Procedimientos quirúrgicos: adrenalectomía para el cáncer de glándulas suprarrenales

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión: 15 de enero de 2020

¿Qué es una adrenalectomía y cómo se realiza?

El carcinoma de la corteza suprarrenal es un cáncer poco frecuente que afecta la capa externa de la glándula suprarrenal. Las glándulas suprarrenales son un órgano de forma triangular situado encima de cada riñón. Un feocromocitoma es un tumor localizado en una parte de la glándula suprarrenal llamada médula suprarrenal. En muchos casos, la cirugía para extirpar la glándula suprarrenal es el tratamiento de primera línea para estos cánceres.

Para extirpar las glándulas suprarrenales afectadas, un cirujano realizará una adrenalectomía; esta extirpará una o ambas glándulas suprarrenales. Las personas con un mayor riesgo de carcinoma de la corteza suprarrenal incluyen personas con afecciones hereditarias como el síndrome de Li-Fraumeni, el síndrome de Beckwith-Wiedmann y el complejo de Carney. El feocromocitoma es muy infrecuente, pero las personas con neoplasia endocrina múltiple (NEM) tienen mayor riesgo.

Una vez que se ha hecho un diagnóstico de cáncer de glándulas suprarrenales, su médico indicará más pruebas para determinar el estadio de su cáncer. Los cánceres de la glándula suprarrenal pueden hacer metástasis (diseminarse) a otras partes del cuerpo a través de la sangre y el sistema linfático. Los procedimientos que se utilizan para evaluar más a fondo el estadio del cáncer incluyen exámenes de sangre y orina, y:

  • Imágenes: Se pueden obtener imágenes como una tomografía computarizada (TC), resonancia magnética (IRM) con gadolinio, gammagrafía con MIBG, angiografía suprarrenal, venografía suprarrenal, cavografía y/o un ultrasonido.
  • Adrenalectomía: La extirpación de la glándula suprarrenal se conoce como adrenalectomía. Se recomienda que las personas con cáncer de glándulas suprarrenales se sometan a una adrenalectomía abierta, en la cual el cirujano accede a la glándula suprarrenal a través de una incisión en el abdomen o la espalda. En algunos casos, la cirugía también se puede realizar por vía laparoscópica. Si el cáncer se ha diseminado a otros órganos o tejidos, el cirujano intentará extirpar las áreas afectadas. A veces, la vena cava inferior (vena que viene del corazón) se ve afectada por el cáncer metastásico; en este caso, la extirpación del tumor puede requerir una máquina de derivación cardiopulmonar. Otras áreas del cuerpo, como partes del hígado, también pueden verse afectadas, lo que requiere la extirpación de las áreas afectadas. Luego, el tejido es evaluado por un patólogo que proporcionará la información utilizada para clasificar el cáncer.

¿Cuáles son los riesgos/efectos secundarios de una adrenalectomía?

Los riesgos de una adrenalectomía incluyen:

  • Infección de la herida.
  • Sangrado.
  • Coágulos de sangre (trombosis venosa profunda y/o embolia pulmonar).
  • Infección pulmonar.
  • Íleo intestinal.
  • Insuficiencia suprarrenal.
  • Lesión a los órganos y/o vasos sanguíneos circundantes.

¿Cómo es la recuperación?

La estadía en el hospital después de una adrenalectomía es típicamente de 3 a 5 días. La recuperación de una adrenalectomía puede tomar de 2 a 6 semanas.

Su equipo médico discutirá con usted los medicamentos que tomará (prevención de los coágulos de sangre y las infecciones, etc.) y para controlar el dolor.

Después de la cirugía, a menudo, se recomienda que usted:

  • Evite levantar cosas que pesen más de 5 a 10 libras durante 6 semanas.
  • Evite actividad intensa durante 4 semanas.
  • Evite conducir mientras esté tomando analgésicos narcóticos o si no puede realizar las tareas y actividades diarias normales.
  • Evite las duchas hasta 2 días después de la cirugía.
  • No se bañar en la tina, nade ni sumerja la incisión en el agua durante 1 a 2 semanas.

Los síntomas que debe informar a su equipo médico incluyen:

  • Fiebre.
  • Signos de infección de la herida, incluyendo enrojecimiento, sensibilidad o supuración en la incisión.
  • Náuseas, vómitos y/o escalofríos.
  • Mareo.
  • Dificultad para respirar.

Cuidado de la incisión

Se le darán instrucciones sobre el cuidado de la incisión tanto antes de salir del hospital como en casa. Las incisiones deben mantenerse limpias y secas. 

¿Cómo puedo cuidarme?

Es posible que necesite que un familiar o amigo lo ayude con sus tareas diarias hasta que se sienta mejor. Puede tomar algún tiempo antes de que su equipo le diga que está bien volver a su actividad normal.

Asegúrese de tomar los medicamentos recetados según las indicaciones para prevenir el dolor, la infección y/o el estreñimiento. Llame a su equipo por cualquier síntoma nuevo o que empeore.

Hay maneras de controlar el estreñimiento después de la cirugía. Usted puede cambiar su dieta, beber más líquidos y tomar medicamentos de venta libre. Antes de tomar laxantes, consulte con su equipo de atención médica. 

Respirar profundamente y descansar pueden ayudar a controlar el dolor, mantener los pulmones sanos después de la anestesia y promover un buen drenaje del líquido linfático. Trate de hacer ejercicios de respiración profunda y relajación varias veces al día durante la primera semana, o cuando note que está más tenso.

  • Ejemplo de un ejercicio de relajación: Siéntese, cierre los ojos y respire profundamente de 5 a 10 veces. Relaje los músculos. Lentamente gire la cabeza y los hombros.

Este artículo contiene información general. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre su plan específico y su recuperación.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!