Noticias del Cancer
OncoLink Cancer News - HealthDay


50 centavos más por paquete equivaldrían a tres millones de no fumadores más y a 200,000 vidas salvadas para 2085

Thursday, November 29, 2012 (Last Updated: 11/30/2012)

MIÉRCOLES, 28 de noviembre (HealthDay News) -- Un aumento de cincuenta centavos en los impuestos sobre los cigarrillos en EE. UU. tendría un gran impacto sobre la salud pública, aunque los beneficios para la cartera nacional son menos claros, muestran unos nuevos cálculos del la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO) de EE. UU.

En un informe que aparece en la edición del 29 de noviembre de la revista New England Journal of Medicine, la CBO estimó que un aumento marcado como ese en los impuestos federales sobre los cigarrillos resultaría en más de tres millones de no fumadores adicionales para 2085, al animar a más gente a abandonar el hábito o al evitar que potenciales fumadores adopten el tabaquismo.

Y esos tres millones incluyen a aproximadamente a 200,000 personas que de otra forma habrán muerto antes de ese año, según la CBO, que realiza análisis independientes de temas fiscales para el Congreso.

Varios estudios ya han mostrado correlaciones entre los precios del tabaco y la propensión a fumar de las personas. Mientras más cuesta, menos probable es que las personas inicien el nocivo hábito.

La CBO usó esa investigación para calcular de qué forma un aumento en el impuesto federal de 50 centavos por cigarrillos (frente a 1.01 dólares actualmente) podría afectar la salud y la longevidad de la gente.

"No hay duda de que sería efectivo, y este informe lo confirma", aseguró el Dr. Michael Siegel, profesor de ciencias de la salud comunitaria de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston, quien estudia las políticas de control del tabaco.

Los impuestos sobre los cigarrillos "son, de hecho, tan efectivos que la gente viviría más", aseguró Siegel.

Los efectos sobre el presupuesto federal están menos claros. A corto plazo, según la CBO, el descenso en el número de fumadores significaría unos costos de atención de salud más bajos. El gobierno federal gastaría 730 millones de dólares menos entre 2013 y 2021.

Pero más adelante (hasta 2085, el último año estudiado), el gasto federal sería mayor que de otra forma. Toda esa gente adicional que llegue a la vejez implicaría mayores gastos en Seguro Social y Medicare.

Pero al final, habría un pequeño beneficio económico, calculó la CBO. Cuando la oficina tomó en cuenta los ingresos por el impuesto sobre los cigarrillos, hubo una pequeña reducción proyectada en el déficit federal, equivalente a un 0.023 por ciento del producto interno bruto (PIB) en 2035.

Para poner ese descenso en perspectiva, la CBO estima que el déficit superará el 7 por ciento del PIB en 2035.

El informe de la CBO añadió que por supuesto "las consecuencias para el presupuesto federal son solo un factor que los legisladores deben tomar en cuenta al desarrollar políticas para fomentar la salud".

Siegel se mostró más franco. Afirmó que sería "perverso" preocuparse sobre cómo alargar más vidas afectaría el balance federal. "La idea de que debemos basar la política de salud en esto es completamente inapropiada", enfatizó.

Siegel no cuestionó el trabajo de la CBO, pero se mostró en desacuerdo con la idea de que los legisladores usen las cifras para tomar una decisión respecto a los impuestos sobre los cigarrillos. Cualquier cosa que ayude a los estadounidenses a vivir hasta una edad respetable conlleva un mayor gasto en Seguridad Social y otros programas para los adultos mayores, anotó.

"Si nos inclinamos a ese rumbo, contradiría cualquier intervención de salud que alargue la vida de las personas más allá de los 65 años", señaló Siegel.

Actualmente, el gobierno de EE. UU. gasta alrededor de un billón de dólares al año en atención de salud, según la CBO. Si hay un aumento de 50 centavos en el impuesto sobre los cigarrillos a partir del año próximo, el gasto federal se reduciría en la primera década, sobre todo a través de unos costos más bajos de Medicaid (el programa de seguro de salud para los pobres) y Medicare, reportó la CBO.

El gobierno también percibiría más de 40 mil millones de dólares en ingresos hasta 2021, a partir del impuesto sobre los cigarrillos y de unas personas más sanas que permanecen en la fuerza laboral más tiempo, anotaron.

Para Siegel, el problema real es qué hacer con el dinero generado por un aumento en los impuestos sobre los cigarrillos.

"Hace mucho que planteo que esos ingresos se deben usar para campañas antitabaco y para tratar las enfermedades relacionadas con fumar", comentó Siegel.

Pero el aumento más reciente en los impuestos federales sobre el tabaco se usó para expandir el Programa Estatal de Seguro de los Niños (SCHIP). Siegel afirmó que esto es "inapropiado", y dijo que la solvencia del programa no debe depender de la continuación de la adicción a fumar de los estadounidenses.

Todos los estados del país también tienen sus propios impuestos sobre los cigarrillos, y ese dinero se dirige a proyectos variados, desde construir carreteras hasta la financiación de la educación.

Más información

Para más información sobre los esfuerzos por controlar el tabaco, viviste los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

© Derechos de autor 2012, HealthDay

English

I Wish You Knew

Importance of funding cancer research

View More



Blogs and Web Chats

OncoLink Blogs give our readers a chance to react to and comment on key cancer news topics and provides a forum for OncoLink Experts and readers to share opinions and learn from each other.




OncoLink OncoPilot

Frente a un nuevo diagnóstico de cáncer o de cambiar el curso de su tratamiento actual? Deje que nuestro personal de enfermería cáncer que ayudan a pasar!

Más información