¿Qué es la quimioprevención?

Lara Bonner Millar, MD
The Abramson Cancer Center of the University of Pennsylvania
Ultima Vez Modificado: 23 de marzo del 2011

Share article


Hay una cantidad de información abrumadora en la prensa y en el Internet que sugiere que ciertos alimentos, suplementos, y/o medicamentos previenen el cáncer. El término “quimioprevención” se refiere a esfuerzos de prevenir o retrasar el desarrollo del cáncer tomando medicinas, vitaminas u otros agentes.*
La quimioprevención se divide en tres grupos:
  • Las estrategias para la prevención primaria intentan prevenir las malignidades (cánceres) en una población de otra manera sana. Estos individuos pueden tener una historia que los ponga en un riesgo más alto, tal como una historia de fumar o de mutaciones genéticas particulares, predisponiéndolos al desarrollo del cáncer.
  • La prevención secundaria implica a pacientes que tienen lesiones pre-malignas (precancerosas) sabidas utilizando medicamentos o vitaminas en un intento de prevenir la progresión de estas lesiones a cánceres.
  • La prevención terciaria se enfoca en la prevención de cánceres nuevos en pacientes curados de un cáncer inicial o en individuos que se han tratado para lesiones pre-malignas. Los estudios clínicos de quimioprevención se basan en la idea que la interrupción de los procesos biológicos implicados en la carcinogénesis (el proceso de las células normales transformarse en células de cáncer) inhibirá este proceso y, alternadamente, reducirá la incidencia del cáncer.
El agente quimiopreventivo ideal no alterará perceptiblemente la calidad de vida, es barato, seguro, bien tolerado, y eficaz. Sin embargo, algunas drogas quimiopreventivas pueden tener efectos secundarios severos en algunos pacientes, que es un problema cuando se toma en consideración la administración a largo plazo de un compuesto a gente sana que puede o no puede desarrollar el cáncer.  
Chemoprevention
Quimioprevención en el cáncer del seno
Los estudios de quimioprevención en el cáncer del seno han fijado el estándar para que otros tipos de enfermedades los sigan. Tamoxifeno es un agente selectivo anti-estrógeno oral (también llamado un SERM). Las drogas como tamoxifeno trabajan como agentes quimiopreventivos para el cáncer del seno interfiriendo con la hormona femenina, estrógeno. Además de influenciar el crecimiento del tejido del seno, el estrógeno está implicado en el desarrollo sexual, el funcionamiento apropiado del sistema reproductivo, y el mantenimiento de la fuerza del hueso. Muchas células en el cuerpo, especialmente dentro de los tejidos que son sensibles al estrógeno como los del seno, contienen proteínas especializadas que se atan el estrógeno. Estas proteínas se conocen como receptores de estrógeno (ERs, por sus siglas en ingles). El interferir con estos receptores puede disminuir el riesgo del cáncer del seno, pero puede también aumentar el riesgo de la osteoporosis y afectar la fertilidad y sexualidad.
Tamoxifeno fue la primera droga de quimioprevención de recibir la aprobación de la FDA y es el agente quimiopreventivo más bien conocido y estudiado. El Estudio de la Prevención del Cáncer del Seno, demostró que en mujeres pre- o pos-menopáusicas con riesgo elevado, tamoxifeno reduce el riesgo de desarrollar el cáncer del seno tanto como una mitad.*  Consideran a una mujer en riesgo elevado si ella tiene el resultado del modelo de Gail de 1.66% o mayor.