Radioterapia total de la piel con haz de electrones

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión: 19 de febrero de 2020

¿Qué es esto?

La radioterapia total de la piel con haz de electrones (TSEB, por sus siglas en inglés) es un tratamiento de radiación que trata toda la superficie de la piel del paciente. Se utiliza para tratar el linfoma cutáneo de linfocitos T (CTCL, por sus siglas en inglés) y/o la micosis fungoide, un tipo de linfoma que afecta la piel.

¿Cómo funciona TSEB?

En los tratamientos de radiación estándar para el cáncer, múltiples haces de radiación entran al cuerpo desde diferentes ángulos. Pasan a través del tumor por el interior, continúan derecho y salen por el otro lado del cuerpo. Todos los tejidos en el camino de los rayos están expuestos a la radiación, lo que puede provocar efectos secundarios. Si tratáramos toda la superficie de la piel de esta manera, todo el cuerpo estaría expuesto a la radiación. Esto podría causar muchos efectos secundarios no deseados.

En TSEB, se utiliza un tipo diferente de radiación, llamado electrones. Este haz solo penetra los primeros 1-2 centímetros del cuerpo del paciente. Esto trata el área donde se localiza el cáncer (la piel), mientras que expone los tejidos más profundos a una radiación mínima.

¿Cómo se administra la TSEB?

El horario exacto depende de la dosis administrada, el protocolo utilizado por el centro de radiación donde se está tratando y la máquina de radiación que se está utilizando. Los tratamientos a menudo se administran 3 a 4 días a la semana, durante un período de 3 a 9 semanas. Dependiendo de la máquina utilizada, es posible que esté en la sala de tratamiento durante 30-60 minutos cada día. Gran parte de este tiempo se utiliza para colocarle en las posiciones correctas. El tratamiento de radiación en sí sólo toma unos pocos minutos.

Positioned for treatment in TSEB treatment box

Durante cada tratamiento, el paciente se para desnudo frente a la máquina de radiación, que está a varios pies de distancia. El paciente puede estar de pie en una caja o en un área cerrada. Esto permite que el radioterapeuta utilice diferentes equipos para proteger ciertas áreas de la radiación. En muchos centros, el paciente se coloca en una serie de posturas. Estas posturas están diseñadas para que todas las áreas del cuerpo que necesitan tratamiento estén expuestas. En su lugar, algunos centros hacen que el paciente esté de pie sobre una plataforma giratoria.

En algunos lugares, todo el cuerpo se trata con un solo tratamiento. En otros, el haz se dirige a la mitad superior o inferior del cuerpo para la primera parte del tratamiento, y luego se trata la mitad opuesta. Ciertas áreas del cuerpo, como los ojos, el cuero cabelludo y las uñas, se protegen de la radiación con gafas y escudos. Las áreas cubiertas pueden cambiar de un día para otro durante el tratamiento.

Otras áreas del cuerpo, incluyendo las plantas de los pies, el cuero cabelludo y el perineo (área entre el ano y los testículos en los hombres, y entre el ano y la vagina en las mujeres), se tratan por separado, ya que no están bien expuestas durante el tratamiento.

Durante el tratamiento, su terapeuta saldrá de la habitación. Pueden escucharle y hablarle a través de un micrófono desde una sala de control. Es posible que escuche que las máquinas funcionan, pero no sentirá la radiación y no es dolorosa. Puede ser incómodo estar de pie en estas posiciones durante tanto tiempo. Hágale saber a su terapeuta si tiene algún problema. Usted no es "radiactivo" después del tratamiento y estar cerca de usted es seguro para sus amigos y familiares.

¿Qué es el tratamiento con puntos?

En algunos casos, no es necesario tratar toda la superficie de la piel. Si necesita tratar múltiples áreas, pero no todo el cuerpo, se pueden utilizar tratamientos con puntos. Se necesita más planificación para trazar el mapa de estos tratamientos y determinar la dosis correcta de radiación. Esta planificación se realiza durante una visita de "simulación". Durante los tratamientos con puntos, usted estará acostado en una mesa en lugar de estar de pie.

En algunos casos, después del tratamiento con TSEB, es posible que el radioncólogo quiera aplicar una dosis adicional de radiación sobre algunas áreas de la piel. Esto se denomina "refuerzo".

¿Qué pasa si tengo inquietudes durante el tratamiento?

  • Verá al radioterapeuta para cada tratamiento y podrá hacerles cualquier pregunta o reportar cualquier preocupación.
  • En general, su radioncólogo lo verá una vez a la semana para revisar cualquier efecto secundario y ver cómo le está yendo.
  • Informe a su equipo cualquier preocupación sobre los efectos secundarios.

¿Cuáles son los efectos secundarios durante la TSEB?

Piel

Su piel se volverá roja, irritada, seca y más oscura. Puede parecer o sentirse como una quemadura de sol. Esto comienza unas semanas después del tratamiento y normalmente mejora unas semanas después de que el tratamiento ha terminado.

Use ropa holgada y suave. Evite las cosas que puedan irritar la piel, como lociones o jabones perfumados, curitas o afeitadoras. Evite rascarse la piel. Obtenga más información sobre el cuidado de la piel en el folleto Reacciones de la piel por la radiación.

Cabello

Usted perderá todo el vello de su cuerpo. Esto incluye la cabeza, las cejas, el vello púbico, el vello de las piernas/brazos, etc. Por lo general, el cabello vuelve a crecer varios meses después de que termina el tratamiento. Asegúrese de proteger la piel del sol. Use un sombrero o un protector de cabeza para proteger el cuero cabelludo del sol y del frío.

Uñas

Las uñas de los dedos de las manos y de los pies se caerán si esas áreas están siendo tratadas. Mantenga las uñas cortadas para evitar que se enganchen o se rompan. Mantenga limpios los lechos ungueales cuando se caigan las uñas. No use uñas postizas ni acrílicas.

Otros efectos secundarios

  • La fatiga es muy común con la radioterapia. Tiende a comenzar unas semanas después del tratamiento. Generalmente, desaparece lentamente durante las semanas y meses posteriores al tratamiento.
  • Poco apetito.
  • Hinchazón o rigidez en las manos, las piernas/los pies y otras articulaciones.
  • La radiación puede causar defectos de nacimiento, por lo que no debe quedar embarazada ni tener un hijo mientras recibe radiación. Es necesario utilizar un método anticonceptivo eficaz durante el tratamiento, incluso si el ciclo menstrual se detiene o si cree que no está produciendo espermatozoides.

¿Cuáles son los efectos secundarios después de la TSEB?

Piel

El enrojecimiento y la irritación causados por la radiación mejorarán a las pocas semanas de terminar el tratamiento. El CTCL afecta la apariencia de la piel, por eso es posible que el enrojecimiento de la piel no desaparezca completamente. Debido a la radiación, la piel tratada siempre estará más seca y el color puede ser más oscuro. La piel siempre será más sensible al sol. Asegúrese de usar protector solar todos los días, busque sombra cuando esté al aire libre y protéjase la cabeza y los ojos con sombreros y gafas de sol.

Glándulas sudoríparas

La TSEB puede hacer que sus glándulas sudoríparas no funcionen tan bien después del tratamiento. La transpiración es una de las formas en que nuestros cuerpos se enfrían cuando están calientes. Si no puede sudar, corre el riesgo de sobrecalentarse. Para evitar esto, manténgase alejado del sol. Cuando haga mucho calor afuera, permanezca en el aire acondicionado cuando sea posible. No se exponga a altas temperaturas, como saunas, baños de vapor, jacuzzis y clases de yoga caliente.

Referencias

Evans, M. D., Hudon, C., Podgorsak, E. B., & Freeman, C. R. (2014). Institutional experience with a rotational total skin electron irradiation (RTSEI) technique—a three decade review (1981–2012). Reports of Practical Oncology & Radiotherapy, 19(2), 120-134.

Parida, D. K., Verma, K. K., Chander, S., Joshi, R. C., & Rath, G. K. (2005). Total skin electron irradiation therapy in mycosis fungoides using high‐dose rate mode: A preliminary experience. International journal of dermatology, 44(10), 828-830.

Piotrowski, T., Milecki, P., Skórska, M., & Fundowicz, D. (2013). Total skin electron irradiation techniques: a review. Advances in Dermatology and Allergology/Postȩpy Dermatologii I Alergologii, 30(1), 50.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!