Presión arterial y colocaciones intravenosas después de la mastectomía

Autor: Equipo OncoLink
Contribuidor de contenido: Lora Packel PhD, PT, Jane M. Kepics PT, DPT CLT-LANA & Jasmine Zheng, MD
Última Vez Revisión: 15 de agosto de 2019

Pregunta:

Estimados "Pregúntale a los expertos" de OncoLink: Como sobreviviente de cáncer de mama, siempre me han dicho que no me tomen la presión arterial, que no se me pinche el dedo, o que no se me extraiga sangre del brazo del lado de la mastectomía. Puedo entender que no lo haga durante un tiempo para dar tiempo a la curación. Sin embargo, ¿es para el resto de mi vida o hay un tiempo establecido después de la cirugía en que se puede utilizar el brazo? Agradezco mucho su ayuda.

Repuesta:

Muchas mujeres hacen todo lo posible para cumplir con la recomendación de no someterse a extracciones de sangre y toma de presión sanguínea en el lado de la cirugía de cáncer de mama. También pueden tener una ansiedad considerable cuando no pueden seguirlos o utilizar accidentalmente el brazo afectado para un procedimiento. Veamos un poco más a fondo las recomendaciones y la ciencia que las respalda. 

¿Qué hace el sistema linfático?

El sistema linfático consiste de nódulos linfáticos y vasos que corren por todo el cuerpo. El sistema linfático ayuda a controlar el volumen de líquido y a combatir la enfermedad. Los ganglios linfáticos y los vasos sanguíneos drenan el exceso de líquido de todo el cuerpo y lo devuelven a la sangre cerca del corazón. Los ganglios linfáticos filtran los virus, las células moribundas, las materias extrañas y las bacterias para combatir las infecciones. Cuando se extirpan o dañan los ganglios linfáticos, es posible que el sistema linfático no funcione tan bien o que tenga que trabajar más duro para hacer su trabajo. Esto puede llevar al desarrollo de linfedema, que es una acumulación anormal de líquido en el área afectada.

¿Qué áreas pueden ser afectadas?  

El brazo afectado (en el lado de la cirugía o la radiación), la mama o la pared torácica pueden hincharse debido al linfedema. 

¿Quién debe seguir las recomendaciones de reducción de riesgos?

El objetivo es reducir su riesgo de desarrollar un linfedema. Solo tener una mastectomía no la pone en riesgo de sufrir linfedema. El riesgo se presenta cuando a usted le extirpan o dañan los ganglios linfáticos. Si usted tuvo alguno de los siguientes síntomas, debe tomar precauciones para reducir su riesgo de linfedema:

  • Extirpación de todos los ganglios linfáticos en el área de la axila, que se denomina disección de ganglios axilares.
  • Extirpación de un número limitado de ganglios linfáticos “clave” del área de la axila, que se denomina biopsia de ganglio linfático centinela.
  • Recibir radiación en la pared torácica y la axila después de la cirugía.

Si usted se ha sometido a alguno de estos procedimientos, se beneficiaría de reunirse con un terapeuta de linfedema para aprender acerca de las precauciones para reducir su riesgo de desarrollar linfedema y cuándo notificar a sus proveedores médicos. 

¿Qué pasa si no me hice estos 3 procedimientos?

Si a usted le practicaron una mastectomía sin que le extirparan ningún ganglio linfático y no se sometió a radiación, no necesita seguir estas precauciones. Si usted tuvo una mastectomía profiláctica debido a una anormalidad genética o antecedentes familiares, no tiene que seguir estas precauciones, ya que no se extirparon los ganglios linfáticos.

¿Qué precauciones debo tomar para reducir el riesgo de desarrollar linfedema?

  • Conozca su brazo. Es normal tener algo de hinchazón después de la cirugía. Sin embargo, la hinchazón continua o cualquier hinchazón nueva debe ser reportada inmediatamente a su equipo médico, incluso años después de su cirugía. Incluso un poco de hinchazón es importante que se reporte: usted podría notar que sus joyas o la ropa están más apretadas o que su brazo se siente un poco más pesado.
  • Trate de mantener un peso saludable. Tener sobrepeso aumenta enormemente el riesgo de linfedema. Para empezar un plan de pérdida de peso, hable con su equipo médico sobre una dieta segura y un plan de ejercicio y reúnase con un dietista registrado para hablar sobre la planificación de las comidas.
  • Evite los cortes/las raspaduras en el brazo del lado de la cirugía. Tome precauciones al hacer cosas que podrían resultar en un corte, como usar guantes y mangas largas en el jardín. Si se corta, lave el área con agua y jabón, y haga todo lo posible para mantenerla limpia y sin infecciones. Use repelente de insectos para prevenir las picaduras de insectos.
  • Si nota cualquier signo de infección, como hinchazón repentina, enrojecimiento, calor o fiebre, informe a su equipo médico inmediatamente.
  • Haga ejercicio. Mejorar su estado físico reduce el riesgo de linfedema y le ayuda a recuperar fuerzas. Asegúrese de obtener primero la aprobación de su equipo médico y busque un fisioterapeuta que se especialice en el tratamiento de personas con cáncer.
  • Evite la constricción o el aumento del flujo sanguíneo al área. La constricción puede ocurrir con ropa o joyas apretadas o incluso al llevar un bolso pesado en ese brazo. El aumento del flujo sanguíneo puede ser causado por el ejercicio intenso y repentino o por temperaturas extremas, como un jacuzzi o una ducha caliente.
  • Presión arterial: Muchas organizaciones, como la Sociedad Americana del Cáncer y la Red Nacional de Linfedema, aconsejan a los supervivientes que eviten la presión arterial en el lado de la cirugía, si es posible. Sin embargo, no existe una buena investigación que apoye esta recomendación y varios estudios han encontrado que no tiene efecto sobre la inflamación de los brazos. Algunos expertos sugieren que, si el brazo opuesto no está disponible, se puede tomar la presión arterial en el brazo que se operó utilizando un brazalete manual para la presión arterial y un estetoscopio, ya que éste no bombea tan fuerte y es más rápido.
  • Vías intravenosas: Se recomienda que, si es posible, se coloquen vías intravenosas en el brazo en el lado opuesto al de la cirugía. No existe una buena investigación que demuestre que las vías intravenosas contribuyan al linfedema; sin embargo, hay investigaciones que demuestran que el desarrollo de una infección (celulitis) puede contribuir al linfedema. Por lo tanto, debe solicitar que las vías intravenosas se coloquen en el lado no afectado si es posible. Si es necesario colocar una vía intravenosa en el lado afectado, trabaje con su equipo médico para mantener el área limpia y sin infecciones. También debe evitar las inyecciones en este lado. Si necesita inyectarse, usted debe discutir los riesgos y beneficios con su proveedor y tomar una decisión basada en su situación.
  • Lea más sobre linfedema y reducción de riesgos

¿Qué sucede si me han extirpado los ganglios linfáticos o me han dado radiación en ambos lados?

Puede que no sea un gran problema que le tomen la presión arterial en el lado opuesto de la cirugía. Pero, si a usted se le hizo una cirugía o radiación en ambos lados o tiene otra razón para no usar un lado (un catéter PICC, por ejemplo), se complica un poco más. La Sociedad Americana del Cáncer y la Red Nacional de Linfedema recomiendan que se tome la presión arterial con un brazalete manual y un estetoscopio. Esto evita el apretón de la alta presión que sucede con una máquina de presión arterial, que suele ocurrir algunas veces antes de dar una lectura. Muchas organizaciones recomiendan usar el muslo para tomar la presión arterial. Esto requiere un brazalete para la presión arterial que sea lo suficientemente grande como para envolver el muslo con el fin de obtener una lectura precisa. Es importante tener en cuenta que la presión arterial de su muslo debe tomarse acostado y que el número superior (sistólica) es típicamente 10-40 mm Hg más alto en la pierna en comparación con el brazo.

¿Necesito seguir estas recomendaciones para siempre?

Sus ganglios linfáticos no pueden volver a crecer, así que su sistema linfático siempre estará dañado. Debido a esto, usted está en riesgo de desarrollar linfedema y debe seguir estas recomendaciones de por vida.

Referencias

National Lymphedema Network: https://lymphnet.org/

Bryant JR, Hajjar RT, Lumley C, Chaiyasate K. Clinical Inquiry-In women who have undergone breast cancer surgery, including lymph node removal, do blood pressure measurements taken in the ipsilateral arm increase the risk of lymphedema? The Journal of the Oklahoma State Medical Association. 2016;109(11):529-531.

Ferguson, CM., Swaroop, MN, Horick,N., Skolny, MN, Miller, CL, Jammallo, LS et al. (2016). Impact of Ipsilateral Blood Draws, Injections, Blood Pressure Measurements, and Air Travel on the Risk of Lymphedema for Patients Treated for Breast Cancer. J Clin Oncol 34(7), 691-8.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines