Cómo prepararse para su primer día de quimioterapia

Autor: Equipo OncoLink
Última Vez Revisión: 14 de junio de 2018

En general, los días en la sala de infusión de quimioterapia son largos. Es mejor que esté preparado(a) para esto, ya que le ayudará a aliviar el estrés y la ansiedad que le provoca el tratamiento para el cáncer. A continuación, se presentan algunas sugerencias para que su primer día de quimioterapia sea lo menos estresante posible. Decida qué consejos le servirán más para los días que estará en la sala de infusión.

Organice su información

En su primer día de tratamiento, se enfrentará a varias experiencias nuevas, posiblemente abrumadoras. Es una buena idea tener información preparada para las preguntas que le puedan hacer. Puede utilizar la sección OncoPilot para imprimir los registros y organizar su información. Una buena manera de mantener la organización en el futuro es poner estos formularios en una carpeta que pueda llevar a las citas.

Planifique cómo llegar

Debido a que no sabe cómo reaccionará su cuerpo a los diferentes medicamentos, es una buena idea que alguien lo lleve a hacerse tratamiento y lo busque, al menos la primera vez. Puede suceder que lo tolere bien y, si lo prefiere, puede ir sin compañía a las futuras visitas. Es mejor que se familiarice con las instrucciones para llegar al centro oncológico, dónde estacionarse y dónde registrarse al llegar.

Qué esperar al llegar

Llegue a tiempo a su cita. Puede que tenga que completar formularios y es probable que le hagan un análisis de sangre antes de su tratamiento. Los resultados de este análisis de sangre pueden influir en su tratamiento, por lo que, probablemente, haya un retraso después de la extracción de sangre mientras el equipo espera los resultados. También tendrá que esperar a que el farmacéutico mezcle el medicamento.

Vístase cómodo(a)

Es posible que esté sentado(a) en el área de tratamiento durante un período de tiempo prolongado, por lo que es importante que se sienta cómodo(a). Asegúrese de que haya un fácil acceso a su vía central, si tiene una. Un catéter central de inserción periférica (Peripherally Inserted Central Catheter, PICC) en su brazo requerirá que la enfermera acceda a la parte superior de su brazo. Si está usando una prenda con mangas largas, asegúrese de que las mangas sean lo suficientemente sueltas como para levantarlas y colocar el PICC. Si tiene un acceso venoso Port-a-Cath® en su pecho al que se accederá para su tratamiento, es conveniente que se ponga una camisa con botones suelta o puede subírsela mientras se accede al catéter y, luego, una vez que esté adherido al tratamiento, volver a bajarla. La mayoría de las salas de tratamiento son frías, por lo que una buena opción es llevar una manta, ya que estará conectado a la infusión de quimioterapia, lo que dificulta quitarse y ponerse ropa.

También puede llevar un bálsamo o una loción para los labios para mantener su piel hidratada. Evite el perfume y la colonia, ya que su sentido del olfato y el de los que le rodean pueden ser muy sensibles.

Lleve un bocadillo

A menos que se lo indique su proveedor o enfermera, no hay ninguna razón por la que no pueda comer un bocadillo o una bebida durante su tratamiento. Es importante llevar una alimentación adecuada y mantenerse hidratado. Puede escoger un bocadillo que posea un alto valor nutricional y tenga olor y sabor suave. Algunas salas de infusión son abiertas, lo que significa que hay más de un paciente en tratamiento en la habitación, por lo que debe recordar no llevar ningún alimento que tenga un olor fuerte. Algunas buenas ideas de bocadillos incluyen los siguientes: nueces, galletas integrales, queso duro, hummus, barras de granola y frutas. La mayoría de los centros de tratamiento proporcionan agua.

Entretenimiento

La mayoría de las salas de infusión permiten que un visitante se quede durante el tratamiento. Un familiar o amigo puede ser una gran distracción y, además, es útil que haya otra persona que pueda recibir la información que se le ha proporcionado. También puede llevar un libro, un dispositivo electrónico, una manualidad para hacer, etc. Algunas salas de infusión tienen televisor. Lleve todo lo que le ayude a pasar el tiempo.

Haga preguntas

¡Ninguna pregunta es mala! El personal médico está a su disposición para responder a sus preguntas. Puede pedirle a su enfermera los prospectos de todos los medicamentos que le administren. Si llevó a una persona de compañía y apoyo, asegúrese de que se encuentren a su disposición cuando haga preguntas para que tenga un segundo par de oídos para absorber la información. Si aún no lo ha hecho, puede utilizar “Build My Treatment Binder”; de OncoLink para obtener información sobre el curso de su tratamiento y el manejo de los efectos secundarios.

Regresar al hogar

Cuando haya terminado su primer día de quimioterapia, puede que se sienta emocionado(a), exhausto(a), abrumado(a) o extasiado(a). No sabrá exactamente qué esperar hasta que lo viva. Una vez que esté en su hogar, es importante que siga las instrucciones que se le brinden. Tome sus medicamentos de manera puntual, descanse, hidrátese y aliméntese. Mantenga un registro de cualquier efecto secundario o nuevo sentimiento que tenga que informarle a su proveedor. Realice una lista de las preguntas que se le ocurran para llevar a su próxima visita.

Si tiene náuseas, diarrea u otros efectos secundarios, llame a su proveedor. ¡No pueden ayudarle si no saben lo está pasando! Hay muchos consejos y medicamentos para controlar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer y su proveedor puede ayudarle a determinar qué es lo que funciona mejor para usted.

Tómese el tiempo necesario para reflexionar sobre lo que mejor le funcionó durante su cita. ¿Escogió un bocadillo que realmente quería comer? ¿Recibió el apoyo adecuado de su persona de apoyo? ¿Tenía toda la información que necesitaba? ¿Recibió de su enfermera información adecuada sobre su tratamiento y sus medicamentos? Estas son algunas cosas en las que se debe pensar para futuros tratamientos de quimioterapia.

Tenga en cuenta que el proceso y tratamiento de la enfermedad de cada persona es único. Mucha gente querrá aconsejarle, pero es su trabajo tomar solo los consejos que le funcionen y desestimar el resto.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V