Preguntas frecuentes sobre el linfedema y el ejercicio

Autor: Andrea Branas, MSE, MPT, CLT & Joy Cohn, PT, DPT, CLT
Contribuidor de contenido: Good Shepherd Penn Partners
Última Vez Revisión: 5 de julio de 2018

¿Es seguro hacer ejercicio si tengo linfedema? ¿No me hincharé más si hago ejercicio?

Sí, el ejercicio es seguro si tiene linfedema siempre y cuando preste atención a algunos principios básicos. Si tiene linfedema debe hacer ejercicio usando los vendajes de compresión o las prendas de compresión.

¿Empeorará mi linfedema el ejercicio?

No. Las investigaciones nos han demostrado que, en las mujeres con linfedema relacionado con el cáncer de mama, el ejercicio es seguro. De hecho, las mujeres que participaron en un programa de levantamiento de pesas supervisado y lentamente progresivo tuvieron una reducción del 50 % en la probabilidad de tener brotes de linfedema durante el tiempo del estudio.

¿Por qué debo usar compresión cuando hago ejercicio?

Las prendas de compresión, o vendajes, aumentan la eficiencia de las bombas musculares al mover el líquido de las extremidades, el tronco o la cara. Sin la compresión, el aumento de la circulación y producción de líquido linfático se acumulará en las áreas linfedematosas o que estén inflamadas.

¿Cómo empiezo a hacer ejercicio?

Primero, obtenga la autorización de su proveedor de atención médica que certifique que se encuentra bien para comenzar a hacer ejercicio.

Luego, comience lentamente y sin peso, haciendo ejercicios de rango de movimiento activo.

Su ejercicio debería tener las siguientes características:

  • Baja intensidad.
  • Sin dolor.
  • Dentro de las pautas para los procedimientos quirúrgicos que pudo haber recibido.
  • Realizado mientras se usan vendajes o prendas de compresión.
  • ¡Placentero!

¿Qué tipo de ejercicios debo hacer?

Su programa de ejercicios debe incluir lo siguiente:

  • Estiramiento: para aumentar el rango de movimiento en las articulaciones que están tensas.
  • Fortalecimiento: para mejorar el rendimiento y la fuerza muscular.
  • Resistencia: para mejorar la eficiencia del corazón, los pulmones y músculos.

¿Cómo puedo empezar mi propio programa de ejercicios?

Establezca parámetros para el ejercicio:

Intensidad: frecuencia cardíaca deseada para ejercicios aeróbicos y de resistencia. Hora del día: establezca la hora del día que mejor se adapte a sus necesidades. Intente ser consistente con el horario, para que se convierta en parte de su rutina diaria.

Varíe su rutina de ejercicios, por ejemplo:

Entrenamiento de fuerza y flexibilidad cada dos días. Ejercicio aeróbico en los días en que no hace fuerza y flexibilidad. Encuentre a alguien que haga ejercicio con usted. Es más agradable de esa manera. Incorpore ejercicios de respiración profunda y postura en rutina.

¿Cuáles son algunos ejemplos de ejercicios aeróbicos?

El ejercicio aeróbico es cualquier actividad que haga durante un período continuo de tiempo a la frecuencia cardíaca deseada, con el objetivo de lograr de 25 a 30 minutos de ejercicio. Comience de manera lenta y aumente gradualmente la cantidad de tiempo en la que se ejercita hasta que llegue a los 25 a 30 minutos. Debe ser capaz de completar el ejercicio sin que le falte el aire, esté demasiado fatigado o adolorido.

Los ejemplos incluyen los siguientes: caminar de manera constante o en una cinta, andar en bicicleta o ejercitarse en una bicicleta fija, trotar, nadar o dar vueltas en la piscina con el agua por encima de la altura de la cintura, subir y bajar un tramo de escaleras, hacer ejercicio en un escalador o elíptico.

¿Qué debo esperar sentir una vez que empiece a hacer ejercicio?

Al principio, probablemente experimentará algún dolor muscular que desaparecerá después de unos días, a medida que su cuerpo se acostumbra a la nueva actividad. Preste atención a lo que su cuerpo le está diciendo y no se exija al punto de fatigarse demasiado. Su proveedor de atención médica puede ayudarle a comenzar un programa de ejercicios que sea apropiado para su nivel de acondicionamiento. Lo importante es recordar que es necesario comenzar con niveles bajos de ejercicio y aumentar gradualmente la intensidad y duración a medida que adquiere más fuerza y logra más estado físico. Si después del ejercicio nota una hinchazón mayor y persistente, es posible que haya hecho demasiado. Recuerde que necesita comenzar con cantidades pequeñas e incrementar de manera gradual.

¿Necesita más información o ayuda para comenzar un programa de ejercicios?

Algunas personas prefieren comenzar un programa de ejercicios con el asesoramiento de un fisioterapeuta o profesional de ejercicios. Si tiene alguna inquietud acerca de comenzar un programa de ejercicios por su cuenta, consulte con su médico por una remisión a un fisioterapeuta o trabaje con un profesional de ejercicios calificado.

¿Existen terapeutas especiales o profesionales de ejercicios que trabajen con personas con linfedema?

Los fisioterapeutas con formación especializada en Terapeutas de linfedema certificados son las mejores personas para que trabajen con usted. Algunos centros tienen programas específicos diseñados para atender las necesidades de las personas con linfedema.

¡Diviértase! ¡Disfrute de su nuevo nivel de actividad! ¡Note su nuevo nivel de energía!

Artículo siguiente: Viajar con linfedema

Referencias

Schmitz K.H., Troxel A.B., Cheville A., Grant L.L., Bryan C.J., Gross C., Lytle L.A., Ahmed R.L. Physical Activity and Lymphedema (The PAL Trial): Assessing the safety of progressive strength training in breast cancer survivors. Contemporary Clinical Trials, 30(3):233-45, 2009

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines