Carcinoma de la Célula de Hürthle

Carolyn Vachani, RN, MSN, AOCN and Kolin Hoff, MD
The Abramson Cancer Center of the University of Pennsylvania
Ultima Vez Modificado: 23 de mayo del 2013

Share article


Hay 4 tipos principales de cánceres de la tiroides, papilares (explica el 75% de casos), foliculares (el 15%), medulares (el 5%) y anaplástico (raro). El carcinoma de la célula de Hürthle es clasificado por la Organización Mundial de la Salud como variante del cáncer folicular de la tiroides, pero otros creen que es una enfermedad distintamente separada. La enfermedad explica el solamente 3% de todos los cánceres de la tiroides. Los investigadores creen que su comportamiento es similar al carcinoma de la célula folicular, aunque tiende ser más agresivo. Dado cómo de raro este tumor es, hay un número limitado de casos divulgados y no han habido estudios clínicos para determinar el mejor tratamiento.

El cáncer de la célula de Hürthle tiene la incidencia más alta de metástasis entre cánceres de la tiroides. El cáncer de la célula de Hürthle puede extenderse a los ganglios linfáticos en el cuello pero el cáncer folicular no; los cánceres de la célula de Hürthle y foliculares pueden extenderse por invasión en los vasos sanguíneos, que puede dar lugar a metástasis fuera del cuello. Se ha estimado que el 10-20% de pacientes con cáncer de la célula de Hürthle tienen enfermedad metastásica (extensión a los ganglios linfáticos o a otras áreas del cuerpo) a la hora de la diagnosis. La probabilidad de esto se puede predecir por la patología a la hora de la cirugía; los cánceres de la célula de Hürthle que son pequeños y no demuestran ninguna muestra de invasión en los vasos sanguíneos o los ganglios linfáticos son muy poco probables de separarse. Las tarifas de la sobrevivencia varían grandemente en los estudios publicados, dependiendo de las características del paciente individual tales como edad, y la invasión del tumor, así que es difícil generalizar un pronóstico a plazo largo. Estos tumores son más comunes entre 50 y 60 años de edad, pero se han divulgado a partir de la edad de 20 a 85 años.

Desemejante de muchos cánceres, el cáncer de la célula de Hürthle no se puede diagnosticar definitivamente con una aspiración de aguja fina (biopsia). Mientras que la biopsia puede ser sugestiva de un tumor que pueda o no pueda ser cáncer, (llamado un neoplasma de la célula de Hürthle) encontrarán que la gran mayoría de éstos serán benignos (llamado un adenoma de la célula de Hürthle). La única manera de confirmar la diagnosis de cáncer es identificando la invasión capsular o vascular (es decir, el crecimiento invasor que se ve con cáncer). Esto se puede determinar solamente después de extirpar el nódulo quirúrgicamente y examinarlo por un patólogo en el laboratorio. Esta necesidad de la cirugía para confirmar la diagnosis puede cambiar mientras la prueba genética de las muestras de la biopsia mejora, pero esto sigue siendo algo para varios años en el futuro.

Una vez que haya una diagnosis de un neoplasma de la célula de Hürthle, la cirugía para quitar el lóbulo afectado de la tiroides es típicamente el paso siguiente para clarificar la diagnosis. Solamente 15-30% de pacientes recibirá una diagnosis de carcinoma después de la cirugía, con el resto encontrando que el nódulo era benigno.

El tratamiento principal del carcinoma de la célula de Hürthle es cirugía, pero hay una cierta controversia en cuanto a cómo de extensa se requiere la cirugía, dado que algunos tumores se comportarán agresivamente, mientras que no lo hacen otros. El tamaño inicial del nódulo y la salud general del paciente y la edad pueden ayudar a decidir sobre el grado de la primera cirugía. En algunos casos, la glándula de tiroides entera se quita (tiroidectomía total) una vez que se confirme la diagnosis, junto con cualquier ganglio linfático agrandado. La detección del cáncer en cualquier ganglio linfático puede conducir a una disección más extensa de los ganglios linfáticos. Algunos expertos piensan que la tiroidectomía total es el mejor procedimiento porque permite que los exámenes de seguimiento sean más eficaces, pues el tejido fino residual de la tiroides puede afectar éstos. 

El yodo radiactivo es un tratamiento no-quirúrgico útil para muchos tipos de cánceres de la tiroides, pero el cáncer de la célula de Hürthle es solamente tratable por el yodo radiactivo en el cerca de 15% de los casos. Una dosis de yodo radiactivo se puede dar para destruir el tejido fino normal restante de la tiroides después de la cirugía. Esto ayuda a hacer los exámenes de seguimiento para evaluar por una recurrencia más sensibles y puede también demostrar si el tumor puede ser tratado por el yodo radiactivo. En algunos casos de enfermedad extensa, los pacientes pueden ser tratados con radioterapia de la viga externa.

La gente que hace frente a una diagnosis del carcinoma de la célula de Hürthle requiere un equipo multidisciplinario de doctores, incluyendo un endocrinólogo, un cirujano de la cabeza y del cuello o un cirujano de la endocrina, un médico de la medicina nuclear, un patólogo y, en algunos casos, un oncólogo de radiación. Encontrar a un equipo experimentado es importante en tratar este cáncer raro. Después de la cirugía, los pacientes requerirán el suplemento de la hormona de tiroides y la supervisión de por vida. La supervisión para la recurrencia del tumor se hace con ultrasonido, la medida de los niveles de la tiroglobulina (análisis de sangre), y en algunos casos, la exploración de cuerpo entero con yodo-131. Otros exámenes de radiología, exploración de PET, proyección de imagen de CT o de MRI, pueden ser utilizados en caso de que la recepción del yodo-131 no esté presente.



I Wish You Knew

How cancer patients have changed my life

View More



Blogs and Web Chats

OncoLink Blogs give our readers a chance to react to and comment on key cancer news topics and provides a forum for OncoLink Experts and readers to share opinions and learn from each other.




OncoLink OncoPilot

Frente a un nuevo diagnóstico de cáncer o de cambiar el curso de su tratamiento actual? Deje que nuestro personal de enfermería cáncer que ayudan a pasar!

Más información