Procedimientos quirúrgicos: cirugía y estadificación del cáncer de pene

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión: 15 de enero de 2020

Las células cancerosas en o sobre el tejido del pene se llaman cáncer de pene. El pene es responsable tanto de la reproducción como de la micción. El tipo más común de cáncer de pene es el carcinoma de células escamosas. Otros tipos incluyen melanoma, carcinoma verrugoso, adenocarcinoma (enfermedad de Paget del pene), carcinoma de células basales, y sarcoma.

¿Qué es la estadificación y cómo se realiza?

La clasificación en estadios es una manera de averiguar qué tan lejos se ha diseminado el cáncer en su cuerpo. Su proveedor le hará algunas pruebas para determinar el estadio de su cáncer. Para el cáncer de pene, estos exámenes pueden ser:

Examen físico: Este es un examen general para examinar su cuerpo y hablar sobre problemas de salud anteriores.

Biopsia: Una biopsia toma células del cáncer, o de una parte del cáncer, para ver qué tipo de cáncer es y cómo se comporta. Un médico llamado patólogo examina la muestra en un laboratorio.

Imágenes: Las pruebas de radiología pueden mirar dentro de su cuerpo para observar el cáncer y determinar si se ha propagado. Estos exámenes pueden incluir los siguientes:

  • Tomografía computarizada (TC).
  • Tomografía por emisión de positrones (PET).
  • Resonancia magnética (RM).

El cáncer de pene se disemina a otras partes del cuerpo a través de los tejidos, y los sistemas linfático y sanguíneo. El estadio del cáncer determina qué tan extenso es el cáncer, qué tan lejos se ha diseminado y qué curso de tratamiento se recomendará. Para el cáncer de pene, los proveedores usan el sistema de estadificación del American Joint Committee on Cancer TNM, que le proporcionará a su equipo de atención médica información sobre la extensión del tumor (T), su diseminación a los ganglios linfáticos (N) y la metástasis a distancia (diseminación) (M). La puntuación de TNM se combina para determinar un estadio de I a IV.

Procedimientos quirúrgicos usados para el tratamiento del cáncer de pene

La cirugía suele utilizarse para tratar el cáncer de pene. El procedimiento utilizado dependerá de muchos factores, incluyendo el tamaño y la ubicación del cáncer. El cirujano hablará con usted acerca de su procedimiento específico.

Los procedimientos quirúrgicos utilizados para tratar los cánceres de pene incluyen:

Microcirugía de Mohs: Es la extirpación de capas de piel hasta que ya no quede cáncer. Después de que cada capa es removida, se examina con un microscopio de inmediato para asegurarse de que no haya células cancerosas. Esto deja la mayor cantidad posible de tejido normal.

Cirugía láser: Se utiliza un rayo láser para eliminar las lesiones de la superficie del pene.

Criocirugía: El tejido anormal se congela y se destruye.

Circuncisión: Este procedimiento extirpa parte o todo el prepucio.

Amplia extirpación local: Extirpación de toda el área cancerosa y de una pequeña porción del tejido normal circundante.

Amputación: Extirpación del pene. Puede ser parcial o total.

  • Penectomía parcial: Extirpación del extremo del pene, dejando el cuerpo intacto.
  • Penectomía total: Extirpación de todo el pene, con la creación de una apertura urinaria entre el escroto y el ano, llamada uretrostomía perineal.

Emasculación: Extirpación del pene y los testículos. A menudo se usa para tratar cánceres avanzados.

Extirpación de los ganglios linfáticos: Se extirpan los ganglios linfáticos.

Extirpación del ganglio linfático centinela: Se utiliza un colorante especial o sustancia radioactiva que se inyecta cerca del tumor canceroso y se deja absorber. Se extirpa el primer ganglio linfático que se ve con un tinte y se examina para detectar células cancerosas. Si hay cáncer en este "ganglio linfático centinela", se extirparán ganglios linfáticos adicionales.

Extirpación de los ganglios linfáticos inguinales: Extirpación de los ganglios linfáticos inguinales a través de una incisión (corte) en la ingle.

¿Cuáles son los riesgos asociados con la cirugía de pene?

Como con cualquier cirugía, existen riesgos y posibles efectos secundarios. Estos pueden ser:

  • Reacción a la anestesia (La anestesia es la medicación que se le da para ayudarle a dormir durante la cirugía, no recordarla y controlar el dolor. Las reacciones pueden incluir respiración sibilante, sarpullido, hinchazón y presión arterial baja.)
  • Infección.
  • Problemas con la cicatrización de heridas.
  • Linfedema (hinchazón).
  • Acumulación de líquidos.
  • Estrechamiento de la uretra que puede dificultar la micción.
  • Posibilidad de tener que sentarse para orinar.
  • Posible incapacidad para tener relaciones sexuales.
  • Necesidad de suplementos de testosterona en caso de emasculación.
  • Necesidad de cirugía reconstructiva.
  • Dolor crónico.
  • Cambio en la imagen de uno mismo.

¿Cómo es la recuperación?

La recuperación de una cirugía de pene puede incluir una estancia en el hospital de una a dos noches, dependiendo de la extensión del procedimiento que se haya realizado. Usted puede tener una sonda urinaria temporal para drenar la orina de la vejiga y se le darán instrucciones sobre el cuidado de la sonda antes de salir del hospital.

Your medical team will give you information about the medications you will be taking, such as those for prevention of pain, blood clots, infection, and constipation, along with medications that treat other conditions.

Su proveedor de atención médica discutirá sus restricciones particulares de actividad dependiendo de la cirugía que haya tenido.

¿Cómo puedo cuidarme?

Es posible que necesite que un familiar o amigo lo ayude con sus tareas diarias hasta que se sienta mejor. Puede tomar algún tiempo antes de que su equipo le diga que está bien volver a su actividad normal.

Asegúrese de tomar los medicamentos recetados según las indicaciones para prevenir el dolor, la infección y/o el estreñimiento. Llame a su equipo por cualquier síntoma nuevo o que empeore.

Hay maneras de controlar el estreñimiento después de la cirugía. Usted puede cambiar su dieta, beber más líquidos y tomar medicamentos de venta libre. Antes de tomar laxantes, consulte con su equipo de atención médica.

Respirar profundamente y descansar pueden ayudar a controlar el dolor, mantener los pulmones sanos después de la anestesia y promover un buen drenaje del líquido linfático. Trate de hacer ejercicios de respiración profunda y relajación varias veces al día durante la primera semana, o cuando note que está más tenso.

  • Ejemplo de un ejercicio de relajación: Siéntese, cierre los ojos y respire profundamente de 5 a 10 veces. Relaje los músculos. Lentamente gire la cabeza y los hombros.

Este artículo contiene información general. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre su plan específico y su recuperación.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!