Procedimientos quirúrgicos: exenteración pélvica

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión: 12 de enero de 2018

¿Qué es una exenteración pélvica y cómo se realiza?

Una exenteración pélvica es la extirpación del útero, el cuello uterino, los ovarios, las trompas de Falopio, la vagina y, a veces, la vejiga, la uretra y/o el intestino, el ano y el recto de una mujer.

Existen tres tipos de exenteración pélvica:

  • Anterior: Extirpación de todos los órganos reproductivos y de la vejiga.
  • Posterior: Extirpación de todos los órganos reproductivos y de los intestinos.
  • Total: Se extirpan la vejiga, la uretra, el recto, el ano, el colon y los órganos reproductivos. Esto requiere la colocación de dos ostomías (aberturas), una para la orina y otra para las heces.

La ostomía para excretar heces se llama colostomía. La parte de la colostomía que se observa en el abdomen se denomina estoma y se cubre con una bolsa de recolección.

Cuando se extirpan la vejiga y la uretra, se realiza una derivación urinaria (una forma de llevar la orina al exterior del cuerpo). Durante este procedimiento, los riñones y los uréteres se vuelven a conectar a la derivación urinaria, la cual saldrá a través del abdomen. Existen dos tipos de derivaciones urinarias con estomas: un conducto ileal y una bolsa urinaria. El conducto ileal utilizará una bolsa de recolección alrededor del estoma. Con una bolsa urinaria, es necesario colocar una sonda (catéter) en el orificio para drenar la orina.

Las mujeres pueden someterse a una cirugía para reconstruir la vagina. Esta nueva vagina se llama "neovagina". La neovagina se realiza al usar piel y/o músculo de otras partes del cuerpo. Las formas de hacer una neovagina incluyen:

  • Injertos de piel: La piel tomada de otras partes del cuerpo se utiliza para crear la nueva vagina. Cuando se utilizan solo injertos de piel, se necesitan stents vaginales para mantener la elasticidad (el estiramiento) de los nuevos tejidos vaginales y evitar el encogimiento, la formación de cicatrices o el cierre. Al principio, el stent se usará todo el tiempo, luego se reducirá su uso a solo la mayor parte del día durante muchos meses. A menudo, después de unos pocos meses, las mujeres pueden usar un tubo, un dilatador o tener relaciones sexuales vaginales para mantener la vagina abierta.
  • Colgajo muscular e injerto de piel: Los colgajos musculares y los injertos de piel se pueden utilizar para crear una neovagina. A menudo, se utilizan músculos y piel de la parte inferior del pecho y del abdomen. Esto se denomina colgajo muscular vertical de músculo recto del abdomen (VRAM). También se pueden utilizar otras áreas de colgajo muscular. Este procedimiento permitirá una mejor sensación y permeabilidad. Aunque esta neovagina se parecerá a la vagina antes de la cirugía, la sensación y la función serán diferentes.

Una neovagina no tiene la capacidad de limpiarse por sí misma, lo que requiere duchas vaginales para prevenir el flujo vaginal y el olor. Se le dirá cómo y cuándo hacer esto. Es normal que se presente sangrado leve o manchado después de tener relaciones sexuales. El sangrado vaginal abundante no lo es y debe ponerse en contacto con su equipo de atención médica si esto ocurre. Tener un orgasmo es posible, pero puede ser difícil.

Si no se desea la reconstrucción, se cierra la vagina con piel.

Se puede utilizar una exenteración pélvica para tratar algunos casos de cáncer ginecológico, como los cánceres recurrentes del útero, el cuello uterino, la vulva o la vagina.

Esta cirugía se realiza mediante una incisión hacia arriba y hacia abajo para acceder a los órganos pélvicos. Se colocarán drenajes. Un catéter drenará la orina y se colocarán bolsas sobre los estomas de ostomía. También se colocarán vendajes en el abdomen y la parte interna de los muslos, si se realizó una cirugía reconstructiva.

¿Cuáles son los riesgos de la exenteración pélvica?

Como con cualquier cirugía, existen riesgos y posibles efectos secundarios. Estos pueden ser:

  • Hemorragia.
  • Reacción a la anestesia. (La anestesia es la medicación que se le administra para ayudarle a dormir durante la cirugía, no recordarla y controlar el dolor. Las reacciones pueden incluir respiración sibilante, sarpullido, hinchazón y presión arterial baja.)
  • Infección.
  • Separación de la herida.
  • Fuga anastomótica (ruptura de las áreas que unen los estomas, el colon y/o los uréteres).
  • Fístula (un orificio).
  • Obstrucción intestinal.
  • Coágulos de sangre.
  • Necrosis del colgajo y/o el estoma (muerte del tejido del colgajo y/o el estoma).
  • Linfedema (hinchazón).
  • Sensación alterada.
  • Disminución de la calidad de vida.

¿Cómo es la recuperación?

La hospitalización para una exenteración pélvica en general es de 7 a 10 días, dependiendo de la extensión del procedimiento que le hayan realizado.

Se recomienda caminar pronto y respirar profundamente para evitar coágulos de sangre y neumonía. Si se realizó una reconstrucción vaginal, solo podrá acostarse boca arriba, de lado o de pie. No podrá sentarse durante 6-8 semanas.

Su equipo médico discutirá con usted los medicamentos que tomará para prevenir coágulos de sangre, infecciones, dolor y estreñimiento, entre otros.

Su médico hablará con usted acerca de cualquier restricción mientras usted esté en su casa basándose en la extensión de su procedimiento quirúrgico. Por lo general, una enfermera la visitará en su casa para enseñarle sobre el estoma, el drenaje y el cuidado de la incisión.

Hasta que su equipo médico le indique lo contrario, es importante que usted:

  • Descanse adecuadamente.
  • Camine según lo tolerado.
  • Evite sentarse durante 6-8 semanas después de la reconstrucción vaginal.
  • Evite las tareas domésticas y levantar objetos.
  • Siga las instrucciones de dilatación vaginal y no coloque nada en la vagina que no le hayan indicado.

¿Qué necesitaré en casa?

  • Termómetro para detectar fiebre, que puede ser un signo de infección.
  • Ropa suelta y ropa interior.
  • Artículos para el cuidado de incisiones, a menudo suministrados por el hospital/consultorio médico.
  • Toallas sanitarias para el sangrado vaginal.

Los síntomas que debe informar a su equipo médico incluyen:

  • Fiebre. El equipo de atención médica le dirá qué temperatura debe comunicarse con ellos.
  • Cualquier dolor nuevo o que empeore.
  • Náuseas/vómitos.
  • Sangrado vaginal o secreción maloliente.
  • Problemas urinarios como ardor, incapacidad para orinar por estoma o bolsa.
  • Estreñimiento.
  • Dolor, hinchazón, enrojecimiento, secreción, abertura.

Cuidado de la incisión

Se le indicará cómo cuidar su incisión. Las incisiones deben mantenerse limpias y secas. Dúchese según lo aconsejado por su equipo.

Asegúrese de buscar signos de infección, incluyendo enrojecimiento, hinchazón, drenaje o separación (abertura) de la incisión, e informe a su médico.

Si hay grapas presentes, se quitarán ya sea en el hospital o en su primera visita de seguimiento.

Use ropa suelta para evitar la irritación de la incisión.

¿Cómo puedo cuidarme?

Es posible que necesite que un familiar o amigo la ayude con sus tareas diarias hasta que se sienta mejor. Puede tomar algún tiempo antes de que su equipo le diga que está bien volver a su actividad normal.

Asegúrese de tomar los medicamentos recetados según las indicaciones para prevenir el dolor, la infección y/o el estreñimiento. Llame a su equipo por cualquier síntoma nuevo o que empeore.

Hay maneras de controlar el estreñimiento después de la cirugía. Usted puede cambiar su dieta, beber más líquidos y tomar medicamentos de venta libre. Antes de tomar laxantes, consulte con su equipo de atención médica.

Respirar profundamente y descansar pueden ayudar a controlar el dolor, mantener los pulmones sanos después de la anestesia y promover un buen drenaje del líquido linfático. Trate de hacer ejercicios de respiración profunda y relajación varias veces al día durante la primera semana, o cuando note que está más tensa.

  • Ejemplo de un ejercicio de relajación: Mientras está sentada, cierre los ojos y respire profundamente de 5 a 10 veces. Relaje los músculos. Lentamente gire la cabeza y los hombros.

Este artículo contiene información general. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre su plan específico y su recuperación.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!