HPV y el Cáncer Cervical

Carolyn Vachani, RN, MSN, AOCN
The Abramson Cancer Center of the University of Pennsylvania
Ultima Vez Modificado: 11 de noviembre del 2005

Share article


Imprima English

El Virus de Papiloma Humano

El virus de papiloma humano (HPV, por sus siglas en ingles) es una de las infecciones transmitidas sexualmente (STI, por sus siglas en ingles) más común del mundo. Se estima que 5.5 millones de personas son infectadas por todo el mundo anualmente. Los individuos activos sexualmente tienen un riesgo de 80 a 85% de ser infectados en algún momento en su vida.

El virus invade las células epiteliales humanas (un tipo de célula de la piel), incluyendo la mucosa oral, el esófago (garganta), la laringe (caja de la voz), la tráquea (vía aérea), la conjuntiva del ojo, y las áreas anales y genitales. El tiempo entre la exposición al virus y tener cualquier síntoma puede ser de 3 a 4 meses, aunque en todo este tiempo el virus puede ser transmitido a otra persona (sin sabiendas de cualquier de las personas). Aunque el HPV se considera una infección transmitida sexualmente, esto puede ser engañoso. Es transmitido por contacto de piel a piel, por lo tanto los métodos tradicionales de protegerse contra un STI, tal como condones, pueden reducir pero no eliminar el riesgo de infección con el HPV. La infección puede ocurrir a través de contacto de piel a piel genital sin cópula.

Las personas en un riesgo más alto para la infección de HPV incluyen ésos con parejas numerosas sexuales en el curso de su vida (cuanto más alto es el número, más alto es el riesgo), edad temprana de la primera cópula, historia de otras STIs, alcohol y drogas relacionados con los comportamientos sexuales, y el número de parejas sexuales de su pareja.

La infección es más frecuente en mujeres entre la edad de 20-24 años, con jóvenes entre 15-19 años siendo el segundo grupo más grande. El predominio disminuye con la edad, cayendo perceptiblemente después de la edad de 30. Se piensa que la cerviz joven, y en medio de desarrollo es más probable ser infectada, pero estas infecciones tienden ser de breve duración y generalmente son eliminadas por el sistema inmune. Casos de cáncer cervical son extremadamente raros bajo la edad de 30.

Los investigadores han identificado 100 diversos tipos de HPV, 40 del cual pueden infectar las áreas anales y genitales. Estos tipos se han dividido más a fondo en tipos de riesgo bajo y alto, que trataremos más adelante. Mucha gente piensa en el HPV como un virus que causa verrugas genitales, pero solamente unos pocos de los 100 tipos realmente causan verrugas.

No hay tratamiento para librar el cuerpo del HPV, pero 80% de las infecciones son eliminadas por el sistema inmune del cuerpo. Para los 20% quiénes desarrollan la infección crónica con HPV, el riesgo del cáncer cervical es más alto. Si el tipo de HPV es uno que causa verrugas genitales, estas pueden ser tratadas por métodos tópicos tales como congelación, uso de ácido o imiquimod (una medicación usada para alzar la respuesta inmune local). Los tratamientos quirúrgicos incluyen el láser, extirpación, o CUSA (ultrasonido).

Cáncer cervical y la prueba Pap

El cáncer cervical es el segundo cáncer mas común en mujeres en todo el mundo. Aproximadamente 500,000 casos nuevos se diagnostican anualmente por todo el mundo, el 83% de los cuales estarán en los países en vías de desarrollo (10,370 casos nuevos estimados en los EE.UU. en el 2005). Habrá 273,000 muertes anualmente estimadas debido a la enfermedad, las tres-cuartos de éstas en países en vías de desarrollo. Naciones con ingresos mas altos tienen la prueba Papanicolaou (Pap) para agradecer por una disminución del 75% en los casos del cáncer cervical sobre los últimos 50 años. Desafortunadamente, esta prueba no ha sido acertada en naciones con ingresos más bajos debido al costo, capacidad de llevar la prueba a las mujeres y una vez que esté disponible, llevar los resultados de regreso a ellas. La prueba Pap ha hecho grandes pasos en encontrar cambios cervicales temprano, pero no está sin problemas. La prueba Pap tradicional no es muy sensible (sensibilidad de 55-60%), que significa que en hasta 40-45% del tiempo que la prueba es leída como normal, hay realmente presente displasia cervical (anormalidad). Realizando la prueba anualmente, junto con un examen manual, aumenta la posibilidad de detectar un cáncer. Pruebas mas nuevas basadas en usar líquido para la citología, llamadas ® Thin Prep y ® Sure Path, tienen reportadas una sensibilidad del 84%, que es mejor, pero todavía no perfecta.

El cáncer cervical se compone de 3 tipos: carcinoma de la célula escamosa (el cerca de 75% de los casos), adenocarcinoma (15-25% de los casos), y raramente, adenoescamosa (una combinación de los dos). Se recomienda que las mujeres empiecen a hacerse exámenes de detección temprana con el Pap en 3 años después de haber tenido su primer relación sexual, pero no más tardar de los 21 años de edad. Después, prueba anual con métodos tradicionales del Pap, o cada 2 años con la citología basada líquida. Las mujeres que han tenido una histerectomía deben clarificar con su cirujano si o no todavía tienen una cerviz y si deben continuar los exámenes de detección temprana.

Resultados de la Prueba Pap

Resultados de la prueba Pap en los Estados Unidos se reportan con "el sistema de Bethesda 2001". El sistema es absolutamente detallado, pero algunos de los resultados comunes incluyen los siguientes (y exámenes de seguimientos comunes):

  • Displasia leve (también llamada CIN 1 o lesiones intraepiteliales escamosas de grado bajo (LSIL, por sus siglas en ingles)): la mayoría se resuelven espontáneamente, así que siga con el Pap cada 4-6 meses, si dura más de 2 años, una biopsia con excisión puede ser necesaria.
  • Displasia moderada o severa (también llamada CIN 2 o CIN 3 o lesiones intraepiteliales escamosas de grado alto (HSIL, por sus siglas en ingles)): debe ser confirmada por colposcopía y la anormalidad tratada.
  • Células escamosas atípicas de significación desconocida (ASCUS, por sus siglas en ingles): Repita el Pap en 6 meses, si aún es anormal, obtenga una colposcopía para mas seguimiento. Alternativamente, prueba para las tipos de HPV de riesgo alto, si positivo, colposcopía para más seguimiento, si HPV negativa, puede repetir el Pap en 1 año.

Cáncer Cervical Causado por el HPV

Investigadores han determinado que el HPV está encontrado en casi 100% de los cánceres cervicales mundial. Esto es único al cáncer cervical, ningún otro cáncer se ha encontrado tener una causa central. Aun el lazo entre fumar y cáncer del pulmón no es tan fuerte, con solamente 80 a el 85% de casos causados por el fumar. Aunque el HPV es necesario para el desarrollo del cáncer cervical, el solo no es bastante. Las cerca de 80% de infecciones con HPV son transitorias y se resuelven sin tratamiento porque el sistema inmune puede lucharlas y eliminarlas. Algunos factores que aparecen aumentar el riesgo de que la infección de HPV no se despeje y que progrese posiblemente al cáncer incluyen: tabaquismo, uso de anticonceptivo oral por más de 5 años, nacimientos múltiples, y nutrición pobre. Los estudios han encontrado que fumadores son 2-3 veces más probables de desarrollar displasia cervical o el cáncer que no fumadores. Varios estudios han demostrado una relación entre la intensidad de la dosis, mientras más tabaco es fumado, más alto es el riesgo. Además, los investigadores han encontrado que la nicotina está presente en las células cervicales de fumadores.

Hay 40 tipos de HPV que pueden afectar las zonas anales y genitales y éstos se dividen más a fondo en tipos de riesgo bajo y de riesgo alto. Trece tipos se consideran de riesgo alto, o de ser más probables de progresar a las lesiones de grado alto (HSIL, CIN 2 o 3) y posiblemente cáncer, si no son eliminados por el sistema inmune. Estos tipos son: 16. 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, y 68. Los tipos 16 y 18 son en gran medida los tipos más comunes, y uno o ambos está presentes en el aproximadamente 70% de los cánceres cervicales en todo el mundo. A pesar de este enlace fuerte, solamente un porcentaje muy pequeño de las infecciones de HPV de riesgo alto se convertirán en cáncer invasor (estimado en el 2%). El tiempo entre la exposición inicial y el desarrollo del cáncer puede variar a partir de meses a años, pero se piensa la época media de ser 15 años. Desafortunadamente, los tipos de HPV de riesgo alto generalmente no causan ningunos síntomas para alarmar ha alguien que tengan la infección. Los tipos de HPV de riesgo bajo no se consideran un riesgo para el cáncer cervical, sino que pueden causar lesiones de grado inferior (CIN 1) y varios de estos tipos pueden causar verrugas genitales.

Prueba para el HPV

Hace varios años, una prueba fue desarrollada para identificar tipos de HPV de riesgo alto. La prueba se hace en las mismas células que se utilizan en una prueba Pap. Los estudios han encontrado la prueba Hybrid Capture II para detectar la presencia del HPV de riesgo alto en 83-100% (dependiendo del estudio) de las lesiones de grado alto (CIN 2 o 3, HSIL) o de cáncer cervical invasor.

En mujeres sobre la edad de 30, cuando ambos la prueba Pap y la prueba para el HPV de riesgo alto son negativas, la mujer debe esperar 3 años para el próximo examen de detección.

Con un resultado Pap de células escamosas atípicas de significación desconocida (ASCUS), las mujeres tienen la opción de repetir el Pap en 6 meses y si el resultado es igual, proceder con una colposcopía para evaluación adicional. Alternativamente, las células cervicales se pueden probar para las tipos de HPV de riesgo alto. Un resultado Pap con ASCUS, conjuntamente con una prueba negativa de HPV, se puede seguir con una repetición Pap en 6 a 12 meses. Si cualquier prueba es positiva en aquella época, una colposcopía debe ser realizada. Si el HPV inicial es positivo con un Pap con ASCUS, una colposcopía es necesaria.

La prueba cuesta entre $50 y $200, dependiendo del laboratorio usado. Muchas compañías de seguros médicos cubren el costo de la prueba si se está utilizando como examen de detección para mujeres sobre los 30 (como esto es recomendado por varias organizaciones médicas). Algunas compañías cubrirán el costo de la prueba HPV para mujeres bajo los 30 con un resultado de la prueba Pap poco concluyente o anormal. Pero muchos expertos convienen que las anormalidades en mujeres jóvenes son un resultado de infecciones transitorias y se pueden seguir con la repetición de la prueba Pap en 6 a 12 meses.

Una cosa de tener presente, casi todas las mujeres tendrán una infección con HPV en algún tiempo en su vida. La prueba Hybrid Capture no tiene la capacidad de decir qué tipo de HPV la persona tiene, solo si o no tiene algún tipo de riesgo alto. Múltiples resultados positivos a través de los años podían ser diversas infecciones transitorias y no se pueden asumir ser una infección persistente con algún tipo de HPV.

Vacunas

Han habido muchas discusiones sobre las vacunas para el HPV, pero todavía están todas en el desarrollo o en estudios clínicos. Merck y Glaxo SmithKline aparecen ser las primeras compañías listas para solicitar la aprobación del FDA (aplicando a principios del 2006 y 2007 respectivamente). Sus vacunas están enfocadas en los dos tipos de HPV de riesgo alto más comunes, 16 y 18, que son responsables del 70% de cánceres cervicales por todo el mundo. Una educación importante para el paciente con respecto a estas vacunas, es que todavía va a ser necesario obtener la prueba Pap, pues todavía hay once otros tipos de HPV de riesgo alto que pueden conducir a la displasia cervical o al cáncer. Las compañías farmacéuticas han encontrado que la vacuna es menos eficaz si agregan más tipos a ella, por lo tanto se piensa que enfocándose en los dos tipos más comunes es mejor. Información disponible de estudios en curso divulgan que la vacuna es cerca del 90% eficaz en la prevención de la infección con HPV. Los investigadores opinan que la vacuna sería mejor dada a adolescentes entre las edades de 9-12 años, que todavía no se han expuesto al virus. Los estudios tempranos no incluyeron a estas categorías de edades, sino, están actualmente en curso. Además, todavía no se sabe cuánto tiempo la vacuna protegerá a mujeres contra el HPV. Sin importar estas ediciones, está claro que esto podría ser un paso importante en disminuir la mortalidad del cáncer cervical en países con ingresos más bajos.

¿Y los hombres?

Los investigadores han estado mirando históricamente a mujeres y el HPV debido a el enlace con el cáncer cervical, pero los hombres están siendo mirados más de cerca. Obviamente, los hombres son una gran parte de las tarifas de HPV, así que tiene sentido enfocar en ellos también. Las vacunas ahora se están probando solamente en hombres y muchachos adolescentes.

Las tarifas de cáncer anales han aumentado 160% en hombres a partir del 1973 a 2000, que es de mucha concierna para los investigadores (las tarifas en mujeres han aumentado el 78%). Un estudio encontró que el 88% de tumores anales contienen HPV, sugiriendo que puede ser un factor causativo. Varios otros factores también aumentaron el riesgo: hombres con >14 parejas sexuales en el curso de la vida, cópula anal receptiva, y fumadores eran casi 4 veces mas probables de desarrollar el cáncer anal. El HPV también se ha ligado al cáncer del pene en hombres y a los cánceres de la cabeza y del cuello en ambos sexos.

La mayoría de los hombres, como mujeres, no tienen ningún síntoma, a menos que desarrollen verrugas genitales. Actualmente, aparte de tratar verrugas genitales, no hay tratamiento para el HPV en hombres. Se sabe que las verrugas anales pueden ser un precursor al cáncer anal y estas verrugas se pueden probar para las tipos de HPV de riesgo alto. Esto puede permitir la intervención quirúrgica para los pacientes con el riesgo más alto de desarrollar el cáncer anal.

El conocimiento sobre el virus de papiloma humano ha crecido enormemente en los 10 años pasados y es seguro de continuar. Los abastecedores y los consumidores de cuidado de salud necesitarán mantenerse a la corriente con los cambios en la práctica para alcanzar mejorar los resultados de salud para las mujeres. ¡Mire a OncoLink para actualizaciones periódicas!

Referencias

  • Abeloff, M., Armitage, J., Niederhuber, J., Kastan, M. & McKenna, G. (Eds.): Clinical Oncology (2004). Elsevier, Philadelphia , PA.
  • The American Cancer Society. Facts and Figures 2005 . www.cancer.org
  • Arbyn, Mark et al. Virologic Versus Cytologic Triage of Women With Equivocal Pap Smears: A Meta-analysis of the Accuracy To Detect High-Grade Intraepithelial Neoplasia. Journal of the National Cancer Institute , 2004; 96(4):280-293.
  • Castellsague X, Bosch FX, Munoz N. Environmental co-factors in HPV carcinogenesis. Virus Res 2002;89:191-9.
  • Daling JR, Madeleine MM, Johnson LG et al. Human papillomavirus, smoking, and sexual practices in the etiology of anal cancer. Cancer 2004;101:270-80.
  • Damasus-Awatai G, Freeman-Wang T. Human papilloma virus and cervical screening. Curr Opin Obstet Gynecol 2003;15:473-7.
  • Fey MC, Beal MW. Role of human papilloma virus testing in cervical cancer prevention. J Midwifery Womens Health 2004;49:4-13.
  • Franco EL, Harper DM. Vaccination against human papillomavirus infection: a new paradigm in cervical cancer control. Vaccine 2005;23:2388-94.
  • Goldie SJ, Kohli M, Grima D et al. Projected clinical benefits and cost-effectiveness of a human papillomavirus 16/18 vaccine. J Natl Cancer Inst 2004;96:604-15.
  • Munoz N, Bosch FX, de Sanjose S et al. Epidemiologic classification of human papillomavirus types associated with cervical cancer. N Engl J Med 2003;348:518-27.
  • Papaconstantinou HT, Lee AJ, Simmang CL et al. Screening methods for high-grade dysplasia in patients with anal condyloma. J Surg Res 2005;127:8-13.
  • Raley JC, Followwill KA, Zimet GD, Ault KA. Gynecologists' attitudes regarding human papilloma virus vaccination: a survey of Fellows of the American College of Obstetricians and Gynecologists. Infect Dis Obstet Gynecol 2004;12:127-33.
  • Sankaranarayanan R, Chatterji R, Shastri SS et al. Accuracy of human papillomavirus testing in primary screening of cervical neoplasia: results from a multicenter study in India . Int J Cancer 2004;112:341-7.
  • Washam C. Targeting teens and adolescents for HPV vaccine could draw fire. J Natl Cancer Inst 2005;97:1030-1.
  • Washam C. Two HPV vaccines yielding similar success. J Natl Cancer Inst 2005;97:1030.
  • Wright TC, Jr., Schiffman M, Solomon D et al. Interim guidance for the use of human papillomavirus DNA testing as an adjunct to cervical cytology for screening. Obstet Gynecol 2004;103:304-9.

Imprima English
News
HIV Doesn't Impact Cervical Cancer Risk in HPV-Negative

Jul 25, 2012 - For HIV-infected and HIV-uninfected women with normal cytology who are negative for oncogenic human papillomavirus, the incidence of cervical precancer or cancer is similar, according to a study published in the July 25 issue of the Journal of the American Medical Association, a theme issue on HIV/AIDS, to coincide with the International AIDS Conference, held from July 22 to 27 in Washington, D.C.



I Wish You Knew

How cancer patients have changed my life

View More



Blogs and Web Chats

OncoLink Blogs give our readers a chance to react to and comment on key cancer news topics and provides a forum for OncoLink Experts and readers to share opinions and learn from each other.




OncoLink OncoPilot

Frente a un nuevo diagnóstico de cáncer o de cambiar el curso de su tratamiento actual? Deje que nuestro personal de enfermería cáncer que ayudan a pasar!

Más información