Cánceres Colorectales Familial - Poliposis Adenomatoso Familial (FAP)

Carolyn Vachani, MSN, RN, AOCN
The Abramson Cancer Center of the University of Pennsylvania
Ultima Vez Modificado: 12 de diciembre del 2007

Share article


Imprima English

El cáncer colorectal cuenta con el 14% de todas las muertes debido al cáncer en los Estados Unidos. Hubo 135,400 casos nuevos estimados y 56,700 muertes en los Estados Unidos en el 2001. Aproximadamente de 10 a 15% de estos cánceres pueden ser causados por las anormalidades genéticas que corren en familias. Hay dos tipos mayores de desórdenes hereditarios conocidos, poliposis adenomatoso familial (también conocido como FAP, por sus siglas en ingles) y cáncer colorectal hereditario no poliposis (también conocido como HNPCC, por sus siglas en ingles). En este artículo, trataremos sobre el FAP.

FAP explica solamente el un por ciento de los casos nuevos cada año del cáncer colorectal, afectando cerca de 1 en 9,000 personas. Las cerca de 15% de personas con FAP desarrollan los pólipos por la edad de 10, y las 90% los desarrollan por la edad de 30. Los pacientes afectados pueden desarrollar centenares a millares de pólipos adenomatosos, y tienen un riesgo del 100% de desarrollar el cáncer colorectal por la edad de 40 si no se hacen quitar el colon. Los pólipos adenomatosos se consideran ser lesiones “precancerosas”, algunas de las cuales progresarán eventualmente al cáncer. Por lo tanto, cuanto más pólipos que un individuo tiene, mayor su riesgo de desarrollar el cáncer. La edad media de la diagnosis del cáncer colorectal en FAP es 35 años, comparado a 64 años en la población en general.

Colon with multiple adenomas
Colon con adenomas múltiples, foto cortesía de Mt. Sinaí Hospital en Toronto, Canadá.

Varios otros cánceres se han asociado al FAP, incluyendo cáncer periampulario y de la tiroides. El cáncer periampulario (un cáncer que se encuentra en el área donde el conducto biliar y el páncreas se vacían en el intestino pequeño) es el segundo cáncer mas común en FAP, y explica 1 en 5 muertes en estos pacientes. Además, varias otras manifestaciones no-cancerosas se han visto en FAP. Los pacientes jóvenes de FAP pueden desarrollar quistes en la piel de la cara, el cuero cabelludo, los brazos, y las piernas, a menudo años antes de que desarrollen los pólipos del colon. Hipertrofia congénita del epitelio del pigmento retiniano (también llamado CHRPE, por sus siglas en ingles) es una anormalidad encontrada en la retina del ojo que parece una peca y no causa ningún síntoma para el paciente. Mientras que CHRPE se puede ver en un ojo de individuos sin FAP, está a menudo presente en ambos ojos en un paciente de FAP. Los cerca de 70% de pacientes de FAP tienen anormalidades dentales, incluyendo dientes adicionales o que faltan, raíces fundidas, o tumores no-cancerosos del hueso de la quijada (osteomas). Aunque estas manifestaciones no son dañosas al paciente, pueden ser la primera muestra de FAP e incitar a un paciente a obtener la prueba para el FAP. Diez por ciento de pacientes de FAP desarrollarán tumores desmoides, que son los tumores no-cancerosos, de crecimiento lento, que ocurren en el área abdominal. A pesar de que estos tumores no son cancerosos, pueden causar daño significativo rodeando, comprimiendo, y erosionando estructuras próximas, y pueden necesitar ser quitados quirúrgicamente. En el pasado, el término “síndrome de Gardner” fue utilizado para describir un subconjunto de pacientes de FAP que tienen CHRPE, anormalidades dentales o tumores desmoides, y era pensado ser genéticamente diferente. Ahora se sabe que estas características son vistas en muchos pacientes de FAP y estos casos no son genéticamente diferentes.


Hipertrofia congénita del epitelio del pigmento retiniano, foto cortesía de Mt. Sinaí Hospital en Toronto, Canadá

Genética e Exámenes de Detección Temprana

En 1991, el gene responsable del FAP fue descubierto y nombrado el Coli Poliposis Adenomatoso, o gene del APC, por sus siglas en ingles. Los científicos han descubierto sobre 300 diversas mutaciones en el gene del APC que puede causar FAP. La localización de la mutación en el gene correlaciona a menudo con el número de pólipos, la edad del inicio, y otras manifestaciones. FAP es un desorden heredado dominante autosomal, significando que un niño de un padre afectado tiene un riesgo del 50% de heredar la mutación. Los aproximadamente 30% de casos de FAP son “mutaciones de de novo”, significando que ellos no tienen ningún antecedente familiar anterior con la mutación.

