Dexamethasone (Decadron®)

OncoLink Team
Última Vez Revisión: 28 de septiembre de 2017

Pronunciado: dex a METH a sone

Clasificación: Glucocorticoides

Acerca de: Dexamethasone (Decadron®)

La dexametasona es un corticoesteroide similar a una hormona que se produce naturalmente en el organismo. Los corticosteroides (a veces abreviados como "esteroides") se utilizan para disminuir la inflamación (hinchazón o enrojecimiento) y, por lo tanto, participan en el tratamiento de una serie de enfermedades, como el asma, los trastornos autoinmunitarios, las reacciones a los medicamentos y los trastornos gastrointestinales (colitis), entre otros. La dexametasona se puede administrar para prevenir una reacción a un medicamento, prevenir o disminuir las náuseas, o se puede usar en dosis altas para tratar ciertos tipos de cáncer.

Cómo tomar la dexametasona

La dexametasona viene en forma de comprimido o líquido para tomar por vía oral. La dexametasona también se puede administrar por vía intravenosa (i.v.) o inyectarse en un músculo (i.m.).

La dexametasona en forma de comprimido oral se toma mejor con alimentos, ya que puede irritar el estómago. La dexametasona líquida para administración oral debe mezclarse con otros líquidos como agua, jugos o refrescos, o alimentos semisólidos como compota de manzana o pudín. El médico probablemente le diga que tome la dosis de dexametasona a una cierta hora del día todos los días. El horario de administración personal depende de para qué se está usando el medicamento. Pueden ocurrir efectos secundarios serios si deja de tomar la dexametasona abruptamente. No deje de tomar este medicamento ni cambie la dosis sin la indicación del equipo de atención médica.

Es importante asegurarse de que está tomando la cantidad correcta de medicamento cada vez. Antes de cada dosis, compruebe que lo que está tomando coincida con lo que le han prescrito.

Ciertos medicamentos pueden interferir con la dexametasona oral y líquida, por eso asegúrese de que su médico conozca todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que está tomando.

Usted, o cualquier persona con quien viva, debe evitar las vacunas elaboradas con microbios vivos o vacunas atenuadas mientras esté recibiendo este medicamento a largo plazo. Estas incluyen la del herpes zóster (Zostavax) para la prevención del herpes zóster, la de la poliomielitis oral, el sarampión, la vacuna antigripal nasal (FluMist®), la del rotavirus y vacunas contra la fiebre amarilla.

La dexametasona también está disponible en forma de gotas para los ojos. Esto se utiliza a menudo para prevenir las afecciones oculares en pacientes con leucemia o linfoma que reciben quimioterapia. Esta formulación de dexametasona no causa los mismos efectos secundarios que las formas oral o líquidas de este medicamento.

Almacenamiento y manipulación

Guarde este medicamento a temperatura ambiente, en su envase original. Si prefiere usar un pastillero, puede consultar al farmacéutico que le provee los medicamentos oncológicos. Pregúntele al equipo de oncología dónde debe devolver el medicamento no utilizado para desecharlo. No debe desecharlo por el inodoro ni tirarlo a la basura. Mantenga los envases fuera del alcance de los niños y las mascotas.

¿Dónde puedo conseguir este medicamento?

La dexametasona está disponible en farmacias minoristas o por correo. El equipo de oncología trabajará con el plan de medicamentos prescritos para identificar una farmacia dentro de la red, minorista o por correo para la distribución del medicamento.

Información del seguro

Este medicamento puede estar cubierto por su plan de medicamentos con prescripción. Las personas sin cobertura de medicamentos prescritos que reúnan ciertos requisitos pueden tener asistencia para el paciente. También hay tarjetas de copago disponibles, que reducen la responsabilidad de copago para los pacientes asegurados elegibles comercialmente (no patrocinados por el gobierno). El equipo de atención médica puede ayudarlo a encontrar estos recursos, si están disponibles.

Posibles efectos secundarios de la dexametasona

Puede hacer diversas cosas para controlar los efectos secundarios de la dexametasona. Hable con el equipo de atención médica acerca de estas recomendaciones. Ellos pueden ayudarlo a decidir qué es lo que funcionará mejor para usted. Estos son algunos de los efectos secundarios más frecuentes o importantes:

Aumento del apetito

La dexametasona puede producir más hambre o sed de lo normal. Beba mucho líquido y trate de consumir bocadillos saludables, ¡pueden ser varios! Esto generalmente se resuelve una vez que el medicamento se ha interrumpido.

Aumento de la energía

La dexametasona puede aumentar la energía de las personas. Estas también pueden presentar insomnio o dificultad para dormir. Tomar el medicamento en la mañana puede ayudar a prevenirlo.

Irritabilidad o cambio de humor

Algunas personas reportan sensación de irritabilidad o notan un cambio en el estado de ánimo mientras toman este medicamento. Si le resulta difícil manejarlo o si tiene deseo de hacerse daño, notifique a un médico de inmediato.

Nivel alto de azúcar en la sangre

Este medicamento puede causar niveles elevados de azúcar en la sangre en pacientes con y sin diabetes. El equipo de atención oncológica supervisará su nivel de azúcar en la sangre. Si presenta aumento de la sed, la micción o el hambre, vista borrosa, dolores de cabeza u olor a acetona del aliento, notifique al equipo de atención médica. Los diabéticos deben controlar su nivel de azúcar en la sangre de manera minuciosa y notificar las elevaciones al equipo de atención médica.

Hinchazón

Los pacientes pueden notar hinchazón en las manos o los pies. Levantar los pies puede ayudar a disminuir la hinchazón en los pies y los tobillos. Evite la ropa incómoda o ajustada que pueda dificultar el drenaje del líquido de las manos, los pies y los tobillos.

Náuseas y acidez estomacal

Tomar dexametasona con alimentos o leche generalmente es suficiente para prevenir las náuseas y la acidez estomacal. Si es posible, tome el medicamento cuando pueda estar erguido (no acostado) durante algunas horas después de la dosis. Evite las cosas que empeoren los síntomas, y pruebe con antiácidos (leche de magnesia y comprimidos de calcio, como Tums), galletas saladas o refresco de jengibre para aliviar los síntomas.

Debilitamiento de los huesos (osteoporosis)

El uso a largo plazo de la dexametasona puede producir osteoporosis temprana. El médico posiblemente evalúe el estado de los huesos. Esto se hace con una densitometría ósea (estudio dexa).

Otros efectos secundarios

La dexametasona puede causar retraso en la cicatrización de heridas, dolores de cabeza, debilidad muscular y catarata (después del uso prolongado). Notifique al equipo de atención si experimenta alguno de estos efectos secundarios.

Los pacientes que reciben gotas de dexametasona para los ojos pueden experimentar escozor o ardor. El uso prolongado de gotas de dexametasona para los ojos puede aumentar el riesgo de glaucoma, cambios en la vista, catarata e infección ocular secundaria. Informe inmediatamente al equipo de atención médica sobre los cambios en la vista que experimente al usar las gotas de dexametasona para ojos.

Problemas en la reproducción

La exposición del feto a este medicamento podría causar anomalías congénitas, por lo que no debe quedar embarazada ni engendrar un hijo mientras reciba este medicamento. Es necesario utilizar un método anticonceptivo eficaz durante el tratamiento. Incluso si su ciclo menstrual se interrumpe o si cree que no está produciendo espermatozoides, aún podría ser fértil y concebir. Debe consultar al equipo de atención médica antes de amamantar mientras tome este medicamento.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

Preguntas frecuentes


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
 
 
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines