Tafasitamab-cxix (Monjuvi®)

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión: 6 de agosto de 2020

Pronunciado:TA-fa-SIT-a-mab cxix

Clasificación:Anticuerpo monoclonal

Acerca de: Tafasitamab-cxix (Monjuvi®)

Tafasitamab-cxix es un anticuerpo monoclonal. Los anticuerpos monoclonales se crean en un laboratorio para adherirse a los objetivos que se encuentran en tipos específicos de células cancerosas. El anticuerpo "llama" al sistema inmunológico para que ataque la célula a la que está adherido, lo que provoca que el sistema inmunitario la mate. Estos anticuerpos pueden funcionar de diferentes maneras, incluida la estimulación del sistema inmunológico para matar la célula, el bloqueo del crecimiento celular u otras funciones necesarias para el crecimiento celular. Tafasitamab-cxix es un anticuerpo dirigido contra una proteína llamada CD19.

Cómo tomar tafasitamab-cxix

Este medicamento se administra por vía intravenosa (intravenosa, directamente en una vena). La dosis dependerá de su tamaño y la frecuencia con la que reciba el medicamento dependerá del ciclo de quimioterapia que esté recibiendo. La duración de la infusión dependerá de si tiene alguna reacción al medicamento. Es posible que le administren medicamentos antes de la infusión para prevenir una reacción.

Posibles efectos secundarios

Puede hacer diversas cosas para controlar los efectos secundarios de tafasitamab-cxix. Hable con su equipo de atención sobre estas recomendaciones. Ellos pueden ayudarlo a decidir qué funcionará mejor para usted. Estos son algunos de los efectos secundarios más comunes o importantes:

Infección y recuento bajo de glóbulos blancos (leucopenia o neutropenia)

Los glóbulos blancos (GB) son importantes para combatir las infecciones. Mientras recibe tratamiento, su recuento de glóbulos blancos puede disminuir, lo que lo pone en mayor riesgo de contraer una infección. Debe informar a su médico o enfermera de inmediato si tiene fiebre (temperatura superior a 100.4°F o 38°C), dolor de garganta o resfriado, dificultad para respirar, tos, ardor al orinar o una llaga que no sanar.

Consejos para prevenir infecciones:

  • Lavarse las manos, tanto las suyas como las de sus visitantes, es la mejor manera de prevenir la propagación de infecciones.
  • Evite las grandes multitudes y las personas enfermas (es decir, las que tienen un resfriado, fiebre o tos o viven con alguien con estos síntomas).
  • Cuando trabaje en su jardín, use ropa protectora, incluidos pantalones largos y guantes.
  • No manipule los desechos de las mascotas.
  • Mantenga limpios todos los cortes o rayones.
  • Dúchese o báñese diariamente y realice cuidados bucales frecuentes.
  • No corte cutículas ni uñas encarnadas. Puede usar esmalte de uñas, pero no uñas postizas.
  • Pregúntele a su equipo de atención oncológica antes de programar citas o procedimientos dentales.
  • Pregúntele a su equipo de atención oncológica antes de que usted, o alguien con quien viva, reciba alguna vacuna.

Recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia)

Las plaquetas ayudan a que la sangre se coagule, por lo que cuando el recuento es bajo, tiene un mayor riesgo de sangrado. Informe a su equipo de atención oncológica si tiene hematomas o sangrado excesivos, como hemorragias nasales, encías sangrantes o sangre en la orina o las heces. Si el recuento de plaquetas es demasiado bajo, es posible que reciba una transfusión de plaquetas.

  • No use una maquinilla de afeitar (una maquinilla de afeitar eléctrica está bien).
  • Evite los deportes de contacto y las actividades que puedan provocar heridas o sangrado.
  • No tome aspirina (ácido salicílico), medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como Motrin / Advil (ibuprofeno), Aleve (naproxeno), Celebrex (celecoxib), etc., ya que todos pueden aumentar el riesgo de hemorragia. Consulte con su equipo de atención médica sobre el uso de estos agentes y todos los medicamentos / suplementos de venta libre durante la terapia.
  • No use hilo dental ni palillos de dientes y use un cepillo de dientes de cerdas suaves para cepillarse los dientes.

Recuento bajo de glóbulos rojos (anemia)

Sus glóbulos rojos son responsables de transportar oxígeno a los tejidos de su cuerpo. Cuando el recuento de glóbulos rojos es bajo, es posible que se sienta cansado o débil. Debe informar a su equipo de atención oncológica si experimenta falta de aire, dificultad para respirar o dolor en el pecho. Si el recuento es demasiado bajo, es posible que reciba una transfusión de sangre.

Diarrea

Su equipo de atención oncológica puede recomendar medicamentos para aliviar la diarrea. Además, trate de comer alimentos suaves y bajos en fibra, como arroz blanco y pollo hervido o al horno. Evite las frutas, verduras, panes integrales, cereales y semillas crudos. La fibra soluble se encuentra en algunos alimentos y absorbe líquidos, lo que puede ayudar a aliviar la diarrea. Los alimentos ricos en fibra soluble incluyen: puré de manzana, plátanos (maduros), frutas enlatadas, rodajas de naranja, papas hervidas, arroz blanco, productos hechos con harina blanca, avena, crema de arroz, crema de trigo y farina. Beba de 8 a 10 vasos de líquido sin alcohol ni cafeína al día para prevenir la deshidratación.

Edema periférico

El edema periférico es la hinchazón de las extremidades causada por la retención de líquido. Puede causar hinchazón de manos, brazos, piernas, tobillos y pies. La hinchazón puede volverse incómoda. Notifique a su equipo de atención de oncología si experimenta una inflamación nueva o que empeora.

Fatiga

La fatiga es muy frecuente durante el tratamiento del cáncer y es una sensación abrumadora de agotamiento que generalmente no se alivia con el reposo. Mientras esté en tratamiento contra el cáncer, y durante un tiempo después, es posible que necesite ajustar sus horarios para controlar la fatiga. Planee momentos para descansar durante el día y conserve energía para actividades más importantes. El ejercicio puede ayudar a combatir la fatiga; una simple caminata diaria con un amigo puede ayudar. Hable con el equipo de atención médica para obtener consejos útiles sobre cómo manejar este efecto secundario.

Disminución del apetito o cambios en el gusto

La nutrición es una parte importante de su cuidado. El tratamiento del cáncer puede afectar su apetito y, en algunos casos, los efectos secundarios del tratamiento pueden hacer la alimentación difícil. Pregunte a su equipo de atención oncológica sobre los servicios de asesoramiento nutricional en su centro de tratamiento para ayudarlo con la elección de alimentos.

  • Trate de comer cinco o seis comidas pequeñas o bocadillos durante el día, en lugar de tres comidas más grandes.
  • Si no está comiendo lo suficiente, los suplementos nutricionales pueden ayudar.
  • Puede experimentar un sabor metálico o descubrir que la comida no tiene ningún sabor. Es posible que no le gusten los alimentos o bebidas que le gustaban antes de recibir el tratamiento contra el cáncer. Estos síntomas pueden durar varios meses o más una vez finalizado el tratamiento.
  • Evite cualquier alimento que crea que huele o sabe mal. Si la carne roja es un problema, coma pollo, pavo, huevos, productos lácteos y pescado sin olor fuerte. A veces, los alimentos fríos tienen menos olor.
  • Agregue un sabor extra a la carne o el pescado marinándolo en jugos dulces, salsa agridulce o aderezos. Use condimentos como albahaca, orégano o romero para agregar sabor. El tocino, el jamón y la cebolla pueden agregar sabor a las verduras.

Los efectos secundarios menos comunes, pero importantes, pueden incluir:

  • Efectos secundarios relacionados con la infusión: la infusión puede provocar una reacción que puede provocar escalofríos, fiebre, sofocos, disnea e hipertensión. Puede recibir medicamentos antes de la infusión para ayudar a prevenir estas reacciones. Las reacciones son más comunes con las primeras infusiones. Si siente que está teniendo una reacción, infórmeselo a su enfermera de inmediato.

Problemas en la reproducción

La exposición del feto a este medicamento podría causarle daño, por lo que no debe quedar embarazada ni engendrar un hijo mientras reciba este medicamento. Es necesario utilizar un método anticonceptivo eficaz durante el tratamiento, y por 3 meses después de la última dosis incluso si su ciclo menstrual se interrumpe o si cree que no está produciendo espermatozoides, aún podría ser fértil y concebir.  Las mujeres no deben amamantar mientras reciban este medicamento o durante tres meses después del último tratamiento. Si está recibiendo este medicamento junto con lenalidomida, debe seguir las recomendaciones reproductivas para ese medicamento.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V