Participando en Estudios Clínicos de Investigación

James Metz, MD
Abramson Cancer Center of the University of Pennsylvania
Ultima Vez Modificado:: 1 de noviembre de 2001

Hay estudios clínicos de investigación que están en curso para casi cada tipo de cáncer. Los estudios clínicos son experimentos para determinar el valor de tratamientos específicos. Hay estudios de investigación internacionales, nacionales, e institucionales. Cada estudio clínico de investigación debe ser aprobado por un Comité de Revisión Institucional (IRB, por sus siglas en ingles) que se compone de médicos, investigadores, e incluso de gente no implicada en la medicina. El IRB decide si el estudio es razonable, diseñado apropiadamente, y seguro para la población de pacientes. Cualquier persona que considere el ensamblar un estudio clínico de investigación se debe informar completamente sobre los detalles, las ventajas, y los riesgos del estudio. Todos los pacientes deben firmar consentimiento informado. Los estudios pueden implicar la quimioterapia, la radioterapia, la cirugía, nuevas modalidades experimentales, o cualquier combinación de estos tratamientos.

Hay diversos tipos de estudios clínicos que se dividen en las fases siguientes:

Los estudios clínicos de Fase I procuran determinar la dosis apropiada de una droga. Los estudios de la fase I incluyen típicamente a pacientes que tienen la enfermedad avanzada, que es resistente a los tratamientos estándares. La dosis se aumenta típicamente mientras van agregando a pacientes adicionales en el estudio para determinar la dosis tolerada máxima.

Los estudios clínicos de Fase II procuran medir la respuesta biológica de un tumor particular a un tratamiento específico. Típicamente incluyen en los estudios de fase II de un solo agente a pacientes con un tumor para el cual no hay una terapia eficaz. Los regímenes de combinación se pueden también evaluar en estudios de la fase II. La meta de un estudio de la fase II de régimen de combinación es asegurarse de que el tratamiento es factible, seguro, y de bastante promesa antes de proseguir a la fase próxima.

Los estudios clínicos de Fase III se diseñan para comparar un tratamiento experimental a un estándar del cuidado aceptado y para evaluar puntos finales tales como sobreviviencia y control de los síntomas. Estos estudios se realizan típicamente en sitios multi-institucionales que incluyen a médicos de la comunidad.

Los estudios clínicos de investigación son extremadamente importantes en ampliar las opciones del tratamiento en todos los cánceres. Los tratamientos que tenemos disponibles hoy son debido a la participación de otros pacientes del cáncer en los estudios clínicos de investigación. Estamos intentando constantemente de identificar tratamientos mejores para curar el cáncer. Hay también estudios para identificar tratamientos menos tóxicos o los agentes que pueden proteger los tejidos finos normales y reducir al mínimo los efectos secundarios del tratamiento. Los estudios clínicos de investigación son de mucha recompensación para el paciente y el médico. El paciente puede beneficiar de nuevas opciones del tratamiento y ayudar a los pacientes futuros del cáncer en su lucha contra esta enfermedad. OncoLink recomienda totalmente a los pacientes hablar con su oncólogo sobre cualquier estudio clínico de investigación para los cuales él pueda ser elegible.


A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
X
Y
Z
#
 
A
B
C
E
F
G
H
K
L
M
N
O
P
R
S
T
U
V
 
 
Quiere al día Tratamiento de Cáncer Noticias? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Suscríbase ahora!