Transplante Autólogo de la Célula de Vástago o T

Carolyn Vachani RN, MSN, AOCN & Lara Bonner Millar, MD
The Abramson Cancer Center of the University of Pennsylvania
Ultima Vez Modificado: 20 de septiembre del 2010

Share article


Imprima English

¿Qué es la médula ósea?

La médula ósea es una sustancia esponjosa encontrada dentro de nuestros huesos grandes, tales como el fémur (muslo), la cadera, y las costillas. Se compone de células llamadas las células de vástago hematopoyeticas. Es estas células que se dan (trasplantan) al paciente durante un trasplante de la célula de vástago. (NOTA: Estas células de vástago son diferentes a ésas de las cuales hemos oído últimamente en las noticias - ésas se llaman las células de vástago embrionarias.) Las células de vástago hematopoyeticas son células “infantes” que crecen hasta que se convierten en células de sangre blancas, células de sangre rojas o plaquetas. La médula ósea actúa como invernadero para estas células, creciéndolas y almacenándolas hasta que son necesarias. ¿Para qué la necesitamos?

  • Las células de sangre blancas (también llamadas leucocitos) son las células que luchan contra la infección en el cuerpo.
  • Las células de sangre rojas (también llamadas los eritrocitos) llevan el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo y el bióxido de carbono de vuelta a los pulmones como deshecho.
  • Las plaquetas (también llamadas trombocitos) ayudan al cuerpo a formar coágulos de sangre para controlar la sangría.

¿Qué significa autólogo?

Autólogo significa estructuras o células derivadas de usted y de su cuerpo. Por ejemplo, si nuestro paciente, José, debe tener un trasplante de la célula de vástago, conseguiremos esas células de vástago de José mismo. Mucha gente piensa que un trasplante tiene que ser algo tomado de un donante, pero eso sería llamada un trasplante alogénico (que se discute en un artículo separado). En un trasplante autólogo, José, el paciente, “dona” sus células a si mismo.

¿Para qué tipos de cáncer se utiliza esta terapia?

Los trasplantes autólogos se utilizan para tratar las leucemias, el síndrome mielodisplastico, mieloma múltiple, enfermedad de Hodgkin, linfoma de no-Hodgkin, cáncer testicular y neuroblastoma.

¿Cómo recogemos estas células?

Cuando los doctores primero comenzaron a hacer estos procedimientos, la única manera de conseguir las células de vástago era directamente de la médula ósea. Aquí es donde el término trasplante de la médula ósea primero originó. Llevaban al paciente al cuarto de operación y lo ponían a dormir mientras acostado en su estómago. Los doctores ponían agujas largas en los huesos de la cadera y sacaban la médula ósea en jeringuillas. La solución entonces era vertida a través de una columna especial que sacaba solamente las células de vástago, permitiendo que cualquier otra célula (células de sangre maduras rojas y blancas y plaquetas) eran infusada de vuelta al paciente. Para conseguir el número de células necesarias, necesitaban insertar las agujas muchas veces. Estas células entonces eran congeladas en un preservativo especial (llamado sulfoxide de Dimethyl o DMSO) para protegerlas contra “quemadura del congelador” hasta que fueran utilizadas.

Los doctores pronto encontraron que dar al paciente una medicación llamada factor estimulador de la colonia del granulocito, o GCSF por sus siglas en ingles, estimulaba las células de vástago para ser lanzadas de la médula ósea y en la corriente de la sangre. Usando un análisis de sangre, los doctores podrían predecir cuántas células circulaban en la corriente de la sangre. Una vez que fuera el número suficiente, el paciente iba al departamento de feresis en el hospital para remover las células.

Las células se podrían quitar usando o un catéter en la pared del pecho o 2 catéteres grandes intravenosos (IV), uno colocado en cada brazo. La sangre sería tomada del paciente, seria circulada a través de la máquina de feresis para quitar las células de vástago, y entonces el resto de la sangre sería devuelta al paciente. Las células serían congeladas en el mismo preservativo de DMSO que la médula ósea. Durante la colección, el paciente podría experimentar el zumbar o entumecimiento alrededor de sus labios. Esto es causado por una pérdida de calcio y puede ser resuelto generalmente mascando algunas tabletas de calcio.

¿Qué significa “trasplante”?

