Cáncer de vejiga: Nociones básicas

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión:

El cáncer de vejiga se origina cuando las células de la vejiga crecen fuera de control. A medida que aumenta el número de células, estas forman un tumor. Hay dos tipos de cáncer de vejiga:

  • Los tumores de las células de transición, o células uroteliales, comienzan en cualquiera de los revestimientos más internos de la vejiga.
  • Los adenocarcinomas, los carcinomas de células escamosas, o los carcinomas de células pequeñas se originan en otras partes de la vejiga.

Al cáncer de vejiga que se ha diseminado desde la vejiga a otra parte del cuerpo se le denomina cáncer metastásico.

Factores de riesgo

El cáncer de vejiga afecta más a los hombres que a las mujeres, y es más frecuente en aquellas personas mayores de 65. El tabaquismo (actual o pasado) es el mayor factor de riesgo para desarrollar cáncer de vejiga. Otros factores de riesgo incluyen:

  • Antecedentes familiares
  • Mutaciones genéticas
  • Exposición ocupacional a sustancias químicas
  • Exposición anterior a ciertos medicamentos de quimioterapia
  • Radiación de la pelvis
  • Exposición al arsénico en agua de pozo
  • Aristoloquia (una hierba china)
  • Infecciones de vejiga causadas por schistosoma haematobium
  • Vejiga neurógena y el uso excesivo de catéteres permanentes

Detección

No hay pruebas de detección estándar disponibles.

Signos y síntomas del cáncer de vejiga

La hematuria (presencia de sangre en la orina) es el signo más frecuente de cáncer de vejiga. Otros síntomas son el resultado de la irritación de la pared de la vejiga debido al tumor.

  • Aumento de la frecuencia urinaria
  • Necesidad imperiosa de orinar
  • Nocturia (levantarse por la noche a orinar)
  • Dolor o ardor al orinar
  • Sensación de vaciado incompleto de la vejiga

Los casos avanzados del cáncer de vejiga pueden estar causados por el tumor que bloquea la orina al salir o entrar a la vejiga. El cáncer de vejiga avanzado puede causar:

  • Dolor de flanco (dolor en la espalda superior, abdomen, o en los costados de estas zonas)
  • Infección
  • Daños a los riñones

Diagnóstico del cáncer de vejiga

Si tiene sangre en la orina, el personal sanitario examinará su orina con un microscopio. Esto puede encontrar las células del cáncer de vejiga. Sin embargo, este análisis puede fallar en el diagnóstico del cáncer. También se le puede realizar:

  • Radiografías del tracto urinario superior
  • Ecografía
  • TAC
  • Pielografía intravenosa (inyección de un tinte en una vena, el cual se desplaza por los riñones y la vejiga y puede verse en una radiografía).
  • Cistoscopia con biopsia (colocación de una cámara a través de la uretra hasta la vejiga para ver su interior). Los resultados se resumen en un informe histopatológico que se envía a su médico. Este informe es una parte importante de la planificación de su tratamiento. Puede solicitar una copia del mismo para sus registros.
  • Si el resultado de la biopsia muestra cáncer, se realizará una segunda cistoscopia con resección (también conocida como resección transuretral o RTU) para una evaluación más profunda o para extirpar el tumor.

Estadificación del cáncer de vejiga

Para guiar el tratamiento, el cáncer de vejiga se 'estadifica'. El estadio se basa en:

  • Tamaño y ubicación del tumor
  • La presencia de células tumorales en los ganglios linfáticos
  • Presencia de células tumorales en otras partes del cuerpo

Los estadios varían del estadio 0 al estadio IV. El estadio y el tipo de cáncer de vejiga ayudarán a determinar el plan de tratamiento.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de vejiga depende de su tipo de cáncer de vejiga y su estadio.

Cáncer superficial de vejiga

Este tipo de cáncer aún no ha invadido el músculo. Los tratamientos incluyen:

  • La resección transuretral o RTU. El objetivo de la RTU es eliminar el cáncer de forma completa.
  • Luego de la RTU, el paciente recibirá quimioterapia intravesical, que es una quimioterapia administrada directamente en la vejiga para eliminar cualquier célula cancerosa remanente.

Cáncer de vejiga con infiltración muscular

El cáncer de vejiga que ha infiltrado la pared del músculo requiere de un tratamiento más extenso. El tratamiento puede incluir:

  • Extirpación de la vejiga (cistectomía).
  • La quimioterapia puede utilizarse antes o después de la cirugía para reducir el tumor y así hacer más fácil la cirugía, o para prevenir su recidiva.
  • Para evitar la cistectomía, pueden utilizarse la radiación, la quimioterapia y la RTU.

Para los pacientes con enfermedad avanzada o metastásica que no pueden recibir quimioterapia, una opción de tratamiento puede ser la inmunoterapia. Existen muchas opciones posibles para tratar el cáncer de vejiga con infiltración muscular, y cada caso es único. Consulte con su médico acerca de qué curso de tratamiento es el adecuado para usted.

Este artículo es una guía básica sobre el cáncer de vejiga. Puede obtener más información sobre el cáncer de vejiga y su tratamiento en los vínculos a continuación.

Cáncer de la vejiga: los fundamentos

Procedimiento quirúrgico: Cirugía y estadificación del cáncer de vejiga

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!