Procedimientos quirúrgicos: cirugía y estadificación del retinoblastoma

Autor: OncoLink Team
Última Vez Revisión: 14 de agosto de 2019

Retinoblastoma es un cáncer de la retina, que se localiza en la parte posterior del ojo. La enfermedad ocurre típicamente en niños pequeños y es muy infrecuente que afecte a adultos. El retinoblastoma es el cáncer de ojo más común en los niños. La enfermedad puede afectar uno o ambos ojos y, rara vez hace metástasis en otras áreas del cuerpo.

¿Qué es la estadificación y cómo se realiza?

Una vez que se ha hecho un diagnóstico de retinoblastoma o si hay sospecha de que la enfermedad está presente, el proveedor de atención médica generalmente obtendrá pruebas adicionales para determinar la etapa del cáncer. Estas pueden incluir:

  • Examen físico: Este es un examen físico general, así como una evaluación de sus antecedentes médicos.
  • Examen de la vista: Esto incluye un examen de los ojos con dilatación de las pupilas, que, a veces, se puede hacer con anestesia, dependiendo de la edad del niño.
  • Imagen radiológica: Se pueden utilizar imágenes como ecografías, tomografías computarizadas (TC), resonancias magnéticas (RM), ecografía ocular y/o gammagrafías óseas para evaluar más a fondo la extensión del cáncer.
  • Aspiración y biopsia de médula ósea: Este procedimiento removerá la médula ósea junto con una pequeña porción de hueso de la cadera o del esternón para evaluar la propagación de la enfermedad.
  • Punción lumbar: Este procedimiento consiste en extraer una muestra de líquido cefalorraquídeo de la columna vertebral para evaluar la propagación de la enfermedad al cerebro y a la médula espinal.

En casos poco frecuentes, el retinoblastoma se disemina a otras partes del cuerpo y lo hace a través de los tejidos y los sistemas linfático y sanguíneo. El estadio del cáncer determina qué tan extenso es el cáncer, qué tan lejos se ha diseminado y qué curso de tratamiento se recomendará. El retinoblastoma generalmente se estadifica usando la Clasificación Internacional del Retinoblastoma Intraocular, que asigna un grupo de A a E. El grupo se basa en cuánto del ojo es afectado, donde A es la menor cantidad de cáncer y E, la mayor. También es importante considerar si uno o ambos ojos están afectados. Este agrupamiento orienta la selección del tratamiento y si la visión del niño puede ser preservada.

En algunas situaciones, se puede recomendar que las personas con retinoblastoma se sometan a cirugía. El objetivo principal es salvar la vida del niño, pero también es importante preservar la visión. La decisión sobre qué procedimiento quirúrgico se realiza depende del grupo de clasificación, incluyendo:

  • Enucleación: Este procedimiento se realiza para extirpar el globo ocular y una porción del nervio óptico.
  • Implante de ojos y colocación de ojos artificiales: Después de una enucleación, se coloca un implante ocular y se fija a los músculos responsables del movimiento ocular. En una cirugía separada que se realiza varias semanas después de la cirugía, se coloca un ojo artificial sobre el implante previamente colocado. Esto no permite la visión, pero el implante será movido por los músculos del ojo dando la apariencia de un ojo sano.

¿Cuáles son los riesgos asociados con la cirugía de retinoblastoma?

Como con cualquier cirugía, existen riesgos y posibles efectos secundarios. Estos pueden ser:

  • Sangrado.
  • Infección.
  • Extrusión del implante (el implante se sale).
  • Pérdida de la visión.

Algunas personas tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones quirúrgicas. Hable con su equipo de atención médica si tiene inquietudes con respecto a los riesgos quirúrgicos y/o para discutir riesgos adicionales basados en su situación personal.

¿Cómo es la recuperación?

El equipo médico analizará con usted la necesidad, si la hubiera, de permanecer en el hospital después de su cirugía. Aunque la mayoría de las cirugías se realizan de forma ambulatoria, a veces, se recomienda una breve internación. Durante 24 a 36 horas después de la cirugía, usted puede experimentar un dolor de cabeza, que puede aliviarse con medicamentos de venta libre que el equipo de cuidados de salud puede recomendar.

Se le darán instrucciones sobre el cuidado del vendaje, que debe permanecer en su lugar durante 5 días, a menos que se le indique lo contrario. El equipo médico discutirá con usted la necesidad de tomar algunos medicamentos, que pueden incluir un antibiótico tópico y esteroides.

Las restricciones comunes de actividad y las instrucciones postoperatorias incluyen:

  • Limpie el exterior del párpado suavemente con un paño con agua jabonosa limpia y tibio.
  • Evite levantar objetos que pesen más de 10 libras, hacer esfuerzos o frotarse el ojo durante, al menos, 2 semanas después de la cirugía.
  • Evite la formación de costras en los párpados.
  • Evite pasar la ducha por el ojo operado durante, aproximadamente, 10 días después de la cirugía.
  • Regrese al trabajo o la escuela según lo aconsejado por su equipo de atención médica, que normalmente es dentro de las 2 a 6 semanas después de la cirugía.
  • Siga los consejos de su equipo de atención médica sobre cómo tomar aspirina o anticoagulantes.

Nota: Es normal experimentar lagrimeo teñido de sangre. Hable con su equipo de atención médica sobre cualquier inquietud.

¿Cómo puedo cuidarme?

Es posible que necesite que un familiar o amigo lo ayude con sus tareas diarias hasta que se sienta mejor. Puede tomar algún tiempo antes de que su equipo le diga que está bien volver a su actividad normal.

Asegúrese de tomar los medicamentos recetados según las indicaciones para prevenir el dolor, la infección y/o el estreñimiento. Llame a su equipo por cualquier síntoma nuevo o que empeore.

Hay maneras de controlar el estreñimiento después de la cirugía. Usted puede cambiar su dieta, beber más líquidos y tomar medicamentos de venta libre. Antes de tomar laxantes, consulte con su equipo de atención médica. 

Respirar profundamente y descansar pueden ayudar a controlar el dolor, mantener los pulmones sanos después de la anestesia y promover un buen drenaje del líquido linfático. Trate de hacer ejercicios de respiración profunda y relajación varias veces al día durante la primera semana, o cuando note que está más tenso.

  • Ejemplo de un ejercicio de relajación: Siéntese, cierre los ojos y respire profundamente de 5 a 10 veces. Relaje los músculos. Lentamente gire la cabeza y los hombros.

Este artículo contiene información general. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre su plan específico y su recuperación.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

Preguntas frecuentes


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines