Procedimientos quirúrgicos: cirugía y estadificación del cáncer de ano

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión: 13 de febrero de 2020

Las células cancerosas en el ano se llaman cáncer anal. El ano se encuentra al final del intestino. Ayuda a mover las heces fuera del cuerpo.

Con frecuencia, los cánceres anales comienzan en el revestimiento interno del ano o la mucosa y se denominan carcinoma de células escamosas. Otros tipos de cánceres anales incluyen:

  • Adenocarcinoma.
  • Carcinoma de células basales.
  • Melanoma.
  • Tumores del estroma gastrointestinal (TEGI).

¿Qué es la estadificación y cómo se realiza?

La clasificación en estadios es una manera de averiguar qué tan lejos se ha diseminado el cáncer en su cuerpo. Su proveedor le hará algunas pruebas para determinar el estadio de su cáncer. Para los cánceres anales, estas pruebas pueden incluir:

Examen físico: Este es un examen general para examinar su cuerpo y hablar sobre problemas de salud anteriores. Esto incluirá un examen del conducto anal y del recto (examen rectal digital). A veces, se puede hacer una prueba de Papanicolaou anal para detectar el VPH (virus del papiloma humano).

Imágenes: Las pruebas de radiología pueden mirar dentro de su cuerpo para observar el cáncer y determinar si se ha propagado. Estos exámenes pueden incluir los siguientes:

Procedimientos: Cada caso de cáncer anal es diferente. Hable con su equipo de atención sobre qué procedimientos pueden ser parte de su plan de tratamiento. Estas opciones pueden incluir:

  • Endoscopia: Se utiliza un endoscopio, o un tubo con luz, para buscar cualquier área anormal. El endoscopio puede obtener tejido para una biopsia.
  • Anoscopia: Usando un anoscopio (un tubo corto y hueco con luz), su proveedor de atención médica puede colocarlo en el ano y el recto para ver mejor estas áreas.
  • Proctoscopia: Usando un proctoscopio (un tubo corto e iluminado), su proveedor puede observar más de cerca su recto.
  • Proctosigmoidoscopia rígida: Un proctosigmoidoscopio rígido es una versión más larga del anoscopio, lo que le permite al médico ver el recto y la parte inferior del colon sigmoide.
  • Biopsia: Una biopsia toma células del cáncer, o de una parte del cáncer, para ver qué tipo de cáncer es y cómo se comporta. Un médico llamado patólogo examina la muestra en un laboratorio.
    • Biopsia del ganglio linfático centinela: Se inyecta un tinte radioactivo o azul cerca del tumor canceroso y se absorbe en las células. Cualquier ganglio linfático con tinte azul o material radioactivo presente se extirpa y se envía para su análisis.
    • Aspiración con aguja fina: Se aspira (extrae) una pequeña muestra de líquido y/o tejido de los ganglios linfáticos a través de una aguja hueca.

El cáncer anal se disemina a otras partes del cuerpo a través de los tejidos, y los sistemas linfático y sanguíneo. El estadio del cáncer determina qué tan extenso es el cáncer, qué tan lejos se ha diseminado y qué curso de tratamiento se recomendará. El cáncer anal se estadifica mediante el sistema de estadificación del American Joint Committee on Cancer (AJCC) e incluye estadios de enfermedad 0 (llamado carcinoma in situ) hasta el estadio IV.

Con frecuencia, el cáncer anal se trata con cirugía.

Hay dos procedimientos quirúrgicos que se usan para tratar el cáncer anal, dependiendo de su estadio y situación, e incluyen:

  • Resección local: Extirpación del tumor, así como de una pequeña cantidad de tejido circundante de apariencia normal. Esto se utiliza en casos en los que el tumor es pequeño y no se ha diseminado a otras partes del cuerpo. El control intestinal no suele verse afectado con este método.
  • Resección abdominoperineal (RAP): Se hacen incisiones (cortes) abdominales y anales para extirpar el ano, el recto y el colon sigmoide. Se necesitará una colostomía (apertura en el abdomen por donde las heces pueden salir del cuerpo). La apertura donde estaba el ano se cerrará con suturas. También se pueden extirpar los ganglios linfáticos.

¿Cuáles son los riesgos asociados con la cirugía anal?

Como con cualquier cirugía, hay riesgos y posibles efectos secundarios. Estos pueden ser:

  • Reacción a la anestesia (La anestesia es la medicación que se le da para ayudarle a dormir durante la cirugía, no recordarla y controlar el dolor. Las reacciones pueden incluir respiración sibilante, sarpullido, hinchazón y presión arterial baja.)
  • Lesión en órganos cercanos.
  • Sangrado.
  • Coágulos de sangre.
  • Infección.

Los efectos secundarios que son específicos de una resección abdominoperineal incluyen:

  • Tejido cicatricial en el vientre.
  • Problemas con la digestión.
  • Necesidad de una colostomía permanente.
  • Cambios en la sexualidad de los hombres, incluyendo disfunción eréctil, incapacidad para alcanzar el orgasmo o disminución del placer/intensidad orgásmica en los hombres.
  • El tejido cicatricial puede causar relaciones sexuales dolorosas en las mujeres.
  • Cambios en la imagen corporal.

¿Cómo es la recuperación?

La recuperación de la cirugía para el cáncer anal dependerá de la extensión del procedimiento que se haya realizado. Para aquellos que se han sometido a una resección abdominoperineal, se necesita una hospitalización de 3 a 5 días. Se le darán instrucciones sobre cómo cuidar su incisión antes de salir del hospital.

Su equipo médico discutirá con usted los medicamentos que tomará, tales como aquellos para el dolor, la prevención de coágulos sanguíneos y/u otras condiciones.

Las restricciones de actividad e instrucciones comunes para la cirugía abdominoperineal incluyen:

  • A menudo, se sugiere caminar la noche de la cirugía o el día después.
  • Dúchese 48-72 horas después de la cirugía.
  • No levante peso, se agache ni gire hasta que le hayan dicho que puede hacerlo.
  • No conduzca mientras toma medicamentos narcóticos para el dolor.
  • No se siente por largos períodos de tiempo ya que esto puede retrasar la curación.
  • Siga la dieta recomendada que se le ha dado.

Contáctese con su equipo de atención médica en caso de:

  • Fiebre. El equipo de atención médica le dirá a qué temperatura debe comunicarse con ellos.
  • Enrojecimiento o drenaje en la incisión.
  • Náuseas, vómitos o distensión abdominal.
  • Hinchazón de las piernas y/o falta de aliento.
  • Sangre en las heces o sangrado rectal continuo con o sin vértigo o mareos.
  • Cualquier dolor nuevo o que empeore.

¿Cómo puedo cuidarme?

Es posible que necesite que un familiar o amigo lo ayude con sus tareas diarias hasta que se sienta mejor. Puede tomar algún tiempo antes de que su equipo le diga que está bien volver a su actividad normal.

Asegúrese de tomar los medicamentos recetados según las indicaciones para prevenir el dolor, la infección y/o el estreñimiento. Llame a su equipo por cualquier síntoma nuevo o que empeore.

Hay maneras de controlar el estreñimiento después de la cirugía. Usted puede cambiar su dieta, beber más líquidos y tomar medicamentos de venta libre. Antes de tomar laxantes, consulte con su equipo de atención médica.

Respirar profundamente y descansar pueden ayudar a controlar el dolor, mantener los pulmones sanos después de la anestesia y promover un buen drenaje del líquido linfático. Trate de hacer ejercicios de respiración profunda y relajación varias veces al día durante la primera semana, o cuando note que está más tenso.

  • Ejemplo de un ejercicio de relajación: Siéntese, cierre los ojos y respire profundamente de 5 a 10 veces. Relaje los músculos. Lentamente gire la cabeza y los hombros.

Este artículo contiene información general. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre su plan específico y su recuperación.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!