Tratamientos quirúrgicos: vulvectomía

Autor: OncoLink Team
Fecha de la última revisión: 6 de diciembre de 2018

¿Qué es una vulvectomía y cómo se realiza?

Una vulvectomía es la extirpación de parte o de toda la vulva. La vulva es la parte externa de los genitales de la mujer y comprende:

  • Los labios menores y mayores (labios pequeños y grandes).
  • Clítoris.
  • Vestíbulo.
  • Introito.
  • Meato uretral.
  • Ciertas glándulas/conductos.

Se puede utilizar para tratar algunos casos de cáncer de vulva.

Los tipos de vulvectomía incluyen:

  • Vulvectomía superficial: Eliminación de la capa superior de la piel de la vulva.
  • Vulvectomía simple: Extirpación de toda la vulva. En algunos casos, se extirpa el clítoris.
  • Vulvectomía radical modificada: Extirpación de la vulva y de algunos de los ganglios linfáticos y tejidos circundantes.
  • Vulvectomía radical: Extirpación de toda la vulva, así como de los ganglios linfáticos y los tejidos circundantes.

Se pueden colocar drenajes para eliminar la acumulación de líquido del área quirúrgica. Estos son temporales y serán removidos en el consultorio de su médico. Se le enseñará cómo cuidar los drenajes y, si es necesario, una enfermera de cuidados en el hogar podrá ayudarla. Algunos procedimientos requieren un injerto de piel, que puede ser realizado por un oncólogo ginecólogo o un cirujano plástico. Un injerto de piel es la extracción de piel de una parte del cuerpo para cerrar una herida. Para las mujeres que han tenido una vulvectomía extensiva, la cirugía reconstructiva es una opción.

¿Cuáles son los riesgos y los efectos secundarios de una vulvectomía?

Existen riesgos y efectos secundarios relacionados con una vulvectomía. Los riesgos y los efectos secundarios pueden ser:

  • Sangrado, infección y/o coágulos de sangre.
  • Problemas de la herida como cicatrización retardada, infecciones y/o falla del sitio del injerto, formación de quistes llenos de líquido.
  • Infecciones urinarias.
  • Linfedema (hinchazón) de las piernas.
  • Cambio en la apariencia de la vulva, disminución de la libido, entumecimiento genital, que puede ser temporal.
  • Apertura vaginal estrecha, disminución del placer sexual y/o relaciones sexuales dolorosas.
  • Incomodidad y fatiga.
  • Cambio en el chorro de orina.

¿Cómo es la recuperación?

Es posible que deba permanecer en el hospital durante unos días después del procedimiento. Con frecuencia, se coloca una sonda vesical para drenar la orina de la vejiga.

Se le enseñará cómo limpiarse los genitales y es posible que se le indique que use baños de asiento. Deberá tener cuidado al secarse los genitales. Su proveedor le dará instrucciones específicas. Si tiene vendajes, se examinarán diariamente y se retirarán cuando sea apropiado.

Su equipo médico discutirá con usted los medicamentos que tomará, tales como aquellos para el dolor, coágulos de sangre, infecciones y prevención del estreñimiento y/u otras afecciones.

¿Qué necesitaré en casa?

  • Toallas suaves y limpias para limpiarse y secarse.
  • Baño de asiento y una botella de agua para la higiene de la vulva, que a menudo se le da antes de salir del hospital.
  • Secador de pelo con ajuste frío o un ventilador circulante para secar el área quirúrgica.
  • Termómetro para detectar fiebre, que puede ser un signo de infección.
  • Ropa suelta, ropa interior de algodón.

¿Cómo puedo cuidarme?

Es posible que necesite que un familiar o amigo la ayude con sus tareas diarias hasta que se sienta mejor. Puede tomar algún tiempo antes de que su equipo le diga que está bien volver a su actividad normal.

Asegúrese de tomar los medicamentos recetados según las indicaciones para prevenir el dolor, la infección y/o el estreñimiento. Llame a su equipo por cualquier síntoma nuevo o que empeore.

Hay maneras de controlar el estreñimiento después de la cirugía. Usted puede cambiar su dieta, beber más líquidos y tomar medicamentos de venta libre. Antes de tomar laxantes, consulte con su equipo de atención médica.

Respirar profundamente y descansar pueden ayudar a controlar el dolor, mantener los pulmones sanos después de la anestesia y promover un buen drenaje del líquido linfático. Trate de hacer ejercicios de respiración profunda y relajación varias veces al día durante la primera semana, o cuando note que está más tensa.

  • Ejemplo de un ejercicio de relajación: Mientras está sentada, cierre los ojos y respire profundamente de 5 a 10 veces. Relaje los músculos. Lentamente gire la cabeza y los hombros.

Este artículo contiene información general. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre su plan específico y su recuperación.

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Feedback?

Thank you for your feedback!