Reacciones de la piel por la radiación

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión:

Cada vez que se administra radioterapia, la piel absorbe pequeñas cantidades en el área tratada. Aproximadamente de 2 a 3 semanas después de su primer tratamiento de radiación, puede notar enrojecimiento o irritación en el área del tratamiento. Puede parecer una quemadura de sol. La piel puede picarle, estar seca, enrojecida o adolorida. Se espera que con la terapia ocurran estos cambios, que son temporales. Su equipo le revisará la piel para controlar los cambios. En algunos casos, es posible que sea necesario suspender los tratamientos de radiación por un período corto de tiempo para permitir que la piel sane. Si se agrava la reacción, es posible que necesite recibir cuidados especiales para ayudar a que el área sane.

Todos los pacientes que reciben radioterapia deben tener cuidado especial para proteger y cuidar su piel. Las formas de hacerlo son las siguientes:

Tenga más cuidado con la piel de la zona tratada.

  • La piel en la zona de tratamiento estará más sensible y puede dañarse más fácilmente.
  • Mantenga la piel limpia y seca.
  • Limpie la piel en el área de tratamiento con agua tibia (no caliente) y un jabón suave, como Dove®, Neutrogena o uno para bebés. Evite frotarse con una toalla o con limpiadores o esponjas de baño. Use la palma de la mano para lavar suavemente la piel en el área de tratamiento.
  • Seque la piel con suavidad. Séquese con palmadas, no se frote, usando una toalla suave.
  • La hidratación de la piel puede ser útil para reducir la picazón y suavizar la piel, lo que hace que se sienta más cómodo. Hable con su equipo de radiación sobre qué crema hidratante debe usar.
  • No utilice maquillaje ni cosméticos en la zona de tratamiento.
  • No utilice productos para la piel que contengan aromatizantes o perfumes.
  • A menudo, la radiación causa que se caiga el cabello en la zona del tratamiento. En general, esto es temporal, aunque para algunos puede llegar a ser permanente.
  • Si recibe tratamiento en la cabeza, use un champú suave, como el champú para bebés e intente no lavarse el cabello todos los días. Además, no utilice ruleros calientes ni planchas de rizar o alisar, y tenga cuidado al peinarse o cepillar el cabello.
  • Use ropa holgada y suave sobre el área de tratamiento.
  • Para lavar la ropa, use detergentes suaves, como Woolite®, Ivory Snow®, Dreft® o Eucalan®.
  • Evite almidonar las prendas que usa sobre el área de tratamiento.

Evite cualquier cosa que pueda causar lesiones a la piel en el área tratada, como lo siguiente:

  • No se rasque la piel.
  • Evite el uso de cinta adhesiva en la zona de tratamiento. Si es necesario vendar, use cinta de papel. Trate de aplicar la cinta fuera del área de tratamiento.
  • Use una maquinilla de afeitar eléctrica si debe afeitarse en el área de tratamiento. No use una loción para afeitar, loción para después de afeitar ni productos para depilación.
  • No use maicena ni polvos en el área de tratamiento, especialmente en la zona de los pliegues de la piel, ya que esto puede causar infecciones micóticas.
  • No utilice almohadillas térmicas, botellas de agua caliente ni bolsas de hielo en la zona de tratamiento.
  • Protéjase del sol, ya que la exposición al sol puede causar más daño a la piel. Use protector solar con un FPS de al menos 30 cada día (incluida el área de tratamiento). Cuando esté al aire libre, use ropa protectora, como camisetas mangas largas, pantalones y sombrero. Evite el sol durante las horas pico (de diez de la mañana a dos de la tarde). ¡Siga estos consejos también en los meses de invierno!
  • No fume. Se ha descubierto que fumar empeora las reacciones cutáneas relacionadas con la radiación.
  • Hable con su equipo de tratamiento antes de nadar, incluidas las piscinas cloradas, los jacuzzis y el agua no clorada (lagos, ríos).

Revísese la piel en el área de tratamiento todos los días. Informe a su equipo de tratamiento de radiooncología sobre cualquier corte, área abierta o cambios.

¿Cómo se tratan las reacciones cutáneas?

En general, las reacciones cutáneas menores provocadas por la radioterapia no requieren ningún tratamiento especial. Debe informarle a su equipo de radiación sobre ellas. Sin embargo, si empeoran o si usted sufre daños adicionales en la piel, es posible que se necesite tratamiento. Su radioncólogo puede decidir suspender los tratamientos por un período de tiempo para permitir que la piel sane. Su equipo de radiación le indicará cómo cuidar cualquier reacción cutánea. No se aplique nada en el área sin antes consultarlo con el equipo de radiación.

Si tiene alguna pregunta sobre las reacciones de la piel o necesita información o indicaciones adicionales, comuníquese con su equipo de atención médica.

Referencias

American Academy of Dermatology Association. How to Care for your Skin During and After Radiation Therapy. Found at https://www.aad.org/public/diseases/skin-cancer/types/common/melanoma/radiation-care

Baines, C. R., McGuiness, W., & O'rourke, G. A. (2017). An integrative review of skin assessment tools used to evaluate skin injury related to external beam radiation therapy. Journal of clinical nursing26(7-8), 1137-1144.

Yuen, F., & Arron, S. (2016). Skin Care Products Used During Radiation Therapy. In Skin Care in Radiation Oncology (pp. 31-45). Springer International Publishing.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!