Consentimiento informado en pacientes pediátricos

Autor: OncoLink Team
Última Vez Revisión: 25 de octubre de 2018

El consentimiento informado es una conversación entre el médico y el paciente para explicar lo siguiente:

  • Información sobre cómo y dónde se realiza un procedimiento o tratamiento y cuánto tiempo toma.
  • Los beneficios y los posibles riesgos o efectos secundarios del tratamiento/procedimiento.
  • Los beneficios y posibles riesgos de otras opciones de tratamiento o alternativas.
  • Los beneficios y los posibles riesgos de no recibir ningún tratamiento.
  • Después de la conversación, se firma un documento de consentimiento informado que indica que se han revisado estos puntos.

¿Quién toma las decisiones por los niños menores de 18 años?

No se permite que los menores de 18 años den su consentimiento para procedimientos y tratamientos médicos. Los padres suelen ser los principales responsables de la toma de decisiones de sus hijos. Los padres otorgan permiso para que su hijo se someta a procedimientos y tratamientos. El padre que da su consentimiento debe ser considerado competente; en otras palabras, debe ser capaz de comprender la información que se presenta.

En ausencia de padres biológicos o adoptivos que den su consentimiento, los tutores legales (designados por el tribunal) pueden tener autorización para tomar decisiones.  Si se ha llevado a un niño a un hogar de atención de acogida, generalmente, los padres de acogida no tienen autorización para tomar decisiones por estos niños. Sin embargo, la agencia que maneja el caso de atención de acogida o un representante del estado puede tener autorización para dar consentimiento para realizar procedimientos médicos; algunas veces, los padres biológicos pueden reservarse los derechos de toma de decisiones para la atención médica. Estas leyes varían según el estado.

Asentimiento

En pediatría, a los niños que tienen la edad suficiente para comprender las conversaciones médicas a veces se les pide que den su consentimiento para recibir la atención. El asentimiento significa que el niño está de acuerdo con el tratamiento o procedimiento. Los niños también pueden disentir, lo que significa que no están de acuerdo con participar. La edad a la que se solicita el consentimiento varía según la institución y puede ser desde los 7 años de edad. La ley no exige el asentimiento, pero muchas instituciones requieren que los niños con capacidades cognitivas y de desarrollo participen en la toma de decisiones. Usted puede pedirles ayuda a los trabajadores sociales pediátricos, psicólogos y especialistas en vida infantil para que evalúen la capacidad de su hijo para que dé su consentimiento.

El documento de consentimiento informado

Se pedirá a los padres que dan su consentimiento que firmen un documento de consentimiento informado para cada procedimiento, tratamiento o ensayo clínico. Revise el documento y haga cualquier pregunta antes de firmarlo. Este formulario es para proteger su autonomía (capacidad de toma de decisiones) y confirmar que no ha sido forzado a recibir ningún tratamiento o procedimiento. Es posible que desee solicitar una copia del formulario después de haberlo firmado.

El consentimiento informado está regido por ley. Las leyes estatales pueden dictar el formato de estos formularios, por lo que pueden variar según el estado. No debe sentirse presionado ni apresurado para dar su consentimiento. Tómese su tiempo para revisar el documento y hacer preguntas. Puede cambiar de opinión sobre el tratamiento en cualquier momento, incluso después de haber firmado el consentimiento o haber comenzado el tratamiento.

Si tiene dificultades para leer o escribir, es importante que se lo informe al proveedor de atención médica para que utilice otros métodos que le ayuden a comprender el tratamiento/procedimiento. Muchos profesionales médicos utilizan terminología médica que el público en general no comprende, así que no dude en pedir explicaciones adicionales sobre algo que no entienda.  Si el inglés no es su idioma principal, un intérprete médico certificado debe estar presente en la conversación sobre el consentimiento informado y traducirlo para usted.

Ensayos clínicos

Si se le pide al niño que participe en un ensayo clínico, se le debe explicar a él/ella y sus padres el estudio de investigación, los procedimientos, los tratamientos, los riesgos y los beneficios potenciales. Por lo general, ambos padres tendrán que dar su consentimiento para que su hijo participe en un ensayo clínico. Hay excepciones a esta regla, que incluyen si uno de los padres tiene custodia legal exclusiva, ha fallecido o es incompetente. El requisito de que ambos padres den su consentimiento informado también puede estar basado en cualquier riesgo asociado con el ensayo. Por ejemplo, si el riesgo de participación es muy pequeño, se puede permitir la participación en el ensayo incluso si sólo uno de los padres da su consentimiento informado. Lea más sobre los ensayos clínicos. 

Situaciones de emergencia

No se requiere el consentimiento de los padres o tutores si existe un peligro inmediato para la vida, la salud y el bienestar del niño, según la evaluación del proveedor de atención médica.

Recursos para más información.

Instituto Nacional del Cáncer; Asentimiento de los niños

https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/estudios-clinicos/seguridad-paciente/asentimiento-ninos

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

Preguntas frecuentes


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines