Cómo comprender su informe de patología: Cáncer de próstata

Autor: Carolyn Vachani, RN, MSN, AOCN
Última Vez Revisión: 20 de junio de 2018

¿Qué es un informe de patología?

Un patólogo es un médico que se especializa en diagnosticar enfermedades examinando el tejido del cuerpo. Probablemente, nunca conocerá al patólogo, pero se le enviarán las muestras del tejido prostático que se extraen durante la cirugía o biopsia para que las revise. El patólogo prepara un resumen detallado de los hallazgos, que se denomina informe de patología.

Usted debe obtener una copia de su informe de patología para tener un registro de su historial médico personal y compartirlo con otros médicos que participen en su cuidado. Comprender este informe le ayudará a tomar decisiones sobre el tratamiento.

¿Qué encontrará en un informe de patología?

La información contenida en el informe depende de si la muestra se presenta a partir de una biopsia (en cuyo caso se reciben “núcleos”; de tejido prostático) o de una prostatectomía, que incluirá toda la glándula prostática, las vesículas seminales, los conductos deferentes y los ganglios linfáticos. El informe se divide en secciones, incluyendo información sobre el paciente, el diagnóstico (si se conoce), el procedimiento, una descripción de lo que recibió el patólogo y una descripción de lo que se ve bajo el microscopio (un tipo de cáncer, tejido benigno, otras anomalías tisulares). Para cualquier sección que contenga cáncer de próstata, el patólogo identificará el grado y la puntuación de Gleason, así como la proporción de la muestra que contenía cáncer. Aunque todos los informes contendrán la información necesaria, la forma en que se presentan varía enormemente. Para ayudarle a leer su informe, repasemos cada una de estas secciones de manera individual.

El informe incluirá la fecha en que se recolectó la muestra y cuándo se recibió en el laboratorio. Puede o no incluir alguna información sobre el diagnóstico del paciente y el procedimiento que se realizó (biopsia, prostatectomía).

Tipos de muestras

Cuando se realiza una biopsia de próstata, el médico toma 10 o más muestras de varias áreas de la glándula prostática utilizando uno de los dos métodos de biopsia. El método más comúnmente utilizado es la biopsia transrectal, que utiliza una pequeña sonda de ultrasonido que se inserta en el recto para guiar las agujas de la biopsia a través del tejido rectal hasta la próstata. El segundo método es la biopsia transperineal, que se realiza insertando agujas a través del perineo (la piel entre el escroto y el recto) en el tejido prostático. Las muestras sometidas a una biopsia se denominan “núcleos”, que son piezas cilíndricas de tejido prostático que se extraen con agujas. La próstata tiene forma de castaña y rodea la uretra, a través de la cual drena la orina. Los núcleos se toman de las partes superior (ápice), media e inferior (base) de ambos lóbulos (lados) de la glándula.

En el caso de una prostatectomía, se extirpa toda la glándula prostática junto con la grasa y el tejido circundante. La muestra puede incluir las vesículas seminales (glándulas que producen alrededor del 60 % del volumen de semen) y los conductos deferentes (el conducto que lleva el semen a su destino). La muestra también puede contener uno o más ganglios linfáticos.

Descripción macroscópica

En general, esta sección no reviste tanta importancia para usted, el paciente. Es una descripción de lo que recibió el patólogo y lo que ve a simple vista. Describirá cómo se recibieron los especímenes (en un contenedor o separados en varios) y cómo se etiquetan. El patólogo puede describir el color, tipo de tejido y tamaño de la(s) muestra(s) y cualquier margen “teñido”. (En una prostatectomía, el patólogo marca los bordes de la muestra con tinta para facilitar su identificación).

Diagnóstico microscópico

Esta sección puede llamarse diagnóstico microscópico o simplemente diagnóstico. Este es el meollo del informe, que contiene prácticamente todo lo que necesitamos saber. Vamos a repasar las cosas que puedes ver en esta sección.

Términos usados para describir el tejido:

  • Tejido benigno: describe el tejido que no es canceroso.
  • Inflamación del tejido o prostatitis: esta inflamación o infección puede ser la causa de un antígeno prostático específico (Prostate Specific Antigen, PSA) elevado cuando no se encuentra cáncer.
  • Neoplasia intraepitelial prostática (NIP) de alto grado: es una afección benigna, pero a menudo se observa junto con un cáncer y se considera un precursor del desarrollo de un cáncer, es decir, precanceroso.
  • Adenocarcinoma: esto describe el tipo de cáncer que se encuentra en el 95 % de los casos de cáncer de próstata. Otros tipos raros, que comprometen el 5 % de los casos, incluyen los siguientes: célula pequeña, mucinosa, endometrioide, célula transicional, célula escamosa, célula basal, adenoide quístico, célula en anillo de sello y carcinomas neuroendocrinos. Este artículo sólo se refiere a los adenocarcinomas.

Para cualquier muestra que contenga adenocarcinoma, se proporcionan más detalles y estos se analizan a continuación.

Grado y puntuación de Gleason

La puntuación de Gleason lleva el nombre del Dr. Donald Gleason, el patólogo que primero estudió e ideó un sistema de puntuación para describir la agresividad de los cánceres de próstata. Este sistema nos ayuda a separar los cánceres de próstata menos agresivos de los más agresivos. En términos más técnicos, representa el “grado”; del tumor, que es una medida del grado de diferenciación de las células del cáncer de próstata. La diferenciación se refiere a qué tan “normal” aparece una célula cancerosa bajo el microscopio cuando se la compara con una célula normal de la próstata. Si el cáncer está mal diferenciado o indiferenciado, entonces se ve muy anormal. Si el cáncer está bien diferenciado, entonces se ve similar a las células normales. Como es de esperar, los cánceres más agresivos están mal diferenciados, y estos tumores tienen poca o ninguna regulación de su crecimiento, lo que les permite multiplicarse de manera descontrolada (convirtiéndolo así en un cáncer agresivo).

La puntuación de Gleason es en realidad una suma de dos grados de Gleason. El grado es un número del 1 al 5, siendo 1 el patrón más bien diferenciado y 5 el más pobremente diferenciado. El patólogo asigna un grado primario a las células tumorales que constituyen la mayoría del tumor y un grado secundario a las células que constituyen una minoría del tumor. La puntuación de Gleason es entonces la suma de estos dos grados más dominantes. Por lo tanto, el rango potencial de las puntuaciones de Gleason es de 2 (1+1) a 10 (5+5). El grado más prominente (primario) se reporta como el grado de Gleason o es el primer número en la puntuación. Por ejemplo:

  • En un informe de Gleason 7 (3+4), el grado 3 es el más prominente.
  • En un informe de Gleason grado 4, puntuación 7; el grado 4 es el más prominente, con una puntuación total de 7 (por lo tanto, el grado 3 es la segunda puntuación más prominente).

Tenga en cuenta que cuando se realiza una biopsia de próstata para el diagnóstico y luego se extirpa con una prostatectomía radical, las puntuaciones de Gleason son las mismas entre la biopsia y las muestras de cirugía sólo el 75 % de las veces. En alrededor del 20 % de los casos, el espécimen de la cirugía en realidad termina teniendo un puntaje de Gleason más alto (y, por lo tanto, un cáncer más agresivo) que el que se encontró previamente en la biopsia inicial. Lo contrario (menor puntuación de Gleason en la cirugía que en la biopsia) ocurre menos del 5 % de las veces. Estas discrepancias pueden deberse a una biopsia incompleta o a la experiencia del patólogo. Debido a que la interpretación del patólogo es subjetiva, es importante que el tumor sea revisado por un patólogo experto. Muchos expertos recomiendan que un segundo patólogo revise la muestra para asegurarse de que la clasificación de Gleason sea correcta.

La puntuación de Gleason se ha correlacionado muy claramente con las tendencias esperadas en la supervivencia libre de recaídas bioquímicas (PSA) y la supervivencia general. En otras palabras, es una herramienta de predicción y pronóstico muy fuerte en el tratamiento de pacientes con cáncer de próstata.

¿Qué proporción del tumor se encuentra presente?

Esta información puede presentarse de varias formas. En una muestra de núcleo de biopsia, el patólogo puede reportar la cantidad usando una medición en milímetros o un porcentaje del núcleo. También indicarán cuántos núcleos contenían células cancerosas, es decir, tumores presentes en 4 de cada 5 núcleos. Esta información puede ayudar a determinar el tamaño general y la agresividad del tumor.

El informe de una prostatectomía describirá qué porcentaje de la glándula contiene cáncer. La próstata se compone de una zona central, una zona de transición y una zona periférica. El patólogo identificará qué zonas contienen cáncer. Si el tumor se extiende fuera de la glándula prostática, se describirá como que involucra o se extiende más allá de la cápsula prostática (compromiso capsular). Si existe compromiso capsular, el informe puede especificar el porcentaje de compromiso. El patólogo examina las vesículas seminales para detectar cualquier tumor y también informa de ello.

Su informe puede comentar acerca de los márgenes. Esta es el área en el borde de la muestra que se presentó. Cuando se realiza una cirugía de cáncer, el cirujano intenta extirpar todo el tumor y parte del tejido normal que lo rodea. Esta área de “tejido normal”; es importante porque cualquier célula cancerosa extraviada puede estar incluida en ella. Si el borde (o margen) contiene un tumor, es posible que se hayan dejado células cancerosas. El objetivo de la cirugía es lograr un “margen limpio”;, es decir, sin células cancerosas. En el caso de un margen positivo, puede ser necesario un tratamiento adicional.

Si una muestra de prostatectomía contenía grasa o ganglios linfáticos circundantes, el patólogo notará si estos tejidos contienen células cancerosas.

Estadificación

La “estadificación”; se utiliza para describir y agrupar los cánceres según el tamaño y la extensión del tumor. Para cada tipo de cáncer, se utilizan diferentes sistemas de estadificación. El sistema de estadificación más comúnmente usado para los cánceres de próstata es el sistema de estadificación del Comité conjunto estadounidense sobre el cáncer (American Joint Committee on Cancer, AJCC). Este sistema utiliza la extensión del tumor primario (etiquetado como T0-4b), la ausencia o presencia de cáncer en los ganglios linfáticos (Nx-3) y la existencia de metástasis (Mx-1b) para asignar una clasificación TNM, que corresponde a una etapa. Consulte el artículo Cáncer de próstata: los fundamentos para obtener información completa sobre la estadificación.

En resumen

En el cáncer de próstata, tanto la puntuación de Gleason como la clasificación en etapas se utilizan para determinar la agresividad del cáncer y el tratamiento que se necesita. Al comprender los conceptos básicos del informe, se encontrará en mejores condiciones de analizar sus opciones de tratamiento con su equipo de atención médica.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

Preguntas frecuentes


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines