Procedimientos quirúrgicos: cirugía y estadificación del sarcoma de Kaposi

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión:

El sarcoma de Kaposi es un cáncer de tejido blando de las membranas mucosas, los ganglios linfáticos y otros órganos, causado por el virus del herpes humano 8 (HHV-8). Las lesiones del sarcoma de Kaposi pueden tener múltiples focos, lo que significa que se encuentran lesiones en diferentes áreas del cuerpo.

Hay algunas personas que tienen un riesgo más alto de desarrollar sarcoma de Kaposi:

  • Aquellos que tienen el virus del herpes humano 8 (HHV8), especialmente aquellos que están inmunocomprometidos en relación con una infección por VIH, trasplante de órganos, edad avanzada u otros factores contribuyentes.
  • Los de ascendencia judía, mediterránea y africana ecuatorial.
  • Los hombres.
  • Los que están inmunocomprometidos.
  • Los hombres que tienen sexo con hombres.

Hay una variedad de subtipos de sarcoma de Kaposi, entre los que se incluyen:

  • Sarcoma de Kaposi epidémico (relacionado con el SIDA).
  • Sarcoma de Kaposi clásico (mediterráneo).
  • Sarcoma de Kaposi endémico (africano).
  • Sarcoma de Kaposi iatrogénico (relacionado con trasplantes) (adquirido).
  • Sarcoma de Kaposi relacionado con la terapia inmunosupresora (adquirido).
  • Sarcoma de Kaposi en hombres VIH negativos que tienen sexo con hombres.
  • Sarcoma de Kaposi no epidémico. 

¿Qué es la estadificación y cómo se realiza?

La clasificación en estadios es una manera de averiguar qué tan lejos se ha diseminado el cáncer en su cuerpo. Su proveedor le hará algunas pruebas para determinar el estadio de su cáncer. Estos exámenes pueden ser:

Examen físico: Este es un examen general para examinar su cuerpo y hablar sobre problemas de salud anteriores. 

Imagen radiológica: Las pruebas de radiología pueden mirar dentro de su cuerpo para observar el cáncer y determinar si se ha propagado. Estos exámenes pueden incluir los siguientes: 

  • Tomografía computarizada (TC).
  • Radiografía de tórax.
  • Tomografía por emisión de positrones (PET). 

Pruebas de laboratorio: Exámenes de sangre como una prueba de química sanguínea y un recuento de linfocitos CD34.

Procedimientos: Estas incluyen:

  • Biopsia: Se extrae un pedazo de tejido y se examina bajo un microscopio para buscar células cancerosas. Los tipos de biopsia que se usan para evaluar el sarcoma de Kaposi incluyen:
    • Biopsia por escisión: Se utiliza un bisturí para eliminar toda el área anormal o el crecimiento de la piel.
    • Biopsia incisional: Este tipo de biopsia utiliza un bisturí para extraer solo parte de un tejido o crecimiento anormal.
    • Biopsia central: Extracción de una pequeña porción del crecimiento anormal de la piel con una aguja ancha.
    • Biopsia por aspiración con aguja fina (FNA): Se extrae una pequeña porción del crecimiento anormal con una aguja fina.
  • Endoscopia: Se coloca un tubo delgado e iluminado en el esófago, el estómago y el intestino delgado, lo que permite que el proveedor de atención médica evalúe cualquier área anormal dentro del tracto gastrointestinal que necesite una biopsia. Los ganglios linfáticos se pueden extirpar para su evaluación.
  • Broncoscopia: Se coloca un tubo delgado e iluminado en la tráquea y en las vías respiratorias más grandes del pulmón para buscar áreas anormales que requieran biopsia o una muestra de líquido.
  • Fotografía: La fotografía, también conocida como mapeo, puede utilizarse para monitorear el desarrollo de nuevas lesiones cutáneas del sarcoma de Kaposi.

El estadio del cáncer determina qué tan extenso es el cáncer, qué tan lejos se ha diseminado y qué curso de tratamiento se recomendará. Actualmente, no existe un sistema oficial de estadificación para el sarcoma de Kaposi epidémico; sin embargo, el sistema de estadificación del TIS ha sido utilizado por el Grupo de Ensayos Clínicos sobre el SIDA (ACTG) para evaluar el tumor, el sistema inmunológico y la enfermedad sistémica. El sistema describe además el estadio como buen riesgo o 0 y escaso riesgo o 1.

Con frecuencia, se puede recomendar que las personas con sarcoma de Kaposi se sometan a cirugía.

Cirugía para el sarcoma de Kaposi

La cirugía suele utilizarse para tratar el sarcoma de Kaposi. El procedimiento utilizado dependerá de muchos factores, incluyendo el tamaño y la ubicación del cáncer. El cirujano hablará con usted acerca de su procedimiento específico. 

Los procedimientos quirúrgicos utilizados para tratar el sarcoma de Kaposi incluyen:

  • Extirpación local: El área anormal del tejido de la piel, así como una pequeña cantidad de tejido de aspecto sano, se extirpa.
  • Electrodesecación y raspado: Este procedimiento extirpa el crecimiento de la piel afectada con una cureta, que es otra palabra para describir una herramienta quirúrgica en forma de cuchara. Se administra una corriente eléctrica con una aguja especial para detener el sangrado y destruir las células restantes del sarcoma de Kaposi.
  • Criocirugía/crioterapia: Se aplica nitrógeno líquido al área anormal de la piel para congelar y matar las células afectadas por el sarcoma de Kaposi.

¿Cuáles son los riesgos asociados con la cirugía del sarcoma de Kaposi?

Como con cualquier cirugía, existen riesgos y posibles efectos secundarios. Estos pueden ser:

  • Sangrado.
  • Formación de ampollas.
  • Infección.
  • Daño a los tejidos o a los vasos.
  • Daño en los nervios.
  • Dolor.
  • Cicatrices y/o blanqueamiento de la piel.
  • Disfunción sexual (específica por la localización).
  • Úlceras.
  • Apertura de la herida.

¿Cómo es la recuperación?

La recuperación de la cirugía de sarcoma de Kaposi dependerá de la extensión del procedimiento que se haya realizado. Se le enseñará cómo cuidar sus incisiones quirúrgicas y se le darán otras instrucciones antes de salir del hospital o centro quirúrgico.

Su equipo médico discutirá con usted los medicamentos que va a tomar y también discutirá con usted cualquier restricción de actividad en particular dependiendo de la cirugía a la que se haya sometido.

¿Cómo puedo cuidarme?

Es posible que necesite que un familiar o amigo lo ayude con sus tareas diarias hasta que se sienta mejor. Puede tomar algún tiempo antes de que su equipo le diga que está bien volver a su actividad normal.

Asegúrese de tomar los medicamentos recetados según las indicaciones para prevenir el dolor, la infección y/o el estreñimiento. Llame a su equipo por cualquier síntoma nuevo o que empeore.

Hay maneras de controlar el estreñimiento después de la cirugía. Usted puede cambiar su dieta, beber más líquidos y tomar medicamentos de venta libre. Antes de tomar laxantes, consulte con su equipo de atención médica. 

Respirar profundamente y descansar pueden ayudar a controlar el dolor, mantener los pulmones sanos después de la anestesia y promover un buen drenaje del líquido linfático. Trate de hacer ejercicios de respiración profunda y relajación varias veces al día durante la primera semana, o cuando note que está más tenso.

  • Ejemplo de un ejercicio de relajación: Siéntese, cierre los ojos y respire profundamente de 5 a 10 veces. Relaje los músculos. Lentamente gire la cabeza y los hombros.

Este artículo contiene información general. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre su plan específico y su recuperación.

Referencias

Cancer.Net. Sarcoma – Kaposi: Types of Treatment. 2019. 

National Institute of Health. Kaposi Sarcoma Treatment (PDQ®)-Patient Version. 2019. 

Tourlaki A et al. Recommended surgery of Kaposi's sarcoma nodules. Journal of Dermatologic Treatment. 2015;26(4):354-6. 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!