Cirugía micrográfica de Mohs

Autor: Karen Arnold-Korzeniowski, BSN, RN
Última Vez Revisión: 12 de enero de 2018

¿Qué es la cirugía de Mohs?

La cirugía micrográfica de Mohs es un tratamiento quirúrgico que fue desarrollado por el Dr. Frederick Mohs en la década de 1930. Es el tratamiento quirúrgico más efectivo para eliminar el carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas.

Específicamente, es un procedimiento quirúrgico en el que el cáncer de piel se extirpa capa por capa. Cada capa de tejido se examina bajo un microscopio hasta que los márgenes estén limpios. Márgenes limpios significa que los bordes del tejido extirpado están libres de células cancerosas cuando se visualizan bajo un microscopio. El uso del microscopio durante el procedimiento proporciona un método extremadamente preciso para extirpar el tejido canceroso; al mismo tiempo, se ahorra la mayor cantidad de tejido sano y se evita la necesidad de una cirugía adicional. La cirugía de Mohs puede resultar en defectos quirúrgicos más pequeños y cicatrices menos notorias, en comparación con otros métodos quirúrgicos para extirpar el cáncer de piel. El procedimiento de Mohs se recomienda para la extirpación del cáncer de piel en áreas donde se desea la máxima preservación de los tejidos sanos con fines estéticos y funcionales (por ejemplo, rostro, cuero cabelludo, etc.).

¿Cómo se realiza?

El procedimiento de Mohs generalmente se realiza de manera ambulatoria, lo que significa que no tiene que ser admitido en el hospital para someterse a este procedimiento. El consultorio donde se realiza el procedimiento estará equipado con una sala de operaciones y un laboratorio para que el tejido pueda ser analizado en el lugar para detectar células cancerosas. Lo más probable es que el procedimiento se complete en un día. La mayoría de los tumores requieren de 1 a 3 etapas para la extirpación completa de las células cancerosas.

Los pasos para el procedimiento de Mohs son los siguientes:

  • El cirujano examinará la lesión y planificará la cantidad de tejido a extirpar. El objetivo es extirpar las raíces del cáncer porque si no se extirpan, el cáncer volverá a aparecer.
  • Se aplica o se inyecta un anestésico local. Un anestésico local adormece sólo el área quirúrgica. Informe a su proveedor si esto no funciona para el dolor.
  • El cirujano extirpará la parte visible del tumor con herramientas quirúrgicas.
  • Luego, se retira una capa más profunda de piel y se corta en secciones. Cada sección se codificará con un colorante que coincidirá con una marca de referencia que se dejará en la piel para indicar de dónde se extrajo cada sección de piel. Se dibujará un mapa del sitio quirúrgico para rastrear la procedencia de cada porción de tejido.
  • El cirujano observará cada sección de piel bajo un microscopio para buscar cualquier célula cancerosa remanente.
  • Si se encuentran células cancerosas en cualquier sección de tejido bajo el microscopio, el cirujano marcará la ubicación en el mapa y retirará otra capa de tejido del área correspondiente de la piel del paciente.
  • El proceso de extirpación continuará hasta que no se observen células cancerosas en ninguna sección de la piel extirpada.
  • El cirujano decidirá qué tipo de reconstrucción será necesaria para sanar el sitio. Algunas incisiones sanarán solas, lo que se conoce como cicatrización con intención secundaria. Una herida más grande se puede cerrar con puntos de sutura. Una herida aún más grande puede requerir un injerto de piel de otra parte del cuerpo o un colgajo de piel, que utiliza piel adyacente al sitio de Mohs para cubrir la herida. Si el sitio no parece que puede sanar por cualquiera de estas técnicas, el paciente puede necesitar ser visto por un cirujano reconstructivo.
  • Después de que el procedimiento se complete se le dará tiempo para descansar y le brindarán instrucciones para seguir en casa.

Es normal que algunos pacientes experimenten molestias, sangrado, enrojecimiento e inflamación. Son temporales y deben ser fáciles de manejar.

¿Cómo será mi cuidado después del procedimiento?

Su proveedor le dará instrucciones sobre cómo cuidar el lugar de la incisión una vez que regrese a casa. Cada caso es diferente, pero usted debe recibir instrucciones que incluyen:

  • Cómo y cuándo cambiar los vendajes y limpiar el sitio quirúrgico.
  • Prescripciones y/o información sobre medicamentos y pomadas tópicas para usar después del procedimiento.
  • Cronología, incluyendo cuándo puede reanudar las actividades, como hacer ejercicio.
  • Programación de citas de seguimiento para monitorear la cicatrización y retirar los puntos de sutura.
  • Instrucciones para el tratamiento de la cicatriz para promover la curación y evitar las manchas.

Su proveedor programará citas de seguimiento para monitorear el área de la incisión y proporcionar cualquier cuidado de seguimiento, como el cuidado de la herida o la eliminación de las suturas. Su proveedor también lo monitoreará para detectar cualquier recurrencia de su cáncer.

Referencias

American College of Mohs Surgery. 2015. Found at: http://www.mohscollege.org/about-mohs-surgery. Retrieved 28 Dec 2015

Skin Cancer Foundation. Mohs Surgery. Found at: http://www.skincancer.org/skin-cancer-information/mohs-surgery/mohs-overview. Retrieved 28 Dec 2015.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

Preguntas frecuentes


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Manténgase informado con las última información de OncoLink!   Suscribirse a los boletines electronico de OncoLink
Ver nuestros archivos de boletines