Dilatadores vaginales para radioterapia

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión:

Su proveedor puede sugerirle que use un dilatador vaginal si ha recibido radiación en la pelvis. Usar un dilatador vaginal es importante para mejorar la elasticidad de su vagina. Esto puede hacer que los exámenes vaginales sean menos incómodos y puede prevenir las molestias durante la actividad sexual. El uso de un dilatador vaginal se considera mantenimiento de la salud después de completar la radioterapia. Sus proveedores pueden responder cualquier pregunta o inquietud que pueda tener. No dudes en preguntarles.

¿Por qué se necesitan dilatadores vaginales?

Después del tratamiento con radiación en el área pélvica, comienza a formarse tejido cicatricial en la vagina y el tejido se vuelve menos elástico y seco. Puede haber acortamiento o estrechamiento de la vagina y disminución del flujo sanguíneo al área. La cicatrización del tejido vaginal da como resultado adherencias, o áreas donde se forma tejido cicatricial, sellando los lados de la vagina. Esto puede hacer que los exámenes vaginales y las relaciones sexuales vaginales sean difíciles e incómodas.

¿Qué es un dilatador vaginal?

Un dilatador vaginal es un cilindro de plástico o goma liso, de forma similar a un tampón grande. Mide aproximadamente 6 pulgadas de largo y viene en diferentes anchos. El dilatador vaginal puede ayudar a prevenir la formación de tejido cicatricial, aumentar el flujo sanguíneo al área y puede ayudar a romper cualquier tejido cicatricial que se haya formado. Se recomienda que use un dilatador por el resto de su vida, ya que pueden aparecer cicatrices en cualquier momento después del tratamiento. Otros dispositivos, como vibradores o consoladores, ofrecen una capacidad similar para prevenir el estrechamiento de la vagina.

Uso y cuidado de su dilatador

¿Cuándo debo usar el dilatador?

Puede comenzar a usar el dilatador aproximadamente 4 semanas después de su último tratamiento de radiación. Este cronograma dependerá de cuándo haya disminuido la irritación vaginal y su proveedor le indicará cuándo comenzar. Use el dilatador al menos 3 veces por semana de por vida, a menos que su proveedor le indique lo contrario. Las relaciones sexuales son útiles para evitar el tejido cicatricial y pueden ser un sustituto del dilatador, pero deben ser consistentes para reemplazar el uso del dilatador.

¿Cómo uso el dilatador?

  • Lave el dilatador con agua tibia con jabón y enjuague bien.
  • Aplique un lubricante soluble en agua (por ejemplo, K-Y Jelly, Astro Glide, Sliquid, Slippery) en el extremo redondeado del dilatador y una pequeña cantidad en la apertura vaginal. No utilice lubricantes, lociones ni vaselina a base de aceite.
  • Hay varias posiciones para colocarse un dilatador. Elija la que le resulte más cómoda.
    • Acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas y ligeramente separadas.
    • Párese con una pierna levantada en una silla o cama.
    • También puede colocárselo en la ducha o acostada en una bañera con agua tibia.
  • Relaje los músculos del suelo pélvico. Puede intentar realizar un par de contracciones (como si estuviera tratando de detener el flujo de orina) y luego dejar que esos músculos se relajen. Además, respire profundamente unas cuantas veces. Mientras inhala, debe expandirse el abdomen. Y, al exhalar, tiene que desinflarse.
  • Con los dedos, separe la piel exterior de la vagina como lo haría al colocar un tampón. Coloque en la vagina el extremo redondeado del dilatador, lo más profundo posible. Lo que debe hacer es deslizar el extremo redondeado del dilatador hacia la parte superior de la vagina (que puede llevar un tiempo). Presione de manera firme, pero suave. No ejerza fuerza. A veces, girar el dilatador durante la colocación lo hace más fácil.
  • Deje el dilatador en la vagina de 5 a 10 minutos. (La cantidad de tiempo puede variar. Siga las instrucciones que l e proporcionó su proveedor). Apriete suavemente el dilatador contrayendo los músculos pélvicos (no lo haga tan fuerte para que no se salga), y luego deje que se relajen los músculos. Repita esto varias veces. Si se siente tenso, respire profundamente para relajarse.
  • Mueva suavemente el dilatador hacia adelante y hacia atrás, luego de un lado a otro y después gírelo.
  • Si está usando dilatadores de diferentes tamaños, comience con los más pequeños y termine con los más grandes, para que le resulte más cómodo.
  • Retire el dilatador lentamente mientras lo gira de un lado a otro.
  • Lávese las manos y el dilatador con agua tibia y jabón. Deje que el dilatador se seque completamente para evitar que se acumulen bacterias.

¿Qué otros consejos me pueden brindar?

  • Tener relaciones sexuales regulares, aproximadamente 3 días a la semana, también pueden ayudar a prevenir complicaciones vaginales y pueden ser un sustituto del uso del dilatador.
  • En lugar del dilatador vaginal, se pueden utilizar otros dispositivos, como vibradores o consoladores, ya que ofrecen una capacidad similar para prevenir el estrechamiento de la vagina. Estos artículos pueden ser menos costosos cuando se compran en una tienda especializada para adultos.
  • Usar el dilatador justo antes de tener relaciones sexuales puede ayudar a reducir el dolor y la opresión vaginal durante el coito.
  • No se realice duchas vaginales en ningún momento.

¿Qué puedo esperar cuando empiece a usar el dilatador?

Puede llevarle de 8 a 12 semanas sentir un aumento en el tamaño de la apertura vaginal y un ablandamiento de los tejidos. Sea paciente. Al comenzar este proceso, es posible que note que está algo sensible. Hablar con su médico, enfermero(a) o terapeuta puede resultarle útil. Para la mayoría de las mujeres, existe un período de adaptación. Después de esto, el uso del dilatador se vuelve más rutinario. Consulte con el equipo de atención médica si tiene problemas. Siempre están a su disposición para ayudarle.

Al principio, es posible que tenga una pequeña cantidad de sangrado o manchado después de usar el dilatador o tener relaciones sexuales. Esto es normal y puede ocurrir durante varios meses. Debería detenerse a medida que el tejido vaginal comienza a ablandarse y estirarse. El sangrado abundante o el dolor excesivo no es normal y, si experimenta esto, debe ponerse en contacto con su proveedor.

¿Qué debo comunicarle a mi equipo de atención médica?

Consulte con su proveedor si tiene signos de una infección como los siguientes:

  • Picazón vaginal.
  • Fiebre.
  • Flujo vaginal con olor fuerte.
  • Dolor abdominal.

 

Este artículo es una guía general para el uso del dilatador vaginal. Asegúrese de seguir las indicaciones proporcionadas por su proveedor y ponerse en contacto con su equipo de atención médica si tiene algún problema o inquietud.

Referencias

American Cancer Society. Treating Sexual Problems for Women with Cancer. Accessed at: https://www.cancer.org/treatment/treatments-and-side-effects/physical-side-effects/fertility-and-sexual-side-effects/sexuality-for-women-with-cancer/problems.html

Carter, J., Goldfrank, D., & Schover, L. R. (2011). Simple strategies for vaginal health promotion in cancer survivors. The journal of sexual medicine, 8(2), 549-559.

Jefferies, H., Hoy, S., Mccahill, R., & Crichton, A. (2007). Guidelines On Vaginal Dilator Use After Pelvic Radiotherapy. Nursing Times, 103(30), 28-29.

Juraskova I, Lubotzky F (2015) Recovering after pelvic radiation therapy: a guide for women Available from: http://www.targetingcancer.com.au/wp-content/uploads/2015/10/Recovering-after-Pelvic-Radiation-Therapy-a-guide-for-women.pdf

Kachnic, L. A., Bruner, D. W., Qureshi, M. M., & Russo, G. A. (2017). Perceptions and practices regarding women’s vaginal health following radiation therapy: a survey of radiation oncologists practicing in the United States. Practical radiation oncology, 7(5), 356-363.

Katz, A. J. (2007). Breaking the silence on cancer and sexuality: A handbook for healthcare providers (pp. 203-11). Pittsburgh, PA: Oncology Nursing Society.

Miles, T., & Johnson, N. (2010). Vaginal dilator therapy for women receiving pelvic radiotherapy. The Cochrane database of systematic reviews, (9), CD007291.

Morris, L., Do, V., Chard, J., & Brand, A. H. (2017). Radiation-induced vaginal stenosis: current perspectives. International journal of women's health, 9, 273.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!