Mieloma múltiple: Nociones básicas

Autor: Equipo OncoLink
Última Vez Revisión: 21 de junio de 2018

El mieloma múltiple (también llamado mieloma) es un cáncer que afecta a las células plasmáticas, que se encuentran en la sangre. En el mieloma, las células plasmáticas crecen fuera de control y sobrepoblan la médula ósea, donde se producen las células sanguíneas. Esto impide la producción normal de otras células sanguíneas y evita que el sistema inmunológico funcione bien.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para desarrollar mieloma múltiple incluyen los siguientes:

  • Exposición extensa a radiación, resinas químicas, solventes orgánicos, pesticidas o herbicidas.
  • Presencia del virus del herpes humano de tipo 8 (HHV-8).
  • Antecedentes familiares de mieloma.

Detección

No hay pruebas de detección de rutina disponibles para detectar el mieloma.

Signos de mieloma múltiple

Las señales y los síntomas del mieloma múltiple incluyen los siguientes:

  • Dolor y daño óseo.
  • Alto nivel de calcio en sangre, que causa aumento de la micción y sed, cálculos renales, disminución del apetito, inquietud y confusión.
  • Conteos sanguíneos anormales y aumento del espesor de la sangre (detectado con análisis de sangre).
  • Infecciones que no desaparecen.
  • Plasmacitoma, que es una acumulación de células de mieloma, formando una masa que puede ocurrir en la piel, los huesos y el cerebro.
  • Insuficiencia renal.

Estos también pueden ser signos de otros problemas de salud. Si experimenta alguno de estos síntomas, debe ser evaluado de inmediato por un proveedor de atención médica.

Diagnóstico de mieloma múltiple

Cuando su proveedor de atención médica sospecha de mieloma múltiple, ordenará exámenes adicionales que pueden incluir los siguientes: una serie de análisis de sangre, una recolección de orina de 24 horas, una biopsia de médula ósea y pruebas de radiología, que incluyen un estudio del esqueleto, radiografías, resonancia magnética (RM), tomografía computarizada (TC) y tomografía por emisión de positrones (PET).

Estadificación del mieloma múltiple

La clasificación en etapas es una forma de describir en qué medida el mieloma ha afectado al cuerpo y de ayudar a guiar el tratamiento. El sistema de estadificación utilizado en el mieloma es el Sistema de Estadificación Internacional Revisado (Revised International Staging System, RISS).

El RISS divide el mieloma múltiple en tres etapas basadas en la microglobulina beta-2 en suero, los niveles de albúmina en suero y las anomalías cromosómicas (genéticas).

Tratamiento

Los tratamientos dependen de cómo la enfermedad está afectando al cuerpo, la edad del paciente y su estado de salud actual. Los tratamientos comunes incluyen los siguientes:

  • Quimioterapia: La quimioterapia se puede utilizar en el momento del diagnóstico, en altas dosis para prepararse para un trasplante de médula ósea o de células madre, como mantenimiento después del trasplante y para tratar la recaída.
  • Trasplante de células madre: Para los pacientes menores de 65 años y en buen estado de salud, un trasplante de células madre es una opción típica de tratamiento.
  • Tratamientos dirigidos: Estos medicamentos se pueden usar con quimioterapia para tratar a pacientes mayores de 65 años o que tengan otros problemas médicos.
  • Radioterapia: La radiación se puede utilizar para tratar un plasmacitoma (una masa de células de mieloma) o áreas de daño óseo.

Este artículo es una guía básica sobre el mieloma múltiple. Puede obtener más información sobre el mieloma múltiple y su tratamiento en los vínculos a continuación.

Mieloma múltiple: los fundamentos

Recursos para obtener más información: mieloma múltiple

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

Preguntas frecuentes


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines