Procedimientos quirúrgicos: ileostomía

Autor: Equipo OncoLink
Última Vez Revisión: 9 de noviembre de 2018

¿Qué es una ileostomía y cómo se realiza?

Una ileostomía es un estoma (orificio) en la superficie del abdomen que permite el paso de las heces. Se realiza una cirugía para fijar el extremo del intestino delgado, o íleon, al interior de la pared abdominal. Esto permite que las heces pasen del intestino, a través del estoma, a un dispositivo externo de recolección.

El estoma se crea en la pared abdominal. El estoma está hecho del intestino. Debe ser de color rosado a rojo en apariencia, caliente, húmedo y es capaz de secretar moco. No hay control de esfínteres en las heces. Sin embargo, algunos tipos de ileostomía permiten que la persona pueda contener las heces.

La ileostomía puede ser temporal o permanente. Esto dependerá del tipo de cirugía a la que se someta.

  • La ileostomía permanente puede ser necesaria después de la cirugía para extirpar el intestino grueso, el colon, el recto o el ano.
  • La ileostomía temporal se puede realizar si sólo se extirpa parte del colon y se deja el recto.

Su proveedor de atención médica hablará con usted acerca de la necesidad de una ileostomía temporal o permanente, según su situación personal y su estado de salud.

El alimento sale del cuerpo más temprano en el proceso de digestión cuando usted tiene una ileostomía. Esto causará un cambio en la consistencia de las heces. Las heces que usted expulsa de la ileostomía serán de consistencia líquida a pastosa y contendrán enzimas digestivas.

Se puede realizar una ileostomía para tratar algunos casos de:

  • Cáncer de recto.
  • Cáncer de colon.
  • Afecciones intestinales inflamatorias benignas, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.
  • Poliposis familiar.
  • Ciertos defectos congénitos.
  • Lesión o traumatismo.
  • Enfermedad de Hirschprung.

Existen varios tipos de ileostomía:

  • Ileostomía estándar (Ileostomía Brooke): Conecta el íleon con la pared abdominal, exponiendo la mucosa intestinal para formar un estoma externo liso. Usted no podrá controlar sus heces después de esta cirugía, por lo tanto, resulta necesario usar una bolsa externa para la recolección de heces.
  • Ileostomía continente: Proporciona continencia de las heces, pero la necesidad de drenaje frecuente con un catéter. No hay necesidad de una bolsa de recolección externa. Para hacer esto, el cirujano forma un bolsillo dentro del abdomen (en lugar del recto) y una pequeña válvula externa en la cual se coloca el catéter para drenar las heces.
  • Reservorio ileoanal (reservorio ileal en J, reservorio en S, reservorio en W o bolsa pélvica): Permite el paso de las heces desde el ano. Durante este procedimiento, el cirujano crea una bolsa de recolección del íleon y el recto, la cual recogerá las heces. Las heces se pueden evacuar desde el ano.

¿Cuáles son los riesgos asociados con una ileostomía?

Existen riesgos y efectos secundarios relacionados con la resección del intestino delgado. Los riesgos y los efectos secundarios pueden ser:

  • Infección.
  • Sangrado.
  • Coágulos de sangre.
  • Daño o lesión a órganos cercanos.
  • Adhesión/formación de tejido cicatricial. (Una adhesión es tejido cicatrizal que une 2 piezas de tejido que no deben ser unidas. A menudo, son indoloras y no necesitan tratamiento. Los casos graves pueden causar una obstrucción en el intestino o limitar el flujo sanguíneo.)
  • Obstrucción intestinal. (Es un bloqueo en el intestino que puede limitar la digestión o la eliminación de las heces.)
  • Separación de heridas o problemas con la curación.
  • Anomalías electrolíticas, más comúnmente sodio y potasio.
  • Diarrea.
  • Problemas con el estoma como irritación de la piel, infección y fugas.
  • La sensación de necesidad de tener una evacuación intestinal llamada recto fantasma.
  • Síndrome del intestino corto, que puede llevar a problemas de absorción de vitaminas y nutrientes.

