Procedimientos quirúrgicos: cirugía y estadificación del cáncer de los conductos biliares (colangiocarcinoma)

Autor: Karen Arnold-Korzeniowski
Fecha de la última revisión:

Los conductos biliares transportan la bilis desde el hígado hasta el intestino delgado. La bilis es un líquido verdoso que se produce en el hígado y se almacena en la vesícula biliar. La bilis ayuda a digerir las grasas y eliminar la hemoglobina de los glóbulos rojos viejos. Cuando hay células cancerosas en el conducto biliar, se llama colangiocarcinoma. Hay dos tipos de colangiocarcinoma:

  • El cáncer de vías biliares intrahepáticas se forma en las vías biliares del hígado.
  • El cáncer del conducto biliar extrahepático se forma fuera del hígado, ya sea en el conducto biliar extrahepático perihiliar o distal.

¿Qué es la estadificación y cómo se realiza?

La estadificación es una forma de averiguar si el cáncer se ha diseminado en su cuerpo y hasta dónde se ha extendido. Su proveedor le pedirá que se haga algunas pruebas para determinar el estadio de su cáncer. Estas pruebas pueden incluir:

Examen físico: Este es un examen general para examinar su cuerpo y hablar sobre sus problemas de salud anteriores. 

Imágenes: Las pruebas de radiología pueden mirar dentro de su cuerpo para observar el cáncer y determinar si se ha propagado. Estos exámenes pueden incluir los siguientes:

Pruebas de laboratorio: Se pueden hacer algunos exámenes de sangre, como pruebas de función hepática para evaluar los niveles de bilirrubina y fosfatasa alcalina, antígeno carcinoembrionario (CEA) y pruebas de marcadores tumorales CA 19-9.

Procedimientos: Estos pueden incluir:

  • Laparoscopia: Se hacen muchas incisiones (cortes) pequeñas en el abdomen. El cirujano colocará un laparoscopio (tubo delgado e iluminado) con herramientas en el extremo del mismo dentro del abdomen para obtener una biopsia. 
  • Colangiografía transhepática percutánea (CTP): Se utiliza una aguja con la guía de rayos X (con tinte) para evaluar el hígado y las vías biliares. Se pueden obtener biopsias y, en casos de obstrucción de conductos, se puede colocar un stent.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE): Se coloca un tubo iluminado con una cámara (endoscopio) a través de la boca hasta el intestino delgado bajo guía de rayos X (con tinte) para observar los conductos biliares. Se pueden tomar biopsias. Se coloca un stent si hay una obstrucción del conducto.

El colangiocarcinoma se disemina a otras partes del cuerpo a través de los tejidos, los sistemas linfático y sanguíneo. Al colangiocarcinoma se le asigna una etapa de 1 a 4. La etapa se basa en la cantidad de cáncer que hay, qué tan lejos se ha diseminado y qué curso de tratamiento se puede usar. Al planificar el tratamiento del colangiocarcinoma, los tumores se describen además como resecables (localizados) o irresecables. Aquellos con enfermedad localizada pueden someterse a una cirugía para extirpar todo el tumor (resecable), mientras que los cánceres irresecables no se pueden extirpar por completo mediante cirugía.   

En algunos casos, se utiliza cirugía para tratar el colangiocarcinoma. 

Procedimientos quirúrgicos para el colangiocarcinoma 

  • Extirpación de los conductos biliares: En casos de cánceres pequeños y confinados (solo dentro del conducto biliar), se puede realizar la extirpación total o parcial del conducto biliar. En algunos casos, el cirujano puede examinar y extraer los ganglios linfáticos y el tejido linfático durante este procedimiento.
  • Hepatectomía parcial: Se trata de la extracción de un trozo de tejido hepático en forma de cuña, un lóbulo hepático completo o una porción más grande del hígado, con un área de tejido de apariencia normal alrededor del tumor.
  • Procedimiento de Whipple: Un procedimiento estándar de este tipo es la extirpación de la cabeza del páncreas (y, a veces, el cuerpo), la vesícula biliar, el conducto biliar y una parte del estómago (píloro), el intestino delgado (duodeno) y los ganglios linfáticos cercanos. 
  • Laparoscopia: Se hacen muchas incisiones (cortes) pequeñas en el abdomen. El cirujano colocará un laparoscopio (tubo delgado e iluminado) con herramientas en el extremo del mismo dentro del abdomen para obtener una biopsia. 
  • Derivación biliar: Para aquellas personas con una obstrucción en el conducto biliar a causa de un tumor, se puede realizar una derivación biliar. Esto implica la creación de una derivación alrededor del tumor a otro órgano, como la vesícula biliar.
  • Colocación de stent: Es la colocación de un tubo, llamado stent, en el conducto biliar para mantenerlo abierto y funcionando.

Su cirujano discutirá con usted si su cáncer es resecable (removible quirúrgicamente) o irresecable (probablemente no pueda removerse quirúrgicamente).

En ciertos casos, además de una hepatectomía parcial, se extirpa parte del páncreas y el intestino delgado. Algunos pacientes pueden incluso someterse a un trasplante de hígado. Su equipo de atención médica le hablará sobre esto si es una opción para usted.

¿Cuáles son los riesgos asociados con la cirugía de colangiocarcinoma?

Como con cualquier cirugía, existen riesgos y posibles efectos secundarios. Estos pueden ser:

  • Reacción a la anestesia. (La anestesia es la medicación que se le administra para ayudarle a dormir durante la cirugía, no recordarla y controlar el dolor. Las reacciones pueden incluir respiración sibilante, sarpullido, hinchazón y presión arterial baja.)
  • Sangrado.
  • Coágulos de sangre.
  • Infección.
  • Neumonía (infección en los pulmones).
  • Filtración de bilis a la cavidad abdominal (barriga).
  • Insuficiencia hepática.
  • En algunos casos, se pueden presentar problemas nutricionales.

Su cirujano le hablará sobre otros riesgos según su salud y el tipo de cirugía a la que se someta.

¿Cómo es la recuperación?

La recuperación de la cirugía para tratar el colangiocarcinoma dependerá del procedimiento que se haya realizado. Puede ser necesaria una hospitalización.

Se le indicará cómo cuidar su incisión (corte realizado durante la cirugía) antes de salir del hospital.

Su equipo médico revisará los medicamentos que tomará, como los que se usan para el dolor, la prevención de coágulos de sangre y otras afecciones.

Es posible que deba realizar cambios en su nivel de actividad. Su proveedor hablará sobre esto con usted.

¿Cómo puedo cuidarme?

Es posible que necesite que un familiar o amigo le ayude con sus tareas diarias hasta que se sienta mejor. Es posible que su equipo tarde algún tiempo antes de que le diga que está bien volver a su actividad normal.

Asegúrese de tomar los medicamentos recetados según las indicaciones para prevenir el dolor, las infecciones y / o el estreñimiento. Llame a su equipo si tiene síntomas nuevos o que empeoran.

Hay formas de controlar el estreñimiento después de la cirugía. Puede cambiar su dieta, beber más líquidos y tomar medicamentos de venta libre. Hable con su equipo de atención antes de tomar cualquier medicamento para el estreñimiento.

Respirar profundamente y descansar puede ayudar a controlar el dolor, mantener los pulmones sanos después de la anestesia y promover un buen drenaje del líquido linfático. Intente hacer ejercicios de relajación y respiración profunda varias veces al día durante la primera semana, o cuando note que está muy tenso.

  • Ejemplo de un ejercicio de relajación: mientras está sentado, cierre los ojos y respire lenta y profundamente de 5 a 10 veces. Relaja tus músculos. Gire lentamente la cabeza y los hombros.

Este artículo contiene información general. Asegúrese de hablar con su equipo de atención sobre su plan específico y su recuperación.

Referencias

NIH. Bile Duct Cancer (Cholangiocarcinoma) Treatment (PDQ®)–Patient Version. July 5, 2018. Found at: https://www.cancer.gov/types/liver/patient/bile-duct-treatment-pdq 

ACS. Surgery for Bile Duct Cancer. July 3, 2018. Found at: https://www.cancer.org/cancer/bile-duct-cancer/treating/surgery.html 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!