Osteonecrosis de la mandíbula relacionada con la medicación

Autor: Marisa Healy, BSN, RN
Contribuidor de contenido: Katherine Okonak, MSW, LSW
Fecha de la última revisión: febrero 16, 2024

¿Qué es la osteonecrosis de la mandíbula?

“Osteo” significa hueso. “Necrosis” significa la muerte de células o tejidos del organismo. La osteonecrosis de mandíbula (ONM) es una enfermedad ósea grave en la que se produce una pérdida del suministro de sangre en los huesos de la mandíbula. Este suministro de sangre es necesario para mantener sanas y vivas las células y los tejidos.

La pérdida del suministro de sangre provoca la exposición (descubierto) del hueso maxilar superior (superior) o mandíbula (inferior). Estos huesos deben estar cubiertos por el tejido gingival. En la osteonecrosis de mandíbula, el hueso se expone a través de una abertura en el tejido gingival o porque está completamente ausente.

Los síntomas de la osteonecrosis de mandíbula pueden ser:

  • Dolor.
  • Hinchazón.
  • Infección de las encías.
  • Aflojamiento de dientes.
  • Exposición del hueso (a menudo en el sitio donde se ha extraído un diente).
  • Entumecimiento u hormigueo o sensación de “pesadez” en la mandíbula.

La osteonecrosis de mandíbula puede no presentar síntomas durante semanas o meses y solo puede encontrar palpando o viendo el hueso expuesto.

La osteonecrosis de mandíbula se confunde a veces con la osteoradionecrosis de la mandíbula, que es causada por la radioterapia y se trata de forma diferente que la primera. Este artículo trata sobre la osteonecrosis de mandíbula.

¿Qué causa la osteonecrosis de mandíbula?

Se desconoce la causa exacta de la osteonecrosis de mandíbula, pero las posibles causas son:

  • Procedimientos dentales.
  • Infección.
  • Inflamación (hinchazón).
  • Ralentización de la angiogénesis (formación de nuevos vasos sanguíneos).

Aunque ahora se conoce la causa exacta de la osteonecrosis de mandíbula, hay medicamentos que se utilizan para tratar el cáncer y que se ha comprobado que están relacionados con su diagnóstico.  

¿Quién corre riesgo de desarrollar osteonecrosis de mandíbula?

Algunos cánceres afectan a los huesos más que otros, como el mieloma múltiple o los que se han extendido a los huesos (llamados metástasis óseas). Otros problemas de salud, como la diabetes, también pueden ponerlo en riesgo de osteonecrosis de mandíbula. Las formas en que el cáncer puede afectar a los huesos son:

  • Los tumores que han crecido hasta los huesos (lo que se denomina invasión) pueden hacer que el hueso se desgaste. Esto deja pequeños orificios en el hueso, denominados lesiones osteolíticas. Cuando el hueso comienza a descomponerse y desgastarse, se denomina resorción. La resorción deja los huesos débiles y frágiles.
  • Los tumores también pueden provocar cambios en la formación de hueso (crecimiento). El hueso puede acumularse, lo que se denomina lesiones osteoscleróticas. Estas lesiones pueden ser dolorosas y romperse con facilidad.

Pueden utilizarse medicamentos para tratar las lesiones osteolíticas y osteoscleróticas causadas por el cáncer. En algunos casos, estos medicamentos pueden causar osteonecrosis de mandíbula.

¿Qué medicamentos están relacionados con la osteonecrosis de mandíbula?

Hay algunos medicamentos que se utilizan para tratar el cáncer que pueden aumentar el riesgo de osteonecrosis de mandíbula, como los bisfosfonatos, denosumab y los fármacos antiangiogénicos.

Bisfosfonatos

Los bisfosfonatos son un grupo de medicamentos que ralentizan la destrucción del hueso que se produce con las metástasis óseas o el mieloma múltiple (cáncer de las células plasmáticas, que entran y destruyen el hueso). Los bisfosfonatos mejoran la resistencia ósea, ralentizan la velocidad con la que el hueso se desgasta (lo que se denomina resorción) y reducen la acumulación de hueso inestable. Estos problemas pueden conducir a:

  • Fracturas.
  • Diseminación más rápida de las metástasis óseas.
  • Compresión de la médula espinal (cuando el hueso de la columna vertebral presiona contra la médula espinal).
  • Hipercalcemia (niveles altos de calcio en la sangre causados por la degradación ósea).

Los bisfosfonatos aprobados actualmente son:

  • Alendronate (Fosamax®).
  • Etidronate (Didronel®).
  • Ibandronato (Boniva®): actualmente solo se utiliza para la osteoporosis.
  • Pamidronate (Aredia®).
  • Risedronate (Actonel®).
  • Tiludronate (Skelid®).
  • Ácido zoledrónico (Zometa®).

Denosumab

Otro medicamento utilizado para ralentizar o prevenir la descomposición ósea y los problemas óseos es el denosumab (Xgeva®). El denosumab es un anticuerpo monoclonal, que es un medicamento que actúa sobre una proteína o célula específica. El denosumab actúa sobre una proteína llamada RANKL, que es necesaria para la descomposición ósea, pero se produce demasiado en las metástasis óseas. Al actuar sobre la RANKL, el denosumab bloquea o ralentiza la descomposición ósea.

Medicamentos antiangiogénicos

Los inhibidores antiangiogénicos actúan afectando el suministro de sangre al tumor. Estos medicamentos se utilizan en muchos planes de tratamiento contra el cáncer.

La prevención es la clave

La mayoría de los casos de osteonecrosis de mandíbula están relacionados con un problema dental y, si se evitan, también se puede evitar esta. Algunas cosas que puede hacer para reducir el riesgo son:

  • Antes de tomar un medicamento que pueda causar osteonecrosis de mandíbula, debe ser atendido por un cirujano maxilofacial oral u oncólogo dental familiarizado con la osteonecrosis de mandíbula.
  • Si tiene algún problema dental (necesidad de cirugías dentales, extracciones, conductos radiculares o remoción de dientes abscesados), la terapia con el medicamento debe esperar (si es posible). No debe comenzar a tomar el medicamento hasta que se atiendan y resuelvan los problemas dentales.
  • Si está tomando un medicamento que puede causar osteonecrosis de mandíbula, debe hacerse exámenes dentales regulares (hasta cada 3 o 4 meses) que incluyan limpieza, revisión del ajuste de la dentadura si es necesario y educación sobre el cuidado bucal mientras toma estos medicamentos.
  • Mantenga una buena higiene bucal. Si se necesita un trabajo dental invasivo, debe hablar con su proveedor sobre sus opciones. Es posible que desee dejar de tomar los medicamentos durante un tiempo antes del procedimiento. Pregúntele a su proveedor cuándo debe dejar de tomar sus medicamentos.

¿Cómo se trata la osteonecrosis de mandíbula?

  • Los objetivos principales del tratamiento de la osteonecrosis de mandíbula son reducir el dolor, tratar o prevenir las infecciones y retrasar la progresión. Estas pueden incluir:
  • Realizar radiografías panorámicas o intraorales para descartar otros problemas dentales (dientes afectados, quistes, alteraciones óseas).
  • Debe ser atendido por un cirujano maxilofacial oral u oncólogo dental familiarizado con la osteonecrosis de mandíbula.
  • Debe usar enjuagues orales con clorhexidina (Peridex®) 3 a 4 veces al día.
  • Se pueden usar dentaduras postizas, pero es posible que sea necesario cambiar de tamaño o amortiguación para evitar más lesiones en el hueso.
  • Se puede utilizar un aparato para cubrir y proteger el hueso expuesto.
  • Pueden administrarse antibióticos en caso de ser necesario. 
  • Evite la cirugía de estos huesos, si es posible. Estos huesos pueden no cicatrizar bien después de la cirugía y, de hecho, empeorar el problema.
  • En los casos más avanzados, la cirugía para extirpar el hueso afectado puede mejorar la calidad de vida, reducir el dolor, evitar la propagación de la necrosis y ayudar a favorecer la cicatrización de los tejidos blandos. Cuando se utiliza, la cirugía puede incluir la extracción de material extraño, tejido o hueso muerto, dañado o infectado y, en algunos casos, la reconstrucción del hueso.

La osteonecrosis de mandíbula es rara, pero, dado que las personas con mieloma múltiple y metástasis óseas viven más tiempo y reciben tratamiento con medicamentos asociados a la osteonecrosis de mandíbula durante muchos años, es importante que la conozcan. Los medicamentos asociados a la osteonecrosis de mandíbula benefician a los pacientes con un riesgo elevado de problemas óseos y actualmente no hay otros medicamentos que tengan este efecto beneficioso. Debe sopesar los riesgos y los beneficios cuando decida usar estos medicamentos. Puede hablar con su proveedor sobre la posibilidad de tomar decisiones de tratamiento adecuadas para usted. Debe seguir todas las instrucciones para el cuidado oral que le entreguen y reportar de inmediato cualquier signo o síntoma de osteonecrosis de mandíbula a su proveedor.

Expert Panel Recommendations for the Prevention, Diagnosis, and Treatment of Osteonecrosis of the Jaws: June 2004. Available at: http://www.ada.org/prof/resources/topics/topics_osteonecrosis_whitepaper.pdf

Presentation at the 2005 Greenspan meeting, Osteonecrosis of the Jaw and Bisphosphonate Therapy, given by June Eilers, November 5, 2005.

Marx, R. et al. Bisphosphonate-induced exposed bone (osteonecrosis/osteopetrosis) of the jaws: risk factors, recognition, prevention and treatment. (2005) Journal of Oral Maxilofacial Surgery; 63:1567-1575.

Pires, FR et al. Oral avascular bone necrosis associated with chemotherapy and biphosphonate therapy. (2005) Oral Diseases; 11:365-369

Berenson JR et al. Medication-related osteonecrosis of the jaw in patients with cancer. UptoDate. 2015. Available at: www.uptodate.com/contencts/medication-related-osteonecrosis-of-the-jaw-in-patients-with-cancer.

Ruggiero, Salvatore L., et al. "American Association of Oral and Maxillofacial Surgeons position paper on medication-related osteonecrosis of the jaw—2014 update." Journal of Oral and Maxillofacial Surgery 72.10 (2014): 1938-1956.

Eid, Ahmed, and Jennifer Atlas. "The role of bisphosphonates in medical oncology and their association with jaw bone necrosis." Oral and maxillofacial surgery clinics of North America 26.2 (2014): 231-237.

American Dental Association. Osteoporosis Medications and Medication-Related Osteonecrosis of the Jaw. Feb 8, 2018. Found at: https://www.ada.org/en/member-center/oral-health-topics/osteoporosis-medications