Síndrome de mano-pie

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión: 7 de febrero de 2020

¿Qué es el síndrome de mano-pie (SMP)?

El síndrome de mano-pie (SMP) es una reacción cutánea que aparece en las palmas de las manos o plantas de los pies, como resultado de determinados agentes quimioterapéuticos. También se lo puede denominar eritema acral, eritema palmo-plantar (Palmar Plantar Erythema, PPE) o reacción de Burgdorf. Los medicamentos quimioterapéuticos conocidos por causar SMP incluyen los siguientes: capecitabina (Xeloda®), fluorouracilo (5-FU), doxorrubicina liposomal (Doxil®), doxorrubicina (Adriamycin®), citarabina (Ara-c®), sunitinib (Sutent®) y sorafenib (Nexavar®).

EL SMP puede comenzar como una sensación de hormigueo o entumecimiento en las palmas de las manos o plantas de los pies, que se convierte en hinchazón, enrojecimiento, descamación de la piel y sensibilidad o dolor. Si no hay ningún cambio en el tratamiento, se pueden ampollar las manos o los pies (que pueden llegar a infectarse), lo que provoca mucho dolor e interfiere con las actividades diarias. Es muy importante que le comunique a su médico a la primera señal de SMP. La mayoría de los pacientes que desarrollan SMP lo hacen dentro de las primeras semanas de terapia, pero también puede suceder después de haber tomado el medicamento durante muchos meses.

¿Qué causa el SMP?

Nadie lo sabe con seguridad, pero existen algunas teorías. La teoría más ampliamente aceptada es que los pequeños vasos sanguíneos de las palmas de las manos o plantas de los pies se rompen debido al uso, la presión o el aumento de la temperatura, lo que provoca una reacción inflamatoria y posiblemente libere el medicamento en el área. Muchas de las estrategias de prevención o tratamientos sugeridos para el SMP se basan en esta teoría.

¿Cómo puedo prevenir el SMP?

Desafortunadamente, no hay nada específico que hacer para prevenir el HFS. La clave es detectarlo temprano y ajustar la dosis de quimioterapia para evitar que empeore o vuelva a suceder. Es importante señalar que varios estudios han demostrado que reducir la dosis de quimioterapia para aliviar el HFS no reduce la efectividad del tratamiento. Algunos consejos para ayudar a prevenir el HFS incluyen:

  • Evite usar ropa ajustada (medias, pantis) o zapatos apretados. Use zapatos sueltos y cómodos al salir y pantuflas para estar en el hogar. No ande descalzo(a).
  • Evite realizar actividades que froten la piel o ejerzan presión sobre las palmas de las manos o plantas de los pies durante una semana después del tratamiento (o tan a menudo como sea posible si está tomando un medicamento todos los días). Se debe evitar hacer cualquier actividad que ejerza presión sobre las palmas de las manos o plantas de los pies. Algunos ejemplos incluyen las siguientes: lavarse vigorosamente, correr, saltar, hacer ejercicios aeróbicos, caminar durante largos períodos, trabajar con herramientas de jardinería o de reparación (p. ej., una pala, un destornillador, un martillo) o picar la comida.
  • Aplique abundante crema hidratante en las manos y pies con frecuencia, pero suavemente para evitar frotar la piel con demasiada fuerza. Intente aplicarse una cantidad generosa de crema hidratante a la hora de acostarse y, en la cama, use un par de guantes o calcetines de algodón sueltos para favorecer la absorción de la loción. Algunas cremas hidratantes recomendadas son Bag Balm, Udderly Smooth Cream, Eucerin y Aveeno. Evite las lociones o cremas que contengan perfumes, alcohol o glicerina.
  • Evite usar el agua caliente, como en jacuzzi, baños de vapor, duchas o baños calientes o cuando lave los platos. Use agua tibia para ducharse o bañarse y hágalos cortos. Use agua tibia cuando lave los platos. No use guantes de goma para lavar los platos, ya que pueden causar más irritación al mantener el calor en las palmas de las manos.
  • Evite la exposición al sol, ya que la piel es muy sensible al sol mientras se encuentra en tratamiento. ¡Recuerde la exposición solar se recibe con sólo sentarse en una ventana por la que entre el sol! Use FPS 30 o más alto todos los días o use camisas de mangas largas y pantalones.
  • La aplicación de compresas de hielo en las palmas de las manos y plantas de los pies durante la infusión de algunos medicamentos de quimioterapia puede ser útil para prevenir el SMP. Consulte con su proveedor si esto es apropiado para su tratamiento.

Si desarrollo SMP, ¿qué se puede hacer?

El primer paso y el más importante es informar a su equipo de atención médica de inmediato si nota entumecimiento, hormigueo, enrojecimiento, descamación, hinchazón o dolor. Su proveedor puede suspender la quimioterapia por un corto tiempo para permitir que la piel sane, pero en muchos casos, solo reducir la dosis es suficiente para permitir que la piel sane. La reducción de la dosis o un descanso de la terapia es lo único comprobado para curar el HFS, pero hay algunas cosas que puede hacer que pueden ayudarlo a lidiar con la incomodidad o ayudar al HFS a sanar más rápido:

  • Remojar las manos o los pies en agua fría o aplicar compresas de hielo puede aliviar el dolor y la sensibilidad. Use una bolsa de guisantes o maíz congelados, ya que pueden adaptarse a la mano o al pie. No se deje puesto el hielo por más de 15 a 20 minutos por vez. Puede alternar poniéndoselo y sacándoselo.
  • Continúe usando con frecuencia lociones o cremas hidratantes, pero aplíquelas suavemente.
  • Mantenga las manos o los pies elevados puede ayudar a disminuir la hinchazón.
  • Para ayudar a acelerar la curación, algunos proveedores usan vitamina B6 (de 50 a 150 miligramos por día). Antes de tomar alguna vitamina, consulte con su equipo de atención médica.
  • Un analgésico de venta libre, como el acetaminofeno, puede ayudar con la molestia. También se puede usar un analgésico tópico, en forma de crema o parche. Antes de tomar algún medicamento, consulte con su proveedor.
  • Si desarrolla ampollas, no las pinche, ya que pueden infectarse.
  • Si presenta fiebre (temperatura superior a 38°C o 100.4°F), llame de inmediato a su equipo de atención médica.

Lo más importante: ¡Informe a su equipo de atención tan pronto como note algún síntoma de HFS! No "espere y vea" si los síntomas mejorarán por sí solos.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!