Prevención de la deshidratación durante el tratamiento del cáncer

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión: enero 31, 2022

La importancia de los fluidos

La deshidratación es cuando tienes menos líquido en tu cuerpo del que deberías. Dos tercios de su cuerpo son agua y es importante reponer esta agua en su cuerpo porque mantenerse hidratado ayuda a que su cuerpo funcione correctamente. La hidratación adecuada regula la temperatura corporal y ayuda a eliminar los desechos y las toxinas, entre muchas otras funciones. Incluso la deshidratación leve puede causar algunos de los siguientes síntomas:

  • Fatiga.
  • Boca seca.
  • Sentirse mareado.
  • Dolores de cabeza.
  • Irritabilidad.
  • Estreñimiento.
  • Náuseas

Consejos para evitar la deshidratación

Debe tomar alrededor de 64 onzas de líquido al día a menos que su proveedor le indique lo contrario. Si tiene una afección cardíaca, se le puede indicar que tome menos. En algunos casos, la cantidad de líquido que debe tomar cada día depende de su peso. Si tiene fiebre, diarrea o vómitos, necesitará más líquidos para reemplazar los líquidos que se pierden. La sed no siempre es un buen indicador de qué tan bien estás hidratado. Mantenga un registro de los líquidos que bebe para asegurarse de que está recibiendo suficientes líquidos para mantenerse hidratado.
Buenas fuentes de líquidos para mantenerse hidratado

Toda la comida contiene algo de líquido. Solo aquellos que son líquidos a temperatura ambiente deben ser contados hacia su meta diaria de líquidos. La siguiente es una lista de alimentos y bebidas que se pueden contar para su objetivo de líquidos:

  • Agua.
  • Leche.
  • Café*.
  • Té*.
  • Jugo de frutas o vegetales.
  • Soda*.
  • Gatorade®.
  • Sopa y caldo.
  • Gelatina.
  • Helado.
  • Agua helada. Paletas de hielo.
  • Sorbetes.
  • Suplementos nutricionales, como Boost o Guarantee.
  • Chocolate caliente.
  • Batidos de leche.
  • Cubitos de hielo y trozos de hielo.

* Las bebidas que contienen cafeína contribuirán a la pérdida de líquidos. Utilice versiones descafeinadas de estas bebidas en su lugar.
Si no le gusta beber agua corriente, pruebe con agua con gas, con sabor, agregue una rodaja de limón o lima o mezcle agua con jugo de fruta.
Si tiene vómitos severos y no puede retener los líquidos, intente chupar cubitos de hielo y pedazos de hielo, y tome pequeños sorbos de líquidos con frecuencia. Esto será mejor tolerado que beber 6 u 8 onzas a la vez.

Cuándo contactar a su equipo de atención

Incluso si sigue los consejos de su proveedor de atención médica, puede deshidratarse. Si esto ocurre, su proveedor de atención puede recomendarle líquidos por vía intravenosa. Si la deshidratación es causada por vómitos o diarrea, entonces esos efectos secundarios deben tratarse. Si experimenta los siguientes síntomas de deshidratación, comuníquese con su equipo de atención médica de inmediato:
Sensación de mucha sed o sed que no se detiene cuando bebe.

  • Orinar con menos frecuencia.
  • Orina de color oscuro.
  • Una pérdida de más del 5% del peso corporal en una semana.
  • Calambres musculares.
  • Aturdimiento.
  • Aumento de la fatiga.

Conversiones para ayudarlo a rastrear la ingesta de líquidos

  • 1 cuarto = 4 tazas = 32 onzas = 960 ml
  • 1 pinta = 2 tazas = 16 onzas = 480 ml
  • 1 taza = 8 onzas = 240 ml
  • 1/2 taza = 4 onzas = 120 ml
  • 1/4 taza = 2 onzas = 60 ml

Si en algún momento tiene problemas para tomar tanto líquido como debería o tiene problemas para mantenerse hidratado, debe hablar con su equipo de atención.

Referencias

Medline Plus. Dehydration.

Blogs

July 14, 2023

Feeding the Gut

by OncoLink Team


April 19, 2023

Happy Occupational Therapy Month

by OncoLink Team


July 19, 2022

Managing Side Effects with South Asian Foods

by OncoLink Team