La diagnosis de FAP es hecha descubriendo >100 pólipos adenomatosos o con la prueba genética en una familia conocida con FAP. Una vez que diagnostiquen a una persona, un análisis de la familia se debe hacer para determinar la probabilidad que otros parientes tienen la condición. La prueba genética puede identificar la anormalidad específica en el individuo afectado, y después busca este defecto en otros miembros de la familia. Se recomienda que los niños de los pacientes con FAP obtengan la prueba genética o exámenes de detección endoscopicos por la edad de 10. Si las pruebas genéticas son positivas en estos niños, la detección temprana endoscópica debe continuar cada 1 a 2 años. Si la prueba genética es negativa, estos niños pueden ser ahorrados estos exámenes de detección intensivos.

La prueba genética es algo que no se debe tomar ligeramente. Uno debe considerar el efecto de los resultados de la prueba en sí mismos y en otros miembros de la familia. Preocupaciones pueden incluir la implicación de una prueba positiva o negativa, pasando el gene a los niños, y discriminación en el empleo y en asuntos del seguro. Un consejero genético debe sentarse y hablar con cualquier persona que desea obtener la prueba, ambos antes de obtener la prueba y después de que se sepan los resultados. Estos profesionales son entrenados para ayudar a pacientes a entender los riesgos y las ventajas de la prueba y qué hacer con los resultados.

Tratamiento

No hay medicación para prevenir el desarrollo de los pólipos del colon en FAP, pero las drogas anti-inflamatorias no-esteroidales (NSAIDS, por sus siglas in ingles, tal como sulindac e indomethacin) se han demostrado encoger los pólipos en estos pacientes. Los estudios clínicos están examinando actualmente maneras de prevenir el crecimiento de los pólipos en estos pacientes. Hasta que se desarrollen terapias médicas mejores, estos pacientes requieren el retiro quirúrgico del colon (colectomía) para prevenir el desarrollo del cáncer del colon. Esta cirugía se realiza a menudo entre las edades de 17 y 20 en miembros asintomáticos de las familias con FAP. Hay varias opciones quirúrgicas para estos pacientes, pero la meta es quitar todo el tejido fino colorectal a riesgo para los pólipos desarrollarse y mantener la evacuación normal del intestino a través del ano.

FAP es uno de los síndromes heredados del cáncer mejor entendido. Este conocimiento ha conducido a la disponibilidad de la prueba genética para los individuos a riesgo, exámenes de detección temprana mejorados y tratamiento quirúrgico, y los estudios clínicos para la prevención de la formación de los pólipos. La investigación continuada en FAP conducirá hacia la mejoría de los tratamientos para estas familias, y puede tener implicaciones para todos los pacientes del cáncer del colon.

Para aprender más sobre las opciones quirúrgicas para el FAP, visite el sitio de Web de Mt. Sinai Hospital de Toronto, Canadá.

Aprenda más sobre el procedimiento y ayuda del anastomosis íleo-anal. Encuentre un consejero genético en su área.

Aprenda más alrededor de registros de las familias con cáncer.

Calcule su riesgo del cáncer.

Referencias

  • A Guide For Families: Familial Adenomatous Polyposis. Familial Gastrointestinal Registry, Mount Sinai Hospital, Toronto Canada.
  • American Cancer Society, 2001 Statistics.
  • Hampel, H & Peltomaki, P: Hereditary colorectal cancer: risk assessment and management. Clinical Genetics 58(2): 89-97, 2000.
  • Lal, G. & Gallinger, S.: Familial Adenomatous Polyposis. Seminars in Surgical Oncology 18: 314-323, 2000.
  • Lenhard, R. E., Osteen, R. T., & Gansler, T. (Eds.): The American Cancer Society's Clinical Oncology (2001). The American Cancer Society, Atlanta, Georgia.

Imprima English

I Wish You Knew

How cancer patients have changed my life

View More



Blogs and Web Chats

OncoLink Blogs give our readers a chance to react to and comment on key cancer news topics and provides a forum for OncoLink Experts and readers to share opinions and learn from each other.




OncoLink OncoPilot

Frente a un nuevo diagnóstico de cáncer o de cambiar el curso de su tratamiento actual? Deje que nuestro personal de enfermería cáncer que ayudan a pasar!

Más información