Falta de aire (disnea)

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión:

¿Qué es la falta de aire (disnea)?

Disnea es el término utilizado cuando tiene problemas para respirar o tiene dificultades para recuperar el aliento. Algunas personas lo describen como la percatación de una respiración incómoda o una sensación de realizar un gran esfuerzo para respirar.

¿Qué causa la falta de aire?

  • Enfermedad pulmonar o cardíaca.
  • Infección pulmonar.
  • Coágulo de sangre en los pulmones (embolia pulmonar).
  • Líquido alrededor del corazón o los pulmones.
  • Obstrucción de las vías respiratorias.
  • Radioterapia para el pulmón, algunos tratamientos de quimioterapia y cirugía para extirpar el tejido pulmonar.
  • Líquido en el abdomen.
  • Bajos niveles de glóbulos rojos.
  • Ansiedad.
  • Debilidad muscular extrema.
  • Fatiga.
  • Dolor.

Llame a su equipo de atención médica cuando tenga lo siguiente:

  • Dificultad para respirar nueva o que empeora, o dificultad para recobrar el aliento.
  • Molestia al respirar.
  • Dolor en el pecho.
  • Esputos descoloridos o con sangre (flema o moco que tose).
  • Fiebre superior a 38°C o 100.4ºF.
  • Respiración sibilante.
  • Frecuencia respiratoria más rápida.
  • Hinchazón de los tobillos o las pantorrillas.
  • Dificultad para dormir acostado.

¿Qué puedo hacer para controlar mi angustia relacionada con la falta de aire?

  • Planifique su día para hacer primero actividades importantes o divertidas. Limite las actividades innecesarias.
  • Tome períodos de descanso durante las actividades.
  • Realice las actividades diarias de aseo personal (ducharse, afeitarse, cepillarse los dientes, peinarse) estando sentado.
  • Use ropa suelta, fácil de poner.
  • Use zapatos de taco bajo.
  • Mantenga los artículos que usa a menudo cerca y de fácil acceso.
  • Evite las temperaturas cálidas, los olores desagradables o los humos.
  • Haga 6 comidas pequeñas al día en lugar de 3 comidas grandes.
  • Algunas posiciones pueden ayudar a disminuir la dificultad para respirar:
    • Intente levantar la cabeza mientras se encuentre en la cama.
    • Siéntese derecho e inclínese ligeramente hacia adelante con los brazos sobre la mesa.
  • Se puede usar la respiración con los labios fruncidos para disminuir la dificultad para respirar:
    • Inhala por la nariz hasta la cuenta de 2.
    • Frunza los labios como si fuera a apagar un fósforo o una vela.
    • Exhale a través de los labios fruncidos hasta la cuenta de 4.
    • Repita hasta que se alivie la falta de aire.
  • Use el oxígeno como se lo recetó su médico.
  • Antes de realizar actividades enérgicas, tome los medicamentos recetados por su médico, que disminuyen la dificultad para respirar.
  • Realice ejercicios de relajación e imaginación guiada.
  • Realice actividades como ver televisión, escuchar la radio, jugar y escuchar música.
  • Use una silla de ruedas, según sea necesario.
  • Solicite y acepte ayuda de familiares y amigos para limpiar, hacer las compras y cocinar.

¿Cómo se trata la falta de aire?

El tratamiento de la falta de aire depende de su causa. Su equipo de atención médica puede recomendarle lo siguiente:

  • Medicamentos que promueven la producción de glóbulos rojos (utilizados para tratar la anemia).
  • Transfusiones de glóbulos rojos (utilizadas para tratar la anemia).
  • Medicamentos para tratar el dolor o la ansiedad.
  • Fisioterapia para fortalecer los músculos debilitados y enseñar técnicas de ahorro de energía.
  • Consulta de terapia respiratoria para recibir instrucciones y técnicas de respiración.

Si tiene alguna pregunta sobre la falta de aire o necesita obtener información adicional, hable con su equipo de atención médica. Si su dificultad para respirar se presenta rápidamente o si siente que no podrá controlarla en su hogar, llame al 911 de inmediato.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z
#
C
E
L
M
P
S
T
Feedback?

Thank you for your feedback!