Procedimientos quirúrgicos: vulvectomía

Autor: Marisa Healy, BSN, RN
Fecha de la última revisión: October 21, 2022

¿Qué es una vulvectomía y cómo se realiza?

Una vulvectomía es una cirugía para extirpar parte o toda la vulva. La vulva es la parte externa de los genitales de la mujer e incluye:

  • Los labios menores y mayores (labios pequeños y grandes).
  • Clítoris.
  • Vestíbulo.
  • Introito.
  • Meato uretral.
  • Glándulas/conductos.

La vulvectomía se puede utilizar para tratar algunos casos de cáncer de vulva.

Los tipos de vulvectomía son:

  • Vulvectomía desolladora: se elimina la capa superior de la piel de la vulva.
  • Vulvectomía simple: se extirpa toda la vulva. Es posible que también sea necesario extirpar el clítoris.
  • Vulvectomía radical modificada: se extirpan la vulva y algunos de los ganglios linfáticos y tejidos cercanos.
  • Vulvectomía radical: se extirpa toda la vulva, muchos ganglios linfáticos cercanos y tejido.

Después de la cirugía, se pueden colocar drenajes para eliminar la acumulación de líquido del área quirúrgica. Estos son temporales (a corto plazo) y se retirarán en el consultorio de su proveedor. Se le enseñará cómo cuidar los drenajes. Si es necesario, una enfermera de cuidado domiciliaria vendrá a ayudarla.

Según el procedimiento al que se haya sometido, es posible que necesite un injerto de piel. Un injerto de piel es cuando se extrae un área de tejido sano de otra parte de su cuerpo. Luego, este trozo de piel se sutura en las áreas de la vulva que deben cubrirse. Para las mujeres que se han sometido a una vulvectomía extensa, la cirugía reconstructiva es una opción.

¿Cuáles son los riesgos y los efectos secundarios de someterse a una vulvectomía?

Existen riesgos y efectos secundarios relacionados con la vulvectomía. Los riesgos y efectos secundarios pueden ser:

  • Sangrado, infección y/o coágulos de sangre.
  • Problemas de heridas, como retraso en la cicatrización, infecciones y fallas en el sitio del injerto. Se pueden formar quistes llenos de líquido debajo y cerca de la herida.
  • Infecciones del tracto urinario (ITU).
  • Linfedema (hinchazón) de las piernas.
  • Cambio en el aspecto de la vulva, disminución de la libido (deseo sexual), entumecimiento genital (puede ser a corto plazo).
  • Apertura vaginal estrechada (más delgada), disminución del placer sexual y/o relaciones sexuales dolorosas.
  • Malestar y fatiga.
  • Cambio en el chorro de orina.

¿Cómo es la recuperación?

Es posible que deba permanecer en el hospital durante unos días después de su procedimiento. A menudo se colocará un catéter para drenar la orina de la vejiga.

Se le enseñará cómo limpiar y secar sus genitales y cómo usar los baños de asiento. Deberá tener cuidado al secar sus genitales. Su proveedor le enseñará cómo hacerlo. Si tiene apósitos o vendajes, se revisarán diariamente y se quitarán cuando sea necesario.

Su equipo de cuidado hablará con usted sobre los medicamentos que tomará, como los que se usan para el dolor, los coágulos sanguíneos, las infecciones y la prevención del estreñimiento y/u otras afecciones.

¿Qué necesitaré en casa?

  • Toallas suaves y limpias para limpiarse y secarse.
  • Baño de asiento y una botella con atomizador para la higiene vulvar, que a menudo se le da antes de salir del hospital.
  • Secador de cabello con temperatura fría o ventilador circulante para secar el área quirúrgica.
  • Termómetro para comprobar si hay fiebre, que puede ser un signo de infección. Su equipo de cuidado le dirá a qué temperatura debe llamarlos.
  • Ropa suelta y ropa interior de algodón.

¿Cómo puedo cuidarme?

Es posible que necesite que un familiar o amigo la ayude con sus tareas diarias hasta que se sienta mejor. Puede tomar algún tiempo antes de que su equipo le diga que está bien volver a su actividad normal.

Asegúrese de tomar los medicamentos recetados según las indicaciones para prevenir el dolor, la infección y/o el estreñimiento. Llame a su equipo por cualquier síntoma nuevo o que empeore.

Hay maneras de controlar el estreñimiento después de la cirugía. Usted puede cambiar su dieta, beber más líquidos y tomar medicamentos de venta libre. Antes de tomar laxantes, consulte con su equipo de cuidado médica.

Respirar profundamente y descansar pueden ayudar a controlar el dolor, mantener los pulmones sanos después de la anestesia y promover un buen drenaje del líquido linfático. Trate de hacer ejercicios de respiración profunda y relajación varias veces al día durante la primera semana, o cuando note que está más tensa.

  • Ejemplo de un ejercicio de relajación: Mientras está sentada, cierre los ojos y respire profundamente de 5 a 10 veces. Relaje los músculos. Lentamente gire la cabeza y los hombros.

Este artículo contiene información general. Asegúrese de hablar con su equipo de cuidado médica sobre su plan específico y su recuperación.

Referencias

American Cancer Society. Surgery for Vulvar Cancer. 2018. https://www.cancer.org/cancer/vulvar-cancer/treating/surgery.html

National Cancer Institute. Vulvar Cancer Treatment (PDQ®) – Patient Version. 2020. https://www.cancer.gov/types/vulvar/patient/vulvar-treatment-pdq