* De importancia, tamoxifeno solamente afecta a los tumores que son positivos del receptor de estrógeno (ER+); no hay efecto sobre los tumores que son negativos del receptor de estrógeno (ER-). Además, las complicaciones de tamoxifeno incluyen riesgo creciente de formación de coágulos de sangre y de desarrollar cáncer endometrial. Raloxifeno es otro SERM cual ayuda a prevenir el cáncer del seno en mujeres pos-menopáusicas. Ésta es una droga que también se utiliza para prevenir y para tratar la osteoporosis. Como tamoxifeno, raloxifeno trabaja bloqueando los efectos del estrógeno en el seno y otros tejidos, y tiene algunos de los mismos riesgos incluyendo el riesgo creciente de coágulos de sangre. Desemejante de tamoxifeno, raloxifeno no ejerce efectos como-estrógeno sobre el útero, así que no hay riesgo creciente de desarrollar el cáncer endometrial. El Proyecto Adyuvante Quirúrgico Nacional del Seno y del Intestino estudió ambos tamoxifeno y raloxifeno en el Estudio de STAR. Sobre 19,000 mujeres fueron alistadas en este estudio. La mitad fue asignada a tomar tamoxifeno y la otra mitad fue asignada a tomar el raloxifeno diariamente por cinco años. Los resultados demostraron que tamoxifeno y raloxifeno ambos redujeron el riesgo del cáncer del seno invasor en mujeres de riesgo elevado por el cerca de 50%. La tarifa acumulativa de la incidencia era estadísticamente equivalente para ambas drogas: 25.1 por 1000 mujeres que tomaron el raloxifeno comparadas a 24.8 por 1000 mujeres que tomaron tamoxifeno.*  Por lo tanto, la decisión de utilizar tamoxifeno o raloxifeno como un agente quimiopreventivo debe ser muy individualizado e implicar una discusión detallada entre el paciente y su proveedor de cuidado médico sobre los riesgos y las ventajas de estas terapias.
Quimioprevención en el cáncer de la próstata
El cáncer de la próstata es el cáncer más común que ocurre en hombres.* La investigación para el cáncer de la próstata implica el examen rectal digital y el antígeno prostático específico APE).* Tres factores han contribuido a la capacidad de estudiar la quimioprevención en este cáncer: el período largo entre la evidencia inicial del cáncer de la próstata y el desarrollo de la enfermedad evidente o fatal, la bien-entendida dependencia de hormonas de estos tumores, y el alto índice de la enfermedad. Varios agentes se han considerado para el tratamiento preventivo del cáncer de la próstata, incluyendo 5 inhibidores de la reductasa (por ejemplo, finasterida), aspirina, y varias sustancias alimenticias, tales como licopeno, vitamina E, y el elemento selenio. Finasterida es un tratamiento para la próstata agrandada, también conocida como hiperplasia prostática benigna (BPH, por sus siglas en ingles), y es eficaz en la reducción del tamaño de la próstata y de los síntomas de la BPH. Finasterida es una droga que inhibe la conversión de la testosterona a otra forma de la hormona llamada dihidrotestosterona (DHT). Privando las células de la próstata de esta hormona, fue presumido que el cáncer de la próstata podría ser prevenido. El Estudio de la Prevención del Cáncer de la Próstata (PCPT, por sus siglas en ingles) demostró una reducción de 24.8% en el riesgo del cáncer de la próstata para los hombres con riesgo bajo del cáncer de la próstata que fueron seleccionadas al azar para recibir finasterida a diario por 7 años.* La desventaja fue que en los hombres que tomaban Finasterida que desarrollaron el cáncer de la próstata, el cáncer era mucho más agresivo [37% de estos tumores tenían cuenta de  Gleason de 7-10 (un tipo más agresivo), contra el 22% en el brazo de placebo]. Algunos investigadores creen que el aumento en cánceres de grado alto era inválido, y que era poco probable que un agente aumentara la incidencia de tumores de grado alto y disminuyera simultáneamente la incidencia de tumores de calidad inferior.* Por ahora, finasterida todavía se utiliza en el tratamiento de BPH, y no ha sido FDA aprobada para la prevención del cáncer de la próstata. 
Otras drogas también se han propuesto como agentes quimiopreventivos para el cáncer de la próstata. Las drogas de estatina, que se utilizan para bajar el colesterol, pueden también prevenir el cáncer de la próstata, según los investigadores de la Clínica de Mayo.* En el escenario del laboratorio, los investigadores han observado que los medicamentos de estatina evitan que las células de cáncer se dividan y, de hecho, pueden hacer que algunas células de cáncer mueran. Usando a un grupo de casi 2500 hombres que fueron seguidos por 15 años, los investigadores determinaron que los 6% de usuarios de estatina fueron diagnosticados con el cáncer de la próstata, mientras que el 18% de usuarios de no-estatina recibieron esa diagnosis. Se piensa que las estatinas pueden bajar el riesgo del cáncer de la próstata, o, alternativamente, no disminuyen el riesgo del cáncer, sino que pueden bajar el APE, dando por resultado índices más bajos de biopsias y de la diagnosis del cáncer de la próstata. Las estatinas no han sido aprobadas actualmente para la prevención del cáncer de la próstata.
Los compuestos naturales también han sido el tema de estudios de quimoprevención. El licopeno es un antioxidante encontrado en tomates y sandía o patilla. Un estudio anticipado de cohorte demostró que el consumo creciente de licopeno fue asociado a un riesgo disminuido del cáncer de la próstata.* El Estudio de la Prevención del Cáncer de Selenio y de la Vitamina E (SELECT, por sus siglas en ingles) alistó sobre 35,000 hombres en los Estados Unidos, el Canadá, y Puerto Rico. Este estudio encontró que ni selenio ni la vitamina E, solas o en combinación en las dosis y las formulaciones usadas, previnieron el cáncer de la próstata en esta población de hombres relativamente sanos.*
Quimioprevención en el cáncer del colon
Los estudios han demostrado que los individuos que divulgan un consumo regular de la aspirina y de otras drogas antiinflamatorias no-esteroidales (NSAIDs) tienen un riesgo reducido de desarrollar pólipos y cáncer colorectal. Se piensa que las NSAIDs ejercen sus efectos quimiopreventivos en el colon restaurando una frecuencia normal de la muerte de la célula.* Porque la mayoría de los cánceres colorectal se presentan de los adenomas (un tipo de pólipo del colon), se cree que la prevención de la formación del adenoma puede prevenir el cáncer también. En un estudio de 635 pacientes con una historia anterior del cáncer colorectal que fueron seleccionados al azar para recibir 325 mg de la aspirina a diario o el placebo, había un riesgo perceptiblemente reducido del desarrollo de un adenoma en el grupo tratado con aspirina.* Sin embargo, los adenomas todavía se desarrollaron en algunos pacientes en el grupo tratado con aspirina, y por lo tanto, la aspirina no debe ser una substitución para la detección con colonoscopia. Otro NSAID, celecoxib, ha sido demostrado reducir el número de pólipos malignos por el 28% en pacientes con el poliposis adenomatoso familiar, un desorden genético raro.* Porque las NSAIDS se asocian a un riesgo creciente de la sangría gastrointestinal, la debilitación renal, y otras toxicidades, el Grupo de Trabajo de los Servicios Preventivos de los Estados Unidos no recomienda el uso de las NSAID para la prevención del cáncer colorectal.
Conclusión
La quimioprevención también se está estudiando en otros cánceres tales como el de la cabeza y el cuello, el pulmón, y el cáncer de la piel. Solamente los estudios clínicos grandes conducidos por muchos años pueden demostrar si un compuesto reducirá el riesgo de cáncer. Una vez que un agente quimiopreventivo dado se demuestre ser eficaz, los pacientes y sus proveedores de cuidado médico necesitarán tener una discusión individualizada de los riesgos y de las ventajas de estos agentes.
Referencias
* Instituto Nacional del Cáncer
* Fisher B, Jeong JH, Dignam J, et al. Findings from recent National Surgical Adjuvant Breast
and Bowel Project adjuvant studies in stage I breast cancer. J Natl Cancer Inst Monogr 2001;30:62–66.
* Jemal A, Siegel R, Ward E; et al. Cancer statistics, 2008. CA Cancer J Clin. 2008;58(2):71-96.
* Barry MJ. Clinical practice. Prostate-specific-antigen testing for early diagnosis of prostate cancer. N Engl J Med 2001; 344: 1373–1377.
* Thompson IM, Goodman PJ, Tangen CM, et al. The influence of finasteride on the development of prostate cancer. N Engl J Med 2003; 349: 215–224.
* Redman MW, Tangen CM, Goodman PJ , et al, Finasteride Does Not Increase the Risk of High-Grade Prostate Cancer: A Bias-Adjusted Modeling Approach Cancer Prev Res August 2008 1:174-181.
* Breau RH, Karnes RJ, Jacobson DJ et al. The Association Between Statin Use and the Diagnosis of Prostate Cancer in a Population Based Cohort J Urol 2010; 184(2):494-500.
* Giovannucci E, Ascherio A, Rimm E, Stampfer M, Colditz G, Willet W. Intake of carotenoids and retinol in relation to risk of prostate cancer. J Natl Cancer Inst 1995;87:1767-1776.
* Lippman SA, Klein EA, Goodman PJ , et al. Effect of Selenium and Vitamin E on Risk of Prostate Cancer and Other Cancers. JAMA. 2009;301(1):39-51.
* Chan TA. Nonsteroidal anti-inflammatory drugs, apoptosis, and colon-cancer chemoprevention. Lancet Oncol 2002; 3: 166-74.
* Baron JA, Cole BF, Sandler RS, et al. A randomized trial of aspirin to prevent colorectal adenomas. N Engl J Med 2003; 348: 891-9.
* Steinbach G, Lynch PM, Phillips RK, et al. The effect of celecoxib, a cyclooxygenase-2 inhibitor, in familial adenomatous polipoosis. N Engl J Med 2000; 342: 1946-52.
National Cancer Institute “Breast Cancer Risk Assessment Tool
Fisher B, Jeong JH, Dignam J, et al. Findings from recent National Surgical Adjuvant Breast and Bowel Project adjuvant studies in stage I breast cancer. J Natl Cancer Inst Monogr 2001;30:62–66.
Vogel VG, Costantino JP, Wickerham DL, et al. The Study of Tamoxifen and Raloxifen (STAR): Report of the National Surgical Adjuvant Breast and Bowel Project P-2 Trial. JAMA 2006;295:2727–41.
Jemal A, Siegel R, Ward E; et al. Cancer statistics, 2008. CA Cancer J Clin. 2008;58(2):71-96.
Barry MJ. Clinical practice. Prostate-specific-antigen testing for early diagnosis of prostate cancer. N Engl J Med 2001; 344: 1373–1377.
Thompson IM, Goodman PJ, Tangen CM, et al. The influence of finasteride on the development of prostate cancer. N Engl J Med 2003; 349: 215–224.
Redman MW, Tangen CM, Goodman PJ , et al, Finasterida Does Not Increase the Risk of High-Grade Prostate Cancer: A Bias-Adjusted Modeling Approach Cancer Prev Res August 2008 1:174-181.
Breau RH, Karnes RJ, Jacobson DJ et al. The Association Between Statin Use and the Diagnosis of Prostate Cancer in a Population Based Cohort J Urol 2010; 184(2):494-500.
Giovannucci E, Ascherio A, Rimm E, Stampfer M, Colditz G, Willet W. Intake of carotenoids and retinol in relation to risk of prostate cancer. J Natl Cancer Inst 1995;87:1767-1776.
Lippman SA, Klein EA, Goodman PJ , et al. Effect of Selenium and Vitamin E on Risk of Prostate Cancer and Other Cancers. JAMA. 2009;301(1):39-51.
Chan TA. Nonsteroidal anti-inflammatory drugs, apoptosis, and colon-cancer chemoprevention. Lancet Oncol 2002; 3: 166-74.
Baron JA, Cole BF, Sandler RS, et al. A randomized trial of aspirin to prevent colorectal adenomas. N Engl J Med 2003; 348: 891-9.
Steinbach G, Lynch PM, Phillips RK, et al. The effect of celecoxib, a cyclooxygenase-2 inhibitor, in familial adenomatous polipoosis. N Engl J Med 2000; 342: 1946-52.



OncoLink Treatment Binder

Seleccione los efectos secundarios y formas de ligante de tratamiento de su paciente

Más información



Blogs and Web Chats

OncoLink Blogs give our readers a chance to react to and comment on key cancer news topics and provides a forum for OncoLink Experts and readers to share opinions and learn from each other.




OncoLink OncoPilot

Frente a un nuevo diagnóstico de cáncer o de cambiar el curso de su tratamiento actual? Deje que nuestro personal de enfermería cáncer que ayudan a pasar!

Más información