Noticias del Cancer
OncoLink Cancer News - HealthDay


Comer más pescado, frutos secos y aves podría ayudar, pero los hallazgos no prueban causalidad

Thursday, June 12, 2014 (Last Updated: 06/17/2014)

MARTES, 10 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Las mujeres que comían la mayor cantidad de carne roja aumentaron su riesgo de cáncer de mama casi en un 25 por ciento, sugiere un estudio de 20 años de duración con casi 89,000 mujeres.

Pero por el otro lado, reemplazar una porción diaria de carne roja con una combinación de pescado, legumbres, frutos secos y aves pareció reducir el riesgo de cáncer de mama en un 14 por ciento, señalaron los investigadores.

"Consumir menos carne procesada, limitar la ingesta de carne roja y sustituirla con una combinación de aves, pescado, legumbres y frutos secos como fuentes de proteína a una edad temprana parece beneficioso para la prevención del cáncer de mama", aseguró la investigadora líder, Maryam Farvid, del Departamento de Nutrición de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

En comparación con las mujeres que comían una porción de carne roja a la semana, las que consumían 1.5 porciones al día parecían tener un riesgo de cáncer de mama un 22 por ciento más alto. Y cada porción diaria adicional de carne roja parecía aumentar el riesgo de cáncer de mama en un 13 por ciento adicional, advirtió Farvid.

Pero comer más aves pareció reducir el riesgo, anotaron los investigadores. Sustituir una porción al día de carne roja con una porción al día de aves redujo el riesgo de cáncer de mama en un 17 por ciento en general, y en un 24 por ciento en las mujeres postmenopáusicas, hallaron los investigadores.

"Reducir el consumo de carne roja y reemplazarla por otras fuentes saludables de proteína en la dieta, como el pollo, el pavo, el pescado, los frijoles, las lentejas, los guisantes y los frutos secos, podría tener importantes implicaciones de salud pública", aseguró.

"Reducir la ingesta de carne roja en la dieta no solo reduce el riesgo de cáncer de mama, sino que también reduce el riesgo de otras enfermedades crónicas, como la enfermedad cardiaca coronaria, el accidente cerebrovascular y también otros tipos de cáncer", enfatizó Farvid.

Debido a que esto es lo que se conoce como un estudio observacional, no prueba que la carne roja aumente el riesgo de cáncer de mama. Y los motivos biológicos que subyacen a la conexión aparente entre la carne roja y el cáncer de mama no están claros, observó.

Una representante de la industria cárnica criticó los hallazgos.

"Como ya han apuntado varios investigadores que analizaron este estudio, la totalidad de la evidencia disponible indica que el consumo de carne roja tiene poco o ningún efecto sobre el riesgo de cáncer de mama", apuntó Betsy Booren, vicepresidenta de asuntos científicos de la American Meat Institute Foundation.

"Este estudio, con unas asociaciones extremadamente débiles basadas en la ingesta alimentaria reportada por las propias participantes, no añade gran cosa a nuestro conocimiento actual sobre esta compleja afección", añadió.

Pero Farvid dijo que se ha considerado que la carne roja aumenta el riesgo de cáncer de mama de distintas formas. Los productos secundarios cancerígenos "creados durante la cocción de la carne roja a altas temperaturas" podrían tener la culpa, planteó. Otra posibilidad: las hormonas usadas para aumentar el crecimiento del ganado para carne. También, anotó, "los conservantes alimentarios como el nitrato y el nitrito en la carne procesada también se pueden asociar con un riesgo elevado de cáncer de mama".

El informe aparece en la edición en línea del 10 de junio de la revista BMJ.

Para el estudio, Farvid y sus colaboradoras recolectaron datos sobre casi 89,000 mujeres de 26 a 45 años de edad, que participaron en el Estudio de salud de las enfermeras II. Las mujeres completaron un cuestionario sobre la dieta en 1991, 1995, 1999, 2003 y 2007, según el estudio.

Se preguntó a las participantes sobre el consumo diario de carne roja no procesada, como res, cerdo, cordero y hamburguesa, y de carne roja procesada, como perritos calientes, bacón y salchichas.

También se les preguntó cuántas aves (incluyendo pollo y pavo), pescado (incluyendo atún, salmón, caballa y sardinas) y legumbres (incluyendo frijoles, lentejas, guisantes y frutos secos) comían cada día. Las respuestas iban de "nunca o menos de una vez al mes" a "seis o más al día".

Durante los 20 años de seguimiento, 2,830 de las mujeres contrajeron cáncer de mama, según el estudio.

Para intentar determinar el rol de la carne roja en el riesgo de cáncer de mama, el grupo de Farvid también tomó en cuenta las diferencias en la estatura, el peso, la raza, los antecedentes familiares de cáncer de mama, los antecedentes de enfermedad benigna de los senos, el tabaquismo, el estatus menopáusico, y el uso de hormonas y anticonceptivos orales. También tomaron en cuenta las dietas de las participantes en la adolescencia.

"Este artículo traduce de forma muy útil los hallazgos sobre las asociaciones entre la ingesta de carne y el riesgo de cáncer de mama en unas estrategias específicas y accionables de reducción de riesgo", señaló el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación sobre la Prevención de la Universidad de Yale.

"En general, reemplazar una porción diaria de carne con legumbres, pescado o aves tiene el potencial de reducir el riesgo de cáncer de mama por un 15 a un 20 por ciento relativo. Claramente es suficiente como para que importe", enfatizó Katz.

Pero no todo el mundo estuvo de acuerdo en que los hallazgos del estudio fueran concluyentes.

La Dra. Stephanie Bernik, jefa de cirugía oncológica del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, afirmó que el estudio no era "definitivo".

"Las mujeres que comían menos carne roja quizá tuvieran un estilo de vida más saludable, y eso reduce su riesgo de cáncer. El aumento en el riesgo vinculado con la carne roja quizá solo represente a otras conductas malsanas", comentó. "Un estilo de vida saludable puede reducir el riesgo de cáncer en general".

Sin embargo, anotó Bernik, comer mucha carne roja se ha vinculado con un aumento en el riesgo de otros cánceres, como el cáncer de colon y de próstata.

Más información

Para más información sobre el cáncer de mama, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

© Derechos de autor 2014, HealthDay

English

I Wish You Knew

Getting through cancer treatment: tips from an oncology nurse

View More



Blogs and Web Chats

OncoLink Blogs give our readers a chance to react to and comment on key cancer news topics and provides a forum for OncoLink Experts and readers to share opinions and learn from each other.




OncoLink OncoPilot

Frente a un nuevo diagnóstico de cáncer o de cambiar el curso de su tratamiento actual? Deje que nuestro personal de enfermería cáncer que ayudan a pasar!

Más información