¿Cuáles son los efectos secundarios de la radioterapia?

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión:

Los efectos secundarios de la radioterapia varían de un paciente a otro. Los efectos secundarios son específicos del área que se está tratando, por lo que dos pacientes tratados por diferentes tipos de cáncer podrían tener experiencias muy diferentes. Es importante hablar con su equipo de radiación sobre posibles efectos secundarios y consejos para manejarlos.

Efectos secundarios a corto plazo

Hay dos tipos principales de efectos secundarios: agudos y crónicos. Los efectos secundarios agudos (a corto plazo) se producen durante el tratamiento y, por lo general, desaparecen unas semanas después de finalizar el tratamiento. Pueden incluir fatiga, reacciones cutáneas y efectos secundarios específicos del área a tratar.

Fatiga:

  • Se ha descrito como una sensación de agotamiento, sentirse completamente agotado, sentir que el cuerpo es "pesado" y difícil de mover, o una incapacidad para concentrarse. La fatiga puede causar agotamiento físico, emocional y mental.
  • Esta fatiga no es causada por la hiperactividad y generalmente no se alivia con el descanso, sin embargo, muchas personas sugerirán descansar como una forma de disminuir la fatiga.
  • La fatiga es el efecto secundario agudo más común de la radioterapia. Se cree que es causado por la tremenda cantidad de energía que utiliza el cuerpo para curarse a sí mismo en respuesta a la radioterapia.
  • La mayoría de las personas comienzan a sentirse fatigadas aproximadamente 2 semanas después de que comienzan los tratamientos de radiación. La sensación de cansancio desaparece gradualmente después de finalizar el tratamiento. Los niveles normales de energía generalmente regresan unas semanas después de completar el tratamiento, pero pueden demorar hasta un año, especialmente si también recibió quimioterapia. Para obtener más información sobre la fatiga, vaya a Efecto secundario: fatiga.

Reacciones de la piel:

  • Muchos pacientes que reciben radioterapia desarrollan una reacción cutánea. Cada vez que se administra radioterapia, la piel absorbe pequeñas cantidades sobre el área a tratar. Con el tiempo, esta exposición puede provocar una reacción cutánea.
  • Aproximadamente 2 a 3 semanas después de su primer tratamiento de radiación, puede notar enrojecimiento e irritación similar a una quemadura solar. La piel puede presentar picazón, sequedad, enrojecimiento o dolor.
  • Estos cambios son una parte esperada de su terapia y son temporales. En algunos casos, es posible que deba suspender los tratamientos de radiación por un período corto para permitir que la piel sane. Para obtener más información sobre las reacciones cutáneas, vaya a Efecto secundario: reacciones cutáneas.

Los otros efectos secundarios agudos de la radioterapia suelen ser específicos del área a tratar. Por ejemplo, los pacientes que reciben radioterapia en el estómago o el abdomen pueden tener diarrea y náuseas y vómitos, mientras que los pacientes que reciben tratamiento en el área de la cabeza y el cuello pueden desarrollar llagas en la boca o esofagitis. Solo los pacientes que reciben radioterapia en la cabeza experimentan pérdida de cabello en la cabeza, llamada alopecia. Sus proveedores le darán instrucciones específicas sobre lo que puede hacer para ayudar a minimizar y controlar estos efectos secundarios. Para obtener información adicional, consulte el menú de efectos secundarios de radiación.

Efectos secundarios a largo plazo

Los efectos secundarios crónicos pueden ocurrir durante el tratamiento y durar muchos meses o años después del tratamiento, o pueden desarrollarse meses o años después de la radioterapia. Difieren según el área tratada y la dosis total de radioterapia recibida. Algunos posibles efectos secundarios a largo plazo incluyen cambios en el corazón y los pulmones, problemas en las articulaciones, cambios en la función cerebral, pérdida auditiva y problemas dentales. Durante su consulta inicial, su oncólogo radioterápico discutirá con usted cualquier efecto secundario que pueda experimentar como resultado del tratamiento de radioterapia planeado para usted. Se le recomienda que tenga en cuenta esta información al tomar decisiones sobre su tratamiento.

Después del tratamiento, hable con su equipo de oncología acerca de recibir un plan de atención de supervivencia, que puede ayudarlo a manejar la transición a la supervivencia y aprender sobre la vida después del cáncer. Un plan de atención de supervivencia puede ayudarlo a comprender mejor los riesgos de salud que puede enfrentar como resultado del tratamiento contra el cáncer y lo que puede hacer para reducir y controlar esos riesgos. Puede desarrollar su propio plan utilizando la herramienta del Plan de atención de supervivencia de OncoLife.

Referencias

American Cancer Society. Coping with Radiation Treatment. 2017.

National Cancer Institute. Coping - Late Side Effects. 2016.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!