Para entender el trasplante de la célula de vástago, usted debe primero tener una comprensión de la quimioterapia. La quimioterapia es un grupo de medicaciones que trabajan matando a las células que se dividen rápidamente en el cuerpo. Las células de cáncer tienden dividirse rápidamente, pero así también se dividen muchas células sanas (es decir. células en el aparato gastrointestinal, los folículos del pelo, y las células de sangre). Si usted muerde el interior de su labio, hay una buena oportunidad que el punto será curado para el día siguiente. Esto es porque esas células se dividen rápidamente. Un paciente puede recibir solamente tanta quimioterapia antes de que la medicación haga demasiado daño a las células sanas para que la persona la tolere con seguridad. Por ejemplo, si un paciente experimenta mucha diarrea con una medicación, el doctor puede decidir disminuir la dosis por una cierta cantidad. Los doctores llaman esto “limitación de dosis de toxicidad”. Una toxicidad limitadora de dosis importante es cuentas de sangre bajas (células de sangre blancas, células de sangre rojas y plaquetas bajas). Los investigadores pensaron que para ciertos tipos de cáncer, si podrían dar dosis más altas de la quimioterapia, ellos podrían tratar mejor el cáncer. El problema era, ¿cómo podríamos superar la toxicidad limitadora de dosis de las cuentas de sangre bajas?

Los doctores pronto realizaron que podrían dar dosis altas de quimioterapia que limpiarían la médula ósea de un paciente, para entonces “rescatar más adelante” la médula ósea usando las células propias de vástago del paciente (que fueron recogidas anterior, antes de la quimioterapia). El paciente recibiría varios días de la quimioterapia intensa dirigida para matar a cualquier célula de cáncer en su cuerpo. El paciente entonces descansaba por 1 o 2 días para dar un plazo de tiempo para el cuerpo procesar y despejar hacia fuera la quimioterapia, así que las nuevas células no se dañarían.

En el día del “trasplante”, dan al paciente algunas medicaciones para evitar que él / ella tenga cualquier reacción al preservativo de DMSO. El paciente recibe los líquidos intravenosos para ayudar a los riñones para limpiar cualquier célula muerta durante la infusión. La presión arterial y el ritmo cardíaco se supervisan de cerca. Una vez que el paciente haya recibido los medicamentos antes de la infusión, las células de vástago congeladas se deshielan y se dan al paciente como una transfusión de sangre. Algunos centros deshielan las células en el laboratorio en donde se almacenan, mientras que algunos las deshielan en el cuarto del paciente apenas antes de infundirlas en la circulación sanguínea.

¿Después de infundir las células de vástago, adónde van?

Las células son bastante inteligentes, y encuentran su manera de nuevo al espacio de la médula ósea y consiguen trabajar. Recuerde, cuando las células de vástago llegan a la médula ósea, las cosas están en mala forma - casi todas las células viejas del tuétano han sido matadas (“separadas”) por la quimioterapia. Las células de vástago consiguen trabajar de una vez y producir las células de sangre blancas y rojas y las plaquetas nuevas. Puede llevar dondequiera a partir de 7 a 14 días para que las células de vástago produzcan células nuevas, y para que esas células nuevas se maduren bastante para funcionar.

¿Qué sucede mientras esperamos?

Este período de espera, también llamado el “nadir”, es la época más difícil para el paciente. Las cuentas de la célula de sangre están muy bajas, poniendo al paciente a riesgo para las infecciones, la sangría, y la fatiga severa. El paciente no tiene ninguna células de sangre blancas para luchar contra las infecciones, así que fiebres y la necesidad de antibióticos es probable. Todos los visitantes y personal de cuidado medico deben lavarse las manos antes de entrar en el cuarto. Cualquier persona que está enfermo o viva con alguien que está enfermo sería mejor permanecer en su casa y mejor llamar por teléfono. Las cuentas de plaqueta bajas pueden conducir a la sangría, y las transfusiones de plaquetas son comunes durante este tiempo. Una cuenta baja de la célula de sangre roja (llamada anemia) puede ser lo más penoso para el paciente. El paciente puede parecer pálido, sentirse cansado, y requerir transfusiones de la célula de sangre roja. Muchos pacientes dicen que el efecto secundario peor es la fatiga extrema - se sienten más cansados y agotados de lo que usted pueda jamás imaginar. Apenas el salir de la cama es una tarea. Cuando son capaces, las caminatas cortas en los pasillos pueden realmente aumentar su energía - pero esto es a menudo un dicho más fácil que hecho.

Encima de las cuentas de sangre bajas, el paciente debe ocuparse de los efectos secundarios de las drogas de la quimioterapia usadas. Éstos incluyen, diarrea, náusea y/o vomito, pérdida del pelo, fiebre, escalofríos, apetito disminuido, y las ulceras en la boca (llamada mucositis). Cada paciente es diferente y es difícil predecir qué pacientes tendrán más efectos secundarios. Las drogas de la quimioterapia usadas antes del trasplante pueden variar, y algunas medicaciones son más probables causar ciertos efectos secundarios que otras.

¿Qué puede un miembro de la familia o un amigo hacer para ayudar al paciente durante este tiempo?

Sea de apoyo, deje al paciente conseguir mucho descanso, y entienda que él o ella apenas puede no sentirse con mucho apetito durante este tiempo. Haga un miembro de la familia el contacto para los amigos y la familia. Deje al paciente decir a este contacto cómo él o ella está sintiéndose cada día y sÍ o no él o ella desea visitantes o llamadas telefónicas. Es importante respetar los deseos del paciente. Envíe una nota de apoyo o una tarjeta. Si el paciente tiene niños, saber que los amigos o la familia están tomando el cuidado de cosas como llevarlos adonde necesitan ir y ayudarlos a preparase para la escuela puede ser de mucho confort. Dependiendo del protocolo para el trasplante, el paciente puede estar en el hospital, en un apartamento cerca del centro del cáncer, o en su casa.

¿Qué es el engrafte?

Engrafte es un término que usan los doctores para describir el punto cuando las células de vástago comienzan a hacer su trabajo y las cuentas de la célula de sangre comienza a subir. El primer número que buscamos es la cuenta de los neutrofilos, que son el tipo de célula de sangre blanca que son más importantes para luchar contra la infección. Generalmente, una vez que la cuenta de los neutrofilos consiga subir sobre 500, el paciente puede dejar de usar los antibióticos, y en muchos casos, puede irse a su casa. El tiempo hasta que ocurra el engrafte varía de paciente a paciente, pero es generalmente entre 7-12 días. Las cuentas de las células de sangre roja y de las plaquetas pueden tomar varias semanas para conseguir volver de nuevo a una gama normal, pero el paciente puede irse generalmente a su casa una vez que no estén requiriendo transfusiones de sangre o de plaquetas regularmente.

¿Cómo se sentirá la persona una vez que él o ella este en su casa?

Esto puede variar grandemente de persona a persona, dependiendo en qué ha sucedido sobre las pasadas pocas semanas. Puede tomarle a las personas semanas, meses, o aún un año para sentirse “como si mismo” otra vez. Algunos pacientes divulgan no tener ningún apetito, o que los alimentos le saben a metal, por meses después del trasplante. Estos pueden ser momentos difíciles, como la familia y los amigos pueden asumir que la persona está “mejor” puesto que ya está en la casa y el trasplante ya ha pasado. Pueden esperar que la persona esté devuelta en su trabajo, devuelta en la escuela, o haciendo los quehaceres de su casa. El paciente debe reasumir actividades normales lentamente y agregar trabajos o deberes cada par de días.

Para más información sobre trasplantes de la célula de vástago lea: Hechos sobre el cáncer de NCI

Referencias

Abeloff, M., Armitage, J., Niederhuber, J., Kastan, M. & McKenna, G. (Eds.): Clinical Oncology (2004). Elsevier, Philadelphia, PA.

Imprima English
News
Lenalidomide Maintenance Beneficial in Multiple Myeloma

May 11, 2012 - For patients with multiple myeloma, maintenance treatment with lenalidomide is associated with improved progression-free survival for newly-diagnosed patients ineligible for transplantation and for those who have undergone stem-cell transplantation, according to three phase 3 studies published in the May 10 issue of the New England Journal of Medicine.



I Wish You Knew

How cancer patients have changed my life

View More



Blogs and Web Chats

OncoLink Blogs give our readers a chance to react to and comment on key cancer news topics and provides a forum for OncoLink Experts and readers to share opinions and learn from each other.




OncoLink OncoPilot

Frente a un nuevo diagnóstico de cáncer o de cambiar el curso de su tratamiento actual? Deje que nuestro personal de enfermería cáncer que ayudan a pasar!

Más información