventajas, desventajas y efectos secundarios. Si usted está experimentando disfunción eréctil, debe discutir los beneficios y riesgos de cada opción de tratamiento con su proveedor de atención médica. Si usted tiene ED, es posible que deba consultar con un urólogo (un médico especializado en la atención de genitales masculinos), que puede ofrecer tratamientos para la disfunción eréctil y otras inquietudes sexuales.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

Preguntas frecuentes


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines