Seis propósitos de Año Nuevo para reducir el riesgo de cáncer

Autor: Carolyn Vachani, MSN, RN, AOCN
Fecha de la última revisión:

El Año Nuevo es un momento para reflexionar sobre el año pasado y mirar hacia el próximo. Esto a menudo inspira a las personas a comprometerse a esforzarse por tener un estilo de vida más saludable. Las siguientes resoluciones comunes, no solo contribuyen a un estilo de vida más saludable, sino que también pueden reducir el riesgo de cáncer. Y para muchos sobrevivientes de cáncer, pueden reducir el riesgo de recurrencia.

1. Abandone el consumo de tabaco.
Esto incluye cigarrillos, puros, pipas, tabaco para mojar o mascar y marihuana. El consumo de tabaco es la principal causa de muerte por cáncer prevenible. La cantidad de muertes por cáncer de pulmón se acerca a las 160.000. Si nadie en los EE. UU. fumara, ¡este número sería de unos 20.000! El consumo de tabaco puede causar cáncer en la boca, laringe (cuerdas vocales), garganta, vejiga, riñón, esófago y páncreas. También se ha relacionado con el cáncer de colon y de mama. ¿Listo para empezar?

2. ¡Aliméntese mejor!
La evidencia sugiere que un tercio de todas las muertes por cáncer se deben a factores dietéticos. Al disminuir la cantidad de alimentos grasos y aumentar la cantidad de frutas y verduras que consume, puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer. Aprenda más acerca de dieta y riesgo de cáncer.

3. Protéjase de la exposición al sol y a la luz ultravioleta
Use una loción con un factor de protección solar (SPF) de 15 o más todos los días y use un sombrero cuando esté al aire libre. También es posible sufrir quemaduras solares en invierno. Las cabinas de bronceado exponen a las personas a los mismos rayos dañinos que la luz solar, por lo que debe evitar su uso. Obtenga más información sobre seguridad solar en OncoLink.

4. Aumente la actividad física y pierda peso.
La dieta, el ejercicio y un peso saludable constituyen el "triángulo de salud"; cada uno tiene su propio efecto sobre la salud, pero juntos, son el segundo paso más importante, después de no fumar, para prevenir el cáncer y vivir de manera más saludable. La falta de actividad física se ha relacionado constantemente con un mayor riesgo de cáncer de mama, colon, próstata y endometrio. Tener sobrepeso y una dieta rica en grasas está claramente relacionado con el desarrollo de cáncer de mama (en mujeres posmenopáusicas), colon, endometrio (útero), esófago y riñón. Se estima que del 25 % al 30 % de los casos de estos cánceres está relacionado con el exceso de peso.

5. Disminuya el consumo de alcohol.
El consumo excesivo de alcohol se ha relacionado con el cáncer de boca, laringe (cuerdas vocales), esófago e hígado. Es particularmente dañino para los fumadores, ya que los dos agentes causantes trabajan juntos para producir más cánceres. Es posible que haya leído sobre los beneficios del vino tinto, que se ha descubierto que tiene algunas propiedades (no relacionadas con el alcohol) que pueden ser beneficiosas. Las propiedades anticancerígenas provienen de los polifenoles, antioxidantes que se encuentran en la piel y la semilla de las uvas, aunque estos beneficios solo se aplican cuando el vino tinto se bebe con moderación.

6. Hágase un examen físico de rutina por parte de su proveedor de atención médica.
Muchas personas solo ven a su proveedor de atención médica cuando están enfermas. Visitar al médico puede ofrecer recomendaciones para una vida más saludable e información sobre qué pruebas de detección del cáncer son adecuadas para usted. Y no olvide a su dentista: un examen dental no solo ayuda a mantener sus dientes sanos, sino que también incluye una prueba de detección de cáncer de boca.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!