¿Cómo es la recuperación?  

La recuperación de una ileostomía dependerá de la extensión del procedimiento. El tiempo que permanezca en el hospital dependerá del procedimiento que se haya realizado y de qué tan bien se esté recuperando.

Se le indicará cómo cuidar su estoma/incisiones quirúrgicas y se le darán otras instrucciones antes de salir del hospital. Una enfermera/terapeuta especialmente capacitada le dará instrucciones completas sobre el cuidado de su estoma.

Su equipo médico discutirá con usted los medicamentos que va a tomar, tales como aquellos para el dolor, coágulos de sangre, infecciones y prevención del estreñimiento, manejo de la diarrea y/u otras condiciones. También discutirán con usted la necesidad y el tipo de cuidados de seguimiento que necesitará, como la evaluación de los niveles de electrolitos.

Su proveedor le dirá lo que debe y lo que no debe hacer cuando regrese a casa. Esto a menudo incluye:

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica acerca de las restricciones de actividad tales como agacharse, levantar objetos y hacer ejercicio.
  • No conduzca mientras toma medicamentos narcóticos para el dolor.
  • Regrese al trabajo en 2-4 semanas, dependiendo de su ocupación y sus demandas laborales.
  • Hable con su equipo de atención médica acerca de ducharse, sumergir sus incisiones quirúrgicas en agua, recomendaciones de dieta, actividad sexual y cuidado del estoma.

¿Qué necesitaré en casa?

  • Termómetro para detectar fiebre, que puede ser un signo de infección.
  • Suministros para el cuidado de las incisiones y los estomas, normalmente suministrados por el hospital, el equipo de atención médica o la enfermera/terapeuta especialista en estomas.

¿Cuándo debe llamar a su médico?

  • Signos de infección, que incluyen fiebre y enrojecimiento, olor o drenaje en la incisión.
  • Náuseas, vómitos, distensión abdominal o calambres que duran más de 2 horas.
  • No hay salida de ileostomía durante 4-6 horas con calambres y náuseas.
  • Hinchazón de las piernas y/o aparición repentina de falta de aliento.
  • Cualquier dolor nuevo o que empeore.
  • Disminución de la micción.
  • Sangre en la bolsa de ostomía.
  • Anomalías en la presencia del estoma, incluyendo retracción (tirar hacia adentro), cambios de tamaño o el color, bloqueo o protuberancia del estoma, sangrado, heridas, lesión del estoma, irritación o llagas en la piel y/o heces acuosas durante 5 horas o más.

¿Cómo puedo cuidarme?

Es posible que necesite que un familiar o amigo lo ayude con sus tareas diarias hasta que se sienta mejor. Puede tomar algún tiempo antes de que su equipo le diga que está bien volver a su actividad normal.

Asegúrese de tomar los medicamentos recetados según las indicaciones para prevenir el dolor, la infección y/o el estreñimiento. Llame a su equipo por cualquier síntoma nuevo o que empeore.

Hay maneras de controlar el estreñimiento después de la cirugía. Usted puede cambiar su dieta, beber más líquidos y tomar medicamentos de venta libre. Antes de tomar laxantes, consulte con su equipo de atención médica.

Respirar profundamente y descansar pueden ayudar a controlar el dolor, mantener los pulmones sanos después de la anestesia y promover un buen drenaje del líquido linfático. Trate de hacer ejercicios de respiración profunda y relajación varias veces al día durante la primera semana, o cuando note que está más tenso.

  • Ejemplo de un ejercicio de relajación: Siéntese, cierre los ojos y respire profundamente de 5 a 10 veces. Relaje los músculos. Lentamente gire la cabeza y los hombros.

Este artículo contiene información general. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre su plan específico y su recuperación.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V