Cáncer de pulmón: Nociones básicas

OncoLink Team
Ultima Vez Modificado:: 21 de julio de 2016

El cáncer de pulmón se origina cuando las células del pulmón crecen fuera de control. A medida que aumenta el número de células, estas forman un tumor. Existen varios tipos de cáncer de pulmón. Se describen a continuación.

  • Cáncer de de células pequeñas
    • 15% de todos los cánceres de pulmón.
    • El cáncer de pulmón de células pequeñas es más agresivo que el de células no pequeñas.
    • Crece con mayor rapidez y es más probable que se disemine a otras partes del cuerpo.
  • Cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPNM)  
    • 85% de todos los cánceres de pulmón.  
    • Por lo general de crecimiento más lento que el cáncer de pulmón de células pequeñas.
    • Se divide en distintos tipos de acuerdo al número de células que forman el tumor.
    • Incluye a los adenocarcinomas, los carcinomas de células escamosas, y a los carcinomas pobremente diferenciados o de células grandes.

Al cáncer de pulmón que se ha diseminado desde los pulmones a otra parte del cuerpo se le denomina cáncer metastásico. Los mesoteliomas y los tumores carcinoides son otros dos tipos de cáncer de pulmón. Estos tipos de cáncer no serán analizados aquí.

Factores de riesgo

El tabaquismo (actual o pasado) es la causa principal de cáncer de pulmón. Sin embargo, en los últimos años ha aumentado el cáncer de pulmón en no fumadores. El radón, la radiación, los asbestos y la contaminación se encuentran entre otras causas de cáncer de pulmón.

Detección

Los fumadores y exfumadores empedernidos pueden realizarse una prueba especial (TAC) para detectar el cáncer de pulmón. Esta prueba puede detectar más temprano el cáncer de pulmón y así ayudar a que los pacientes vivan más tiempo. Hable con su médico para decidir si esta prueba es adecuada para usted.

Signos y síntomas del cáncer de pulmón

Puede suceder que las primeras etapas del cáncer de pulmón no presenten ningún síntoma. A medida que el tumor aumenta de tamaño, puede ocasionar síntomas.

  • Tos (que no remite o que empeora). La tos es el síntoma más común. Muchos fumadores empedernidos tienen una tos crónica. No obstante, debe consultar con su médico si su tos llega a presentar algún cambio.
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de falta de aire con poca actividad
  • Respiración sibilante
  • Toser sangre o flemas con sangre
  • Ronquera o cambio de la voz
  • Pulmonía o bronquitis recurrente
  • Pérdida de peso
  • Pérdida del apetito
  • Mucho cansancio

Diagnóstico del cáncer de pulmón

Cuando sus médicos sospechen que usted puede tener cáncer de pulmón, le ordenarán varios exámenes.  Entre ellos se encuentran los siguientes

  • Radiografías de tórax
  • TAC (tomografía computarizada, una radiografía 3D)
  • Citología de esputos (se examinan sus flemas en busca de células cancerosas)
  • Suele realizarse una TEP y una RM del cerebro para examinar otras partes del cuerpo a las que pueda haberse diseminado el cáncer de pulmón.

Estos exámenes son importantes, pero la única forma segura de saber si usted tiene cáncer es con una biopsia. Una biopsia

  • Toma una muestra del pulmón en busca de células tumorales
  • Se usa para determinar el tipo de cáncer, que tan alterado está [grado], y si se ha diseminado
  • Puede examinar las muestras de los ganglios linfáticos en busca de tumores
  • La biopsia puede realizarse mediante broncoscopía (una pequeña cámara que entra a sus pulmones pasando por su garganta) o mediante cirugía.

Los resultados se resumen en un informe histopatológico que se envía a su médico, por lo general 5 a 10 días después de la broncoscopía. Este informe es una parte importante de la planificación de su tratamiento. Puede solicitar una copia del mismo para sus registros.

Estadificación del cáncer de pulmón

Para guiar el tratamiento, el cáncer de pulmón se "estadifica". Los estadios se basan en:

  • Tamaño y ubicación del tumor
  • Presencia de células tumorales en los ganglios linfáticos
  • Presencia de células tumorales en otras partes del cuerpo

Los estadios van del estadio I (la mayor parte de los tumores confinados, los más pequeños) al estadio IV (tumores que se han diseminado a otras partes del cuerpo). Su plan de tratamiento dependerá del estadio y tipo del cáncer de pulmón.

Tratamiento

Por lo general, suelen emplearse los siguientes tratamientos:

  • Cáncer de pulmón de células no pequeñas:
    • En algunos casos, se emplea la cirugía para extirpar todo lo que se pueda del tumor.
    • La mayor parte de los pacientes también recibirán quimioterapia, sea antes de la cirugía (denominada neoadyuvante) o después de esta (denominada adyuvante).
    • También puede emplearse la radioterapia, sea como elemento adicional a la cirugía, o cuando esta no sea posible.
    • La quimioterapia puede aplicarse antes, durante o después de la radioterapia.
  • Cáncer de pulmón de células pequeñas:
    • Para este tipo de tumores no suele emplearse la cirugía.
    • Con frecuencia se utilizan la quimioterapia y la radioterapia combinadas.
    • A la mayor parte de las personas con cánceres de células pequeñas se les aplica radioterapia sobre el cerebro para prevenir la diseminación del tumor a esa zona.

Palabras clave

Haga clic en cualquiera de estos términos para más artículos relacionados

Frequently Asked Questions


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Quiere al día Tratamiento de Cáncer Noticias? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Suscríbase ahora!