Procedimientos quirúrgicos: orquiectomía

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión:

¿Qué es una orquiectomía y cómo se realiza?

Una orquiectomía es la extirpación quirúrgica de uno o ambos testículos. Los testículos descansan debajo del pene en el escroto. Los testículos son glándulas que producen esperma y testosterona (una hormona).

Se puede utilizar una orquiectomía para tratar algunos casos de:

  • Cáncer testicular y/o de próstata.
  • Cáncer de mama masculino.
  • Prevención del cáncer en hombres con testículo no descendido después de la pubertad.
  • Trauma severo o lesión en el testículo.
  • Cirugía de cambio de sexo de hombre a mujer.

Existen diferentes tipos de orquiectomía, que incluyen:

  • Orquiectomía inguinal radical: El testículo y el cordón espermático se extraen a través de una incisión (corte) realizada en la ingle. En ocasiones, se puede colocar un implante testicular protésico (artificial) lleno de solución salina.
  • Orquiectomía simple: Durante una orquiectomía simple, el testículo se extirpa a través del escroto. Como en una orquiectomía inguinal radical, se puede insertar una prótesis de testículo. Tanto en la orquiectomía simple como en la radical, se puede extirpar un solo testículo o ambos, lo que se denomina orquiectomía bilateral.
  • Orquiectomía subcapsular: Durante una orquiectomía subcapsular, se extirpa el tejido glandular que recubre los testículos, dejando los testículos en su lugar.

¿Cuáles son los riesgos asociados con una orquiectomía?

Como con cualquier cirugía, existen riesgos y posibles efectos secundarios. Estos pueden ser:

  • Reacción a la anestesia. (La anestesia es la medicación que se le administra para ayudarle a dormir durante la cirugía, no recordarla y controlar el dolor. Las reacciones pueden incluir respiración sibilante, sarpullido, hinchazón y presión arterial baja.)
  • Sangrado.
  • Infección.
  • Coágulos de sangre.
  • Pérdida de fertilidad (capacidad de engendrar un hijo).
  • Disfunción eréctil.
  • Pérdida de sensibilidad en la ingle y/o los genitales.
  • Baja libido (deseo sexual).
  • Sofocos, cambios de humor, depresión.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Osteoporosis.
  • Agrandamiento de las mamas (ginecomastia).
  • Aumento de peso.
  • Fatiga.
  • Cambio en la imagen de uno mismo.

¿Cómo es la recuperación?

La recuperación de una orquiectomía puede incluir una hospitalización corta, dependiendo de la extensión del procedimiento al que se haya sometido. Se le enseñará el cuidado de la incisión antes de ser dado de alta del hospital.

Su equipo médico discutirá con usted los medicamentos que tomará, incluidos aquellos para prevenir coágulos sanguíneos, infecciones y estreñimiento, y aquellos para el control del dolor y las náuseas.

Su proveedor le dirá lo que debe y lo que no debe hacer cuando regrese a casa. Esto a menudo incluye:

  • Use un soporte escrotal y compresas de hielo como se indique.
  • Tome los analgésicos como se lo indiquen.
  • Evite hacer esfuerzos con las deposiciones y trate de prevenir el estreñimiento.
  • Cuando esté sentado, use un cojín en forma de anillo para mayor comodidad.
  • No levante nada pesado hasta que se lo indique su proveedor.
  • No practique deportes, trote ni corra hasta que le digan que es seguro hacerlo.

Conducir, reanudar la actividad sexual y regresar al trabajo son temas a discutir con su equipo de atención médica.

¿Qué necesitaré en casa?

  • Termómetro para detectar fiebre, que puede ser un signo de infección.
  • Compresas de hielo.
  • Soporte escrotal, como un suspensorio.

¿Cuándo debo llamar a mi equipo de atención médica?

Llame a su equipo de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre o escalofríos. Su equipo le dirá a qué temperatura debe ponerse en contacto con ellos.
  • Enrojecimiento y/o inflamación de la ingle.
  • Hinchazón en el escroto.
  • Drenaje y/o sangrado en la incisión.
  • No poder orinar.

¿Cómo puedo cuidarme?

Es posible que necesite que un familiar o amigo lo ayude con sus tareas diarias hasta que se sienta mejor. Puede tomar algún tiempo antes de que su equipo le diga que está bien volver a su actividad normal.

Asegúrese de tomar los medicamentos recetados según las indicaciones para prevenir el dolor, la infección y/o el estreñimiento. Llame a su equipo por cualquier síntoma nuevo o que empeore.

Hay maneras de controlar el estreñimiento después de la cirugía. Usted puede cambiar su dieta, beber más líquidos y tomar medicamentos de venta libre. Antes de tomar laxantes, consulte con su equipo de atención médica.

Respirar profundamente y descansar pueden ayudar a controlar el dolor, mantener los pulmones sanos después de la anestesia y promover un buen drenaje del líquido linfático. Trate de hacer ejercicios de respiración profunda y relajación varias veces al día durante la primera semana, o cuando note que está más tenso.

  • Ejemplo de un ejercicio de relajación: Siéntese, cierre los ojos y respire profundamente de 5 a 10 veces. Relaje los músculos. Lentamente gire la cabeza y los hombros.

Este artículo contiene información general. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre su plan específico y su recuperación.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!