Cáncer de tiroides: Nociones básicas

OncoLink
Ultima Vez Modificado: 2 de septiembre de 2016

El cáncer de tiroides se origina cuando las células de la tiroides crecen fuera de control. A medida que aumenta el número de células, estas forman un tumor. Hay cuatro tipos principales de cáncer de tiroides:

  • Carcinoma papilar
  • Carcinoma folicular
  • Carcinoma medular
  • Indiferenciado

Al cáncer de tiroides que se ha diseminado desde la tiroides a otra parte del cuerpo, o desde otra parte del cuerpo a la tiroides, se le denomina cáncer metastásico.

Factores de riesgo

La mayor parte de los casos no se deben a la presencia de un factor de riesgo. El cáncer de tiroides afecta más a las mujeres que a los hombres. Entre los factores de riesgo conocidos se encuentran:

  • Dieta con bajo contenido de yodo
  • Exposición a radiaciones ionizantes en el área del cuello a edades tempranas
  • Antecedentes familiares
  • Mutaciones genéticas

Detección

La detección incluye un examen visual y físico de cuello durante un examen físico de rutina. También se encuentran algunos cánceres de tiroides en distintos exámenes, como ecografías y TAC de otros órganos.

Signos y síntomas del cáncer de tiroides

El síntoma más común de cáncer de tiroides es la presencia de un nódulo (protuberancia) durante un examen físico o una ecografía no relacionada con esto. Unos nódulos tiroideos más grandes pueden ocasionar:

  • Voz ronca
  • Compresión traqueal o esofágica
  • Respiración entrecortada/falta de aire
  • Dificultades o dolor al tragar
  • Dolor en el cuello

Diagnóstico del cáncer de tiroides

Si su médico le encontrase un nódulo tiroideo, es importante determinar si es de tipo canceroso (maligno) o no (benigno). Se le realizará un examen más detenido y su médico verá si sus ganglios linfáticos son más grandes de lo habitual. También se le podrán realizar los siguientes exámenes:

  • Análisis de sangre para ver cómo funciona su tiroides.
  • Ecografías, las cuales pueden brindar información sobre un nódulo.
  • Si en la ecografía el nódulo tuviese aspecto canceroso, entonces se le realizará una aspiración con aguja fina (AAF). Durante este procedimiento, se coloca una aguja fina en el nódulo usando la ecografía como guía. Las células se retiran para su examen en un laboratorio. Los resultados se resumen en un informe histopatológico que se envía a su médico. Este informe es una parte importante de la planificación de su tratamiento. Puede solicitar una copia del mismo para sus registros.

Si se le diagnostica cáncer de tiroides, podrían hacérsele exámenes, como gammagrafía tiroidea, TAC y RM para analizar la presencia de metástasis en otras partes del cuerpo.

Estadificación del cáncer de tiroides

Para guiar el tratamiento, el cáncer de tiroides se separa por etapa. Las etapas se basan en:

  • Tamaño y ubicación del tumor
  • La presencia de células tumorales en los ganglios linfáticos
  • Presencia de células tumorales en otras partes del cuerpo
  • Tumores que hayan quedado luego del tratamiento quirúrgico

Esta información se combina para arrojar un estadio de 0 a IV, en el que IV es el más avanzado.

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de tiroides depende del tipo de cáncer, y puede involucrar a varios tratamientos distintos.

  • Cirugía, incluyendo tiroidectomía total (extirpación de toda la tiroides), tiroidectomía parcial (quedan pequeñas partes de la glándula tiroides y las glándulas paratiroides) y lobulectomía (extirpación de un solo lóbulo de la glándula tiroides). Durante la cirugía se extirpan los ganglios linfáticos si el cáncer ya se ha extendido hasta ellos.
  • Tratamiento complementario con hormonas tiroideas, utilizado luego de la cirugía en aquellos pacientes que han sufrido una tiroidectomía total o parcial, para reemplazar las hormonas que ya no produce la tiroides faltante y para prevenir la recidiva de cualquier cáncer de tiroides remanente.
  • Tratamiento con yodo radioactivo, que puede emplearse para eliminar el tejido tiroideo y las células tumorales remanentes. Las células de la tiroides absorben el yodo radiactivo, lo que suministra una dosis letal de radiación a estas células.
  • Radioterapia, utilizada en tipos agresivos de cáncer de tiroides y en personas con alto riesgo de recidiva
  • Quimioterapia, utilizada para el tratamiento del cáncer de tiroides metastásico.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

Preguntas frecuentes


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
 
 
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines