Denosumab (Xgeva®)

OncoLink Team
Ultima Vez Modificado: 25 de septiembre de 2018

Clasificación: Anticuerpos monoclonales

Acerca de: Denosumab (Xgeva®)

Las células cancerosas de algunos tumores (más comúnmente cáncer de mama, próstata y pulmón) se pueden diseminar al hueso. Cuando esto sucede, se llama metástasis ósea. La presencia de estas células cancerosas en el hueso puede causar descomposición o desgaste del hueso normal. A su vez, los huesos afectados se vuelven más frágiles. Pueden ser dolorosos e incluso romperse debido al daño causado por las células cancerosas. El denosumab es un tipo de anticuerpo monoclonal. Es un medicamento diseñado para unirse a una proteína o célula específica; en este caso, el objetivo es una proteína llamada RANKL, que es necesaria para la descomposición ósea. Al atacar RANKL, el denosumab inhibe la descomposición ósea.

Los anticuerpos monoclonales se crean en un laboratorio para adherirse a los objetivos que se encuentran en tipos específicos de células cancerosas. El anticuerpo "incita" al sistema inmunitario a atacar la célula a la que está unido, lo que provoca que el sistema inmunitario destruya la célula. Estos anticuerpos pueden funcionar de diferentes maneras, por ejemplo, mediante la estimulación del sistema inmunitario para destruir la célula, el bloqueo del crecimiento celular u otras funciones necesarias para el crecimiento celular.

Cómo tomar el denosumab

El denosumab se administra cada 4 semanas por medio de una inyección subcutánea (SC, que se administra debajo de la piel, similar a la insulina) en una dosis de 120 mg. Además, el médico puede pedirle que tome suplementos de calcio y vitamina D para ayudar con su salud ósea y evitar que sus niveles de calcio en la sangre disminuyan demasiado. Hable con su equipo sobre las dosis adecuadas para usted. Debe tomar mucho líquido mientras esté tomando este medicamento. Trate de tomar de 8 a 10 vasos de líquido sin alcohol ni cafeína al día.

Posibles efectos secundarios del denosumab

Puede hacer diversas cosas para controlar los efectos secundarios del denosumab. Hable con el médico o enfermero/a acerca de estas recomendaciones. Ellos pueden ayudarlo a decidir qué es lo que funcionará mejor para usted. Estos son algunos de los efectos secundarios más frecuentes:

Bajo nivel de calcio en la sangre (hipocalcemia)

El denosumab puede hacer que sus niveles de calcio en la sangre desciendan por debajo de lo normal. Se pueden tomar suplementos de calcio y vitamina D para prevenir que el nivel disminuya demasiado. Los signos de que los niveles de calcio están bajos incluyen: entumecimiento u hormigueo alrededor de los labios, rigidez muscular, contracciones, espasmos o calambres. Asegúrese de notificar al equipo de oncología si se presentan estos síntomas.

Fatiga y debilidad

La fatiga es muy frecuente durante el tratamiento del cáncer y es una sensación abrumadora de agotamiento y debilidad que generalmente no se alivia con el reposo. Mientras esté en tratamiento contra el cáncer, y durante un tiempo después, es posible que necesite ajustar sus horarios para controlar estos efectos secundarios. Planee momentos para descansar durante el día y conserve energía para actividades más importantes. El ejercicio puede ayudar a combatir la fatiga; una simple caminata diaria con un amigo puede ayudar. Hable con el equipo de atención médica para obtener consejos útiles sobre cómo manejar este efecto secundario.

Náuseas o vómitos

Hable con el equipo de atención oncológica para que le prescriban medicamentos que le ayuden a controlar las náuseas y los vómitos. Además, los cambios en la dieta pueden ayudar. Evite los productos que pueden empeorar los síntomas, como los alimentos pesados o grasosos, picantes o ácidos (limones, tomates, naranjas). Pruebe con galletas saladas o refresco de jengibre para reducir los síntomas.

Llame al equipo de atención oncológica si no tolera los líquidos durante más de 12 horas o si siente mareos o aturdimiento en cualquier momento.

Falta de aliento

Este medicamento puede causar falta de aliento. Si experimenta falta de aliento o dolor de pecho de forma repentina, comuníquese con su médico.

Estreñimiento

Puede hacer varias cosas para prevenir o aliviar el estreñimiento. Incluya fibra en su alimentación (frutas y verduras), beba de 8 a 10 vasos de líquido sin alcohol al día y manténgase activo. Un laxante una o dos veces al día puede prevenir el estreñimiento. Si no defeca durante 2 o 3 días, debe ponerse en contacto con el equipo de atención médica para solicitar sugerencias para aliviar el estreñimiento.

Bajo recuento de glóbulos rojos (anemia)

Los glóbulos rojos son responsables de transportar oxígeno a los tejidos del cuerpo. Cuando el recuento de glóbulos rojos es bajo, puede sentirse cansado o débil. Debe informar al equipo de atención oncológica si siente que le falta el aliento, tiene dificultad para respirar o dolor en el pecho. Si el recuento es demasiado bajo, puede recibir una transfusión de sangre.

Diarrea

El equipo de atención oncológica puede recomendarle medicamentos para aliviar la diarrea. Además, trate de comer comidas livianas y con bajo contenido de fibras, como arroz blanco y pollo hervido u horneado. Evite las frutas y verduras crudas, los panes integrales, cereales y semillas. La fibra soluble se encuentra en algunos alimentos y absorbe líquidos, lo cual puede ayudar a aliviar la diarrea. Los alimentos ricos en fibra soluble incluyen: compota de manzana, plátanos (maduros), fruta enlatada, gajos de naranja, papas hervidas, arroz blanco, productos hechos con harina blanca, avena, crema de arroz, crema de trigo y harinas. Tome de 8 a 10 vasos al día de líquido sin cafeína y sin alcohol para prevenir la deshidratación.

Los efectos secundarios menos frecuentes pero importantes pueden incluir:

  • Reacciones alérgicas: En algunos casos, los pacientes pueden tener una reacción alérgica a este medicamento. Los signos de una reacción pueden incluir: disminución de la presión arterial, falta de aliento, hinchazón de los labios, sarpullido, picazón y urticaria. Si nota algún cambio en cómo se siente durante o después de la inyección, avísele a su médico inmediatamente.
  • Osteonecrosis de la mandíbula: La osteonecrosis de la mandíbula (ONM) es un efecto secundario raro, sin embargo, es importante que lo conozca y tome los pasos necesarios para proteger su salud bucal. El maxilar (hueso de la mandíbula superior) y la mandíbula (hueso de la mandíbula inferior) normalmente están cubiertos por tejido de las encías. En el caso de la ONM, este tejido desaparece y el hueso queda expuesto. Los síntomas típicos asociados con la ONM son: dolor, hinchazón o infección de las encías, aflojamiento de los dientes, exposición del hueso (a menudo en el sitio de una extracción dental previa). Algunos pacientes pueden reportar entumecimiento u hormigueo en la mandíbula o una mandíbula con sensación de "pesadez". La ONM puede no presentar síntomas durante semanas o meses y solo puede reconocerse por la presencia de hueso expuesto. La ONM casi siempre ocurre poco después de un procedimiento dental, aunque no siempre. Detenga el tratamiento con denosumab por lo menos 3 semanas antes de cualquier procedimiento dental.
    • Antes de comenzar el tratamiento, debe hacerse un examen dental completo, limpieza y extracción de cualquier diente en mal estado.
    • Las dentaduras postizas deben ser revisadas para un ajuste apropiado.
    • Cepíllese los dientes después de las comidas y a la hora de acostarse con un cepillo de cerdas suaves. Use hilo dental suavemente una vez al día. Si le sangran las encías, hable con el equipo de atención médica para ver si puede continuar usando hilo dental.
    • Revise diariamente sus dientes y encías en un espejo para ver si tiene llagas, hinchazón, dientes flojos, dolor o entumecimiento, u otros cambios y repórtelos a su dentista o equipo de oncología inmediatamente.
  • Fractura del fémur (hueso del muslo): Este medicamento puede causar fracturas femorales atípicas (hueso del muslo) con un traumatismo mínimo o ningún traumatismo que contribuya a la fractura. Si experimenta un dolor nuevo o inusual en los muslos, la cadera o la ingle, comuníquese con su equipo de atención médica inmediatamente.

Problemas en la reproducción

La exposición del feto a este medicamento podría causar anomalías congénitas, por lo que no debe quedar embarazada ni engendrar un hijo mientras reciba este medicamento. Es necesario utilizar un método anticonceptivo eficaz durante el tratamiento y durante 5 meses después del tratamiento para las mujeres. Incluso si su ciclo menstrual se interrumpe o si cree que no está produciendo espermatozoides, aún podría ser fértil y concebir. Debe consultar al equipo de atención médica antes de amamantar mientras tome este medicamento.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
 
 
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines