Consejos para tratar la incontinencia urinaria (para mujeres)

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión:

¿Qué es la incontinencia urinaria (IU)?

La IU es cuando tiene problemas para controlar el flujo de orina. Esto puede variar desde una pequeña pérdida de orina cuando se esfuerza, estornuda o tose, hasta una falta total de control de la orina. La IU no es dolorosa. Si tiene dolor con incontinencia, hable con su proveedor, ya que esto puede ser un signo de infección.

La IU puede ser causada por embarazo, parto, obesidad y cirugía o radioterapia para cánceres ginecológicos o pélvicos. Estos eventos pueden cambiar los nervios y músculos que se utilizan para controlar el flujo de orina. Hay cosas que puede hacer para mejorar la salud de su vejiga y fortalecer los músculos del suelo pélvico (los músculos y el tejido de apoyo ubicados debajo de la vejiga).

¿Cómo puedo corregir o prevenir la IU?

  • Hágase un horario para ir al baño. En general, la micción ocurre cada 3 a 4 horas. Fije horarios de rutina para ir al baño para ayudar a volver a entrenar la vejiga.
  • Limite su consumo de cafeína, alcohol, bebidas carbonatadas y alimentos picantes. Pueden irritar la vejiga y provocar IU.
  • Hágase tiempo para ir al baño "por si acaso" antes de salir de su hogar, subirse al auto o irse a dormir.
  • Evite beber grandes cantidades de líquidos antes de ir a un lugar donde no tenga acceso a un baño.

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel se usan para fortalecer los músculos del suelo pélvico, y disminuyen los episodios de IU. Un médico, una enfermera o un terapeuta pueden ayudarle a que se asegure de que esté haciendo los ejercicios correctamente. El área entre los huesos de la cadera es la pelvis, y aquí es donde se encuentran los músculos del suelo pélvico. Para fortalecerlos, es necesario contraer los dos músculos más importantes del suelo pélvico. Esto se puede hacer apretando como si estuviera tratando de detener el flujo de orina y como si estuviera tratando de dejar de expulsar gases.

Contraiga los músculos pélvicos y manténgalos así durante 3 minutos. Luego relájese y cuente hasta 3. Hágalo de 10 a 15 repeticiones cada vez que haga ejercicio. Realice sus ejercicios pélvicos por lo menos tres veces al día. Hacer los ejercicios en tres posiciones diferentes (acostado, sentado y parado) hace que se fortalezcan los músculos. Puede hacer ejercicio acostado en el piso, sentado en un escritorio o parado en la cocina. Tenga paciencia porque es posible que, por 3 a 6 semanas, no sienta una mejora en el control de la vejiga.

Diagrama de los músculos del suelo pélvico utilizados para los ejercicios de Kegel.

Otros Consejos

  • Proteja sus músculos pélvicos contrayéndolos antes de ejercer fuerza, como estornudar, levantar objetos o toser.
  • La biorretroalimentación le ayuda a tomar conciencia del funcionamiento de su cuerpo para que pueda aprender a controlar algunas de esas funciones. Un terapeuta puede enseñarle esto.
  • Se pueden utilizar pequeñas dosis de estimulación eléctrica para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Los electrodos se colocan en la vagina o el recto para estimular la contracción de los músculos y, a su vez, "ejercitarlos".
  • Hable con su terapeuta sobre los dispositivos disponibles para ayudar con la IU.

Cuándo ponerse en contacto con el equipo de atención médica

Si experimenta incontinencia urinaria o dolor o ardor al orinar, infórmeselo a su proveedor de atención médica. Existen tratamientos y medidas efectivas para controlar esta afección.

Recursos

Sociedad estadounidense de oncología clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO): incontinencia urinaria

Referencias

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!