Noticias del Cancer
OncoLink Cancer News - HealthDay


Las directrices dicen que algunas mujeres pueden esperar tres años, pero los médicos podrían no pensar lo mismo

Thursday, August 18, 2011 (Last Updated: 08/19/2011)

JUEVES, 18 de agosto (HealthDay News) -- Muchos médicos siguen recomendando una evaluación anual para el cáncer de cuello uterino, aunque las directrices actuales señalan que algunas mujeres pueden esperar mucho más entre pruebas.

Esos son los hallazgos de un nuevo estudio de Katherine Roland, científica conductual de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Estos hallazgos están en conflicto con las directrices", señaló Roland.

Entre los efectos de pruebas demasiado frecuentes se encuentran los costos excesivos, el dolor y el inconveniente de tener que visitar al médico con mayor frecuencia de la necesaria, señaló.

Para el estudio, que aparece en la edición en línea del 18 de agosto de la revista American Journal of Obstetrics & Gynecology, Roland evaluó datos de dos encuestas nacionales de 2006, y halló que la mayoría de proveedores de atención de salud siguen aconsejando evaluaciones anuales, incluso cuando los resultados de las pruebas y los antecedentes de la mujer sugerían que no era necesario.

Su equipo también revisó las respuestas de 376 proveedores de atención de salud con consultorios privados y 216 proveedores en hospitales y centros ambulatorios.

Según las directrices de evaluación del cáncer de cuello uterino publicadas por la Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society) en 2002 y por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) en 2003, a partir de los treinta las mujeres deben hacerse tanto un frotis de Papanicolaou como una prueba del virus del papiloma humano (VPH). El VPH es la infección de transmisión sexual más común, y ciertos tipos de VPH pueden causar cáncer del cuello uterino.

Si los resultados de ambas pruebas son normales, una mujer puede esperar tres años para su próximo Papanicolaou, que busca señales de cáncer en las células del cuello uterino de la mujer.

Roland presentó tres situaciones a los médicos y otros proveedores de atención de salud, cada una sobre una mujer entre los 30 y los 60 años con una prueba de Papanicolaou actualizada y normal. En una situación, no tenía un resultado actualizado de la prueba del VPH y antecedentes de dos Papanicolaou normales. En una segunda situación, tenía una prueba actualizada negativa del VPH y dos Papanicolaou normales consecutivos. En la tercera, tenía una prueba actualizada del VPH negativa, y no tenía antecedentes de Papanicolaou excepto el actual.

Aunque las tres situaciones ameritarían recomendar un intervalo de tres años, la mayoría de médicos y otros que realizan las pruebas seguían recomendando una evaluación anual, informaron los investigadores.

"Hallamos que apenas la mitad de los proveedores usan la prueba conjunta del VPH", dijo Roland. No pudo explicar el motivo, ni por qué siguen indicando pruebas anuales incluso si realizan ambas pruebas según se aconseja.

Sin embargo, una de las limitaciones del estudio fue que el personal del consultorio con frecuencia respondía a las preguntas, lo que podría haber afectado la precisión, señalaron los autores.

Roland apuntó que un frotis de Papanicolaou convencional cuesta unos catorce dólares, y una prueba de citología basada en líquido unos 28. Anotó que el costo de la prueba del VPH variaba.

Los hallazgos intrigan a la Dra. Elizabeth Poynor, oncóloga ginecológica y cirujana pélvica del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. "Lo que me sorprendió fue la naturaleza lenta de la aceptación de las directrices por parte de los médicos", señaló Poynor.

Pero apuntó que la prueba conjunta del VPH era nueva cuando se recolectaron los datos en 2006. Tal vez actualmente más médicos estén usando la prueba y alargando el intervalo entre evaluaciones. Tal vez los médicos necesitan acostumbrarse a las directrices y sentirse cómodos con una evaluación menos frecuente, apuntó.

Poynor añadió que las directrices tienen sentido. "Cuando se combina un VPH y un Papanicolaou negativos, la tasa de falsos negativos llega a ser muy baja", aseguró.

Las mujeres pueden llevar esta información a sus médicos y "usarla como tema de diálogo o discusión", sugirió Poynor.

Sin embargo, es esencial darse cuenta de que las directrices aplican solo a mujeres de 30 a 60 años que están sanas, enfatizó Poynor. No aplican a las mujeres con ciertos factores de riesgo médicos, como exposición al fármaco recetado DES (dietilestilbestrol), que se ha relacionado con el cáncer.

Y es importante informar a las mujeres que siguen necesitando un examen pélvico anual, dijo Poynor.

Más información

Para más información sobre el Papanicolaou, visite WomensHealth.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

© Derechos de autor 2011, HealthDay

English

I Wish You Knew

Screening with Mammography: Looking at the Controversy

View More







OncoLink OncoPilot

Frente a un nuevo diagnóstico de cáncer o de cambiar el curso de su tratamiento actual? Deje que nuestro personal de enfermería cáncer que ayudan a pasar!